Articulistas

Trece por ciento para la UAQ: cuestión de voluntad y confianza por parte del Gobierno Estatal

La UAQ es la casa de más de 35 mil universitarias y universitarios, que multiplican su influencia a través de sus familias y su entorno. Hoy cuenta con espacios físicos y funcionando en 13 de 18 municipios, proyectos de crecimiento en tres más y la meta es lograr presencia en todo el estado en el corto plazo. Con ello, ofrece estudios de bachillerato, 113 programas académicos de Técnico Superior Universitario (TSU) y licenciatura y 123 de posgrado repartidos en 23 campus y planteles. Cuenta con el 82% de sus programas acreditados a nivel licenciatura y 56% de posgrado; a nivel estatal atiende al 12% de los alumnos de bachillerato, 24% de TSU y licenciatura y 40% de posgrado en todo el estado, de entre aproximadamente 100 instituciones de educación superior en Querétaro. Sin embargo, a pesar de haber aumentado la matrícula en 12% entre 2017 y 2020, todavía no se ha logrado el incremento necesario de cobertura debido a falta de recursos.

Bajo el modelo de Responsabilidad Social, la UAQ busca la pertinencia de su trabajo académico a través de la docencia, la investigación, la extensión y la vinculación. Ofrece servicios a la sociedad en todas las áreas de la salud, incluyendo la mental -que no es abordada por completo por el Estado- y promueve acciones por el medio ambiente y la salud animal. Crea y difunde las artes y promueve los valores culturales, el deporte, la paz, la sustentabilidad, la equidad y la no discriminación y la diversidad en aras de lograr ser un motor de transformación para una sociedad más justa e igualitaria.

Genera conocimiento útil e innovador para atender las necesidades de los diferentes sectores sociales. Impulsa el desarrollo sustentable y sostenible a través de vinculaciones con diferentes actores; promueve la democracia y la generación de políticas públicas que resuelvan las exigencias actuales. Vigila el uso de sus recursos, porque todos son públicos y porque tiene la obligación de entregar cuentas a la sociedad. Atiende a los organismos fiscalizadores, trabaja con transparencia y austeridad. Cada peso invertido en la UAQ debe ser aplicado con responsabilidad y eficacia.

El presupuesto de nuestra Universidad no ha sido suficiente desde hace años, particularmente desde el 2016 en que se presentó un recorte drástico a educación superior, ciencia y tecnología, tanto a nivel federal como estatal -como si nuestro país hubiera decidido que la educación no es importante-. Hemos insistido en contar con el subsidio que manda nuestra Constitución y ordenan las Leyes General de Educación y General de Educación Superior.

El subsidio para la educación debe darse en corresponsabilidad de la federación y del estado. Por ello, el H. Consejo Universitario, en su sesión del 28 de octubre del 2021, aprobó un incremento del 13% al subsidio estatal, incluido el recurso para obra, no solo para el 2022 sino para el periodo 2022-2027. De esta forma, con la confianza del Gobierno de Querétaro, será posible alcanzar el peso a peso que la Ley ordena y nuestra Universidad podrá alcanzar el ritmo de crecimiento que permita incrementar la matrícula y ofrecer más y mejores servicios académicos y sociales. Así, con la suma de voluntades, podremos continuar construyendo sueños y transformando realidades.

Teresa García Gasca

Exrectora de la UAQ. Profesora Investigadora de la Facultad de Ciencias Naturales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba