Articulistas

Peñalandia: lo que no informó EPN en su 5to Informe

Peñalandia es una tierra de fantasía en donde a todo mundo le gustaría vivir, pues todo ahí son “logros históricos”. Evidentemente, si las mentiras de Peña Nieto fueran verdad, podría caminar tranquilamente por las calles de cualquier ciudad del país sin tantos guaruras, como sucede con los presidentes de muchos otros países.

En su quinto informe de gobierno, Peña Nieto calló muchas cosas que son significativas para los ciudadanos de nuestro país. Veamos algunas de ellas.

Aumento impresionante de la deuda pública

Peña Nieto ha endeudado al país de una manera irresponsable. Peña recibió de Felipe Calderón una deuda pública total de 4 billones 838 mil millones de pesos. Para junio de este año (último dato disponible en el Banco de México) esa deuda ya se había incrementado hasta 8 billones 66 mil millones de pesos, es decir, un aumento de 3 billones 228 mil millones de pesos en tan sólo cuatro años y medio, mil 965 millones de pesos cada día desde el inicio de su sexenio.

Para que el lector se haga una idea de esta cantidad, podemos señalar que casi equivale al presupuesto anual de nuestra Universidad. ¿Para qué se ha usado esta enorme mole de dinero si no han aumentado los presupuestos de salud y educación ni la inversión en ciencia y tecnología? ¿Quién pagará semejante cantidad de dinero y a qué costo?

En 2017, sólo el pago de intereses por esta enorme deuda será de 558 mil 700 millones de pesos, un aumento de 81 mil millones de pesos con respecto al año pasado. El pago de intereses es poco más del doble del presupuesto total para la educación pública este año (que fue de 266 mil millones de pesos), es más de 10 veces el presupuesto total para las Instituciones de Educación Superior (IES) este año, equivale al presupuesto de 21 años del estado de Querétaro y al presupuesto de 170 años del municipio de Querétaro y esto, ¡cada año!

Sin la deuda y sin su correspondiente pago de intereses, se podría aumentar la inversión en educación al doble: más lugares en las escuelas, más profesores, mejor nivel salarial, mejores prestaciones, grupos más pequeños, mejor infraestructura, etc. Esto en todos los niveles escolares, desde el preescolar hasta el superior. ¿Se imagina el lector cómo sería nuestro estado con un presupuesto 21 veces superior al actual?

Devaluación

En diciembre de 2012 el dólar se cotizaba en 12.90 pesos. En este año, en promedio, se cotiza en 19.78 pesos, por lo que nuestra moneda se ha devaluado 6.88 pesos en el sexenio de Peña Nieto, es decir una devaluación del 53 por ciento.

Las consecuencias, para un país que importa casi toda la tecnología que consume, son desastrosas, lo que explica también el aumento desorbitado de la deuda externa.

Aumento en el precio de los combustibles

El precio de la gasolina magna, la de mayor consumo en el país, ha tenido un aumento en su precio del 53 por ciento en el sexenio de EPN, al pasar de 10.81 pesos el litro a 16.51 la semana pasada. Mientras que el diésel (combustible utilizado por el 80 por ciento del transporte de carga y pasajeros, agricultores y pescadores) ha tenido un aumento de su precio del 59 por ciento, al pasar de 10.90 pesos el litro a 17.28 la semana pasada.

Y esto con la carga inflacionaria que dichos aumentos acarrean, pues aumenta el costo del transporte de personas y de mercancías.

Importación de petrolíferos

La ineptitud o corrupción de Peña Nieto es evidente, pues en su sexenio ha sido incapaz de construir siquiera una refinería. Como consecuencia, el año pasado se tuvieron que importar petrolíferos por un monto de 17 mil 146 millones de dólares, 320 mil millones de pesos (al tipo de cambio de 2016).

Evitar esta sangría nos permitiría aumentar a más del doble el presupuesto total de la educación pública. Nos permitiría crear fuentes de empleo en nuestro país y no en las refinerías norteamericanas, nos permitiría desarrollar tecnología y dar trabajo a nuestros ingenieros, permitiría la disminución en el costo de los combustibles, nos haría más independientes y fortalecería nuestra economía en general.

Ejecutados

Por si fueran pocos los pésimos resultados económicos señalados antes, también en el sexenio macabro de Peña Nieto han sido ejecutadas más de 100 mil personas, más de 20 mil por año. Saldo de una verdadera guerra. Y aun así, el gobierno de Peña Nieto y sus corifeos se escandalizaron cuando el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, con sede en Londres, señaló que México es la zona de conflicto más mortal después de Siria, al contabilizar 23 mil muertos en 2016, superando a zonas de guerra como Irak y Afganistán.

El gobierno de Peña Nieto ha sido incapaz o no ha querido dar luz sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Su procurador “carnal” se la ha pasado vegetando en su puesto, soñando con convertirse en fiscal de la República por nueve años en vez de hacer su trabajo. Una verdadera vergüenza a nivel internacional.

De todo esto se quedó callado Peña Nieto y de muchas cosas más que muestran su fracaso como gobernante y su poco compromiso con la patria.

 

 

anbapu05@yahoo.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba