Articulistas

Plantas mágicas y afrodisiacas: el toloache

El miedo hacia los recursos naturales no debe existir, sino la duda hacia las empresas que controlan el conocimiento y la información, pues con ello controlan el poder.Cada individuo puede encontrar su dosis de cualquier planta medicinal.

El toloache o estramonio (datura stramonium) es una especie herbácea presente en la flora americana, de la cual se mencionan diversas propiedades mágicas y afrodisíacas. Reportada en el Códice de la Cruz-Badiano (1552) como tolohuaxihuitl, era, en la época prehispánica una planta reconocida para el “lateral dolorem herba” es decir que molida en agua y aplicada sobre el paciente quitaba el dolor de costado.

Las culturas populares en México mencionan que el toloache sirve para enamorar y la persona que lo ingirió se dice esta “entoloachada”, porque presenta desorientación, angustia, falta de concentración, pensamientos incoherentes y no distingue la realidad de la fantasía. Posee propiedades antiespasmódicas, por lo que en algunos lugares rurales las mujeres la usan durante el parto para aliviar los dolores, sin pérdida de conocimiento.

Como toda planta, cuyas sustancias activas, alteran la percepción de la realidad, su efecto depende de la personalidad de quien la consume, de tal suerte que sí el individuo tiene pensamientos negativos creará imágenes persecutorias y terroríficas, lo que puede provocar espanto y acciones repentinas de huida; mientras que un individuo caracterizado por pensamientos positivos sentirá sensación de elevación y vuelo a grandes distancias, percepción incrementada, ciertos vínculos de apego, entre otros. Con esta y otras plantas de poder, los curanderos ayudan a los pacientes a recuperar el espíritu que se había perdido en el monte y que provocó alguna enfermedad.

El efecto de los alcaloides en el cuerpo humano, depende de la cantidad, la concentración y la sensibilidad del individuo (peso, estatura, edad, comportamiento, entre otros) y vía de administración (digestiva, dérmica, nerviosa, intramuscular u otra), el toloache posee atropina, hiosciamina, escopolamina y otros derivados. Sustancias, todas ellas, que en baja dosis pueden generar alucinaciones, sensación de vuelo, inspiración religiosa, artística y vínculos de apego, pero en una dosis relativamente elevada puede causar daño mental y muerte.

Ninguna planta por sí misma puede ser considerada diabólica o maligna, la fama de propiedades negativas del toloache se la crearon, a lo largo de la historia, quienes desean controlar sus poderes, por ejemplo la industria farmacéutica Boehringer Ingelheim, de nacionalidad alemana, sintetiza escopolamina butilbromuro y es el compuesto básico de todas las presentaciones de conocido fármaco “Buscapina”, el cual se recomienda para espasmos gastrointestinales, trastornos de motilidad de las vías biliares y del tracto genitourinario.

Para entender la necesidad de generar miedo hacia los recursos naturales, baste citar que Boehringer Ingelheim amplio su capacidad incrementando su planta productiva en la zona de Xochimilco, México, lugar emblemático de la herbolaria tradicional, con una inversión de 200 millones de pesos.

En dicha planta se elaboran productos como Micardis, Dulcolax, Metacam y Buscapina. En esta planta se producen 40 millones de unidades empaquetadas al año (mil 200 millones de tabletas) y exporta a Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia. Boehringer Ingelheim generó, en el año 2014, ventas con un valor de 5 mil 687 millones de pesos.

La empresa Boehringer Ingelheim, como el resto de las farmacéuticas no inventaron el conocimiento, sino lo robaron a las comunidades indígenas, particularmente esta empresa, observó que los aborígenes australianos utilizaban la especie duboisa myoporoides para aliviar el dolor abdominal y los antiguos médico hindúes conocían los efectos de datura (estramonio o toloache) sobre esas afecciones. Observaron que pequeñas cantidades de extractos de datura disminuyen o eliminan los espasmos abdominales, así en 1945, al finalizar la Segunda Guerra Mundial y comenzar la reconquista del mundo, Boehringer Ingelheim comenzó las investigaciones para desarrollar un fármaco capaz de reducir los espasmos abdominales, en 1951 lanzó Buscapina.

El miedo hacia los recursos naturales no debe existir, sino la duda hacia las empresas que controlan el conocimiento y la información, pues con ello controlan el poder. Baste recordar que cuando el pueblo cubano desarrolló su proceso de transformación social y declararon su revolución como socialista, los Estados Unidos de América estableció un bloqueo comercial total contra esa nación, que incluía la prohibición a todas las empresas norteamericanas, sus filiales y a todas aquellas, de otras nacionalidades con capital norteamericano, de vender o comprar cualquier mercancía a Cuba. Represión potencialmente aplicable a cualquier nación que busque su independencia y libertad.

Cada individuo puede encontrar, con un poco de paciencia, conocimiento y práctica, su dosis de cualquier planta medicinal, mágica, de poder o afrodisiaca. El resultado de cualquier experiencia y de asumir la toma de decisión es la libertad, no practicar el libre albedrío nos condena a la esclavitud perpetua.

Más información en El Ahuehuete, herbolaria. Niños Héroes 41, esquina Matamoros, Local 3, Centro, Tequisquiapan, Querétaro. Cel. 442-3775127 y 414-1070194 Email: elahuehuete.herbolaria@gmail.com

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba