Articulistas

Sobre los resultados de la primera consulta popular

Ángel Balderas Puga

Finalmente, el pasado primero de agosto se llevó a cabo la primera consulta popular constitucional en la historia de México. Como todos sabemos no se logró el quórum mínimo legal del 40 por ciento, por lo que el resultado no es vinculatorio. Nos tenemos que acostumbrar a eso.

En países donde tienen una larga tradición de democracia participativa, a veces se logra el quórum legal y a veces no. Por ejemplo, en Italia, desde 1974 se han llevado a cabo 67 referéndums, de los cuales, en 28 no se logró el quórum legal, mientras que en los restantes 39 si se logró, y de estos 39 el “sí” ganó en 23 ocasiones, y el “no”, en 16. Así son las cosas con las consultas populares, a veces se logra el quórum y a veces no, y cuando se logra, a veces gana el “sí” y a veces gana el “no”. Cabe señalar que en este país el quórum legal es el 50 por ciento del electorado, y el hecho de que en 39 ocasiones se haya alcanzado este quórum evidencia la cultura de la democracia participativa ya plenamente asentada en el pueblo italiano.

Suiza es el país que ejerce de manera más cercana la democracia directa, pues se han llevado a cabo 235 referéndum; es el primero de los países en los que no hay quórum mínimo, por lo tanto, todas las consultas son válidas, lo que no significa que todas han sido aprobadas. En efecto, 200 consultas han sido aprobadas y las restantes 35 no. Pero es muy interesante que no se pida un quórum legal mínimo, lo que obliga a muchos a salir a votar, so pena de que salga a votar una mayoría por un parecer contrario y entonces una determinada norma se apruebe o se rechace. En asuntos relevantes, no se puede correr el riesgo de quedarse en casa y ejercer una abstención activa.

Una cosa que fue ampliamente cuestionada es ¿por qué la consulta se llevó a cabo el primero de agosto y no el 6 de junio, a la par de las elecciones federales? Habría sido mucho, pero mucho más sencillo para todos, tanto para el INE como para los ciudadanos. Además de que se habrían optimizado los recursos, pues lo único que se requería era la impresión de una boleta adicional y poner una urna más. Todo lo demás ya estaba, las casillas, la difusión de su ubicación, los votantes, los funcionarios de casilla. Es decir, no tenía por qué haber habido un esfuerzo adicional. Pero ciertos actores políticos se negaron a este hecho racional y empujaron por hacer la consulta en una fecha distinta, dizque para que el proceso electoral federal no “contaminara” a la consulta, cuando en realidad, el temor de esos actores era que, de haberse consultado el 6 de junio, se habría logrado el quórum legal del 40 por ciento y habría ganado, por mayoría abrumadora, el “sí” a la investigación a los expresidentes.

Así que la historia de las consultas populares apenas comienza en nuestro país. Ya tenemos encima la segunda, el referéndum revocatorio de la presidencia de la república, programado para marzo del año próximo. Es lógico pensar que, para este referéndum, las cosas serán muy distintas. Es cien por ciento seguro que todos aquellos que estuvieron en contra de la consulta del 1 de agosto, ahora promoverán alegremente la participación en el referéndum revocatorio. Es cien por ciento seguro que el año próximo, ahora sí, veremos una amplia propaganda sobre esa consulta, a diferencia de lo que pasó con la primera en la que ni siquiera el Instituto Nacional Electoral (INE), encargado de la consulta, se esforzó de hacer un papel digno en la construcción de la democracia participativa en nuestro país. anbapu05@yahoo.com.mx

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Es natural todo lo ocurrido con respecto al proceso que implicó la fallida consulta para quienes verdaderamente estamos a favor de nuestro querido México y por ende estamos conscientes de seguir apoyando en todo y en lo que nos sea posible al Proyecto de nuestro Presidente Lic. Andrés Manuel López Obrador en esta difícil etapa de la 4ta. Transformación de la vida pública, política y económica-social para bien de nuestra patria, que AMLO encontró arruinada en casi todos los mencionados aspectos.
    Del mismo modo, es posible esperar que para la revocación del mandato de AMLO, los asquerosos conservadores orquestados por las instituciones que deben procurar procesos electorales, de consultas, plebiscitos y demás; de forma que se organicen y lleven a cabo de manera limpia y democrática posible y no tomando parte a favor de los que han destruído y corrompido a nuestro país.
    Por todo ello, será fundamental hacer todo lo posible para apoyar a AMLO a efecto de que culmine el periodo establecido para que logre AFIANZAR Y CONSOLIDAR SU MENCIONADO PROYECTO TRANSFORMADOR. Sólo entonces habremos de comprobar lo que nuestro genial e incansable Presidente ha reiterado, en el sentido de que: el pueblo de México ya despertó y en efecto su gente está avispada y es capaz de actuar POLÍTICAMENTE en eventos de esa naturaleza que son fundamentales.
    Por mi parte, ciertamente confío en que no sean los mismos dirigentes y militantes de MIRENA quienes sigan haciendo el trabajo sucio en contra de AMLO y su mencionado proyecto.

  2. Lo interesante es que Morena, siendo Mayoría en el congreso, se hayan dejado meter ese gol. O es que en Morena la mayoría son analfabetas funcionales.
    En serio, es preocupante la sucesión presidencial. Una golondrina no hace primavera. Y sinceramente espero que esta primavera dure más de 6 años.
    Como en el átomo, para que este sea estable, debe de tener en equilibrio las 3 partes principales que lo componen. En México el poder Judicial (por no decir JODECIAL) somete al poder Ejecutivo y al Legislativo. Si esto no se corrige el fuego de la 4T solo será una llamarada de petate.
    No entiendo por qué el legislativo no empuja la prevaricación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba