Articulistas

Trump y sus amenazas a México (II)

Nuestro gobierno llegó a un acuerdo temporal con la administración norteamericana con el fin de que ésta no aplicara aranceles a las exportaciones mexicanas a los Estados Unidos, a partir del pasado 10 de junio, por el orden de un cinco por ciento y que iría aumentando de manera paulatina hasta llegar al 25 por ciento.

A partir de este acuerdo salieron voces críticas señalando que México cedió ante simples amenazas ya que éstas se iban a quedar como tales y que no se harían efectivas, mientras que otros quieren hacernos creer que son capaces de inmolarse por un supuesto nacionalismo e invocan a un enfrentamiento directo con los Estados Unidos, tipo Corea del Norte.

Con respecto a lo primero hay que señalar que la breve historia de Trump en la presidencia de los Estados Unidos nos ha mostrado que sí ha llevado a la práctica sus amenazas de aplicación de aranceles contra varios países.

A la vista de todos está la larga lista de aranceles que el gobierno norteamericano ha impuesto a las exportaciones chinas y que ya ha detonado una guerra comercial entre ambos países. También están los 11 mil millones de dólares en aranceles que Trump impuso a sus socios de la Unión Europea, en abril de este año. Apenas el pasado 5 de junio, Trump le quitó a la India un programa mediante el cual ahora los hindúes pagarán aranceles por exportaciones del orden de 5.6 millones de dólares.

Los anteriores ejemplos muestran que cuando quiere, Trump puede cumplir, sin problemas, sus amenazas de aplicar aranceles cuando le dé la gana. Así que los que señalan que México no debería haber llegado un acuerdo por simples amenazas la tienen difícil porque ¿cómo saben que no haría efectivas sus amenazas si ya hay precedentes de que si ha cumplido sus amenazas? ¿Tienen una bola de cristal?

Por otra parte, muchos de los que supuestamente querían una postura rígida de enfrentamiento directo con los Estados Unidos son los mismos que se han quedado callados durante años ante la genuflexión de los mandatarios priistas y panistas ante el gobernante norteamericano en turno. Sin embargo a los que sostienen este tipo de posturas de buena o mala fe les falta que nos digan cuál es su plan B.

Es muy fácil decir “vamos al enfrentamiento” sin medir las consecuencias de llevar a cabo un enfrentamiento totalmente asimétrico con la principal potencia del mundo. Bien harían en leer a Lorenzo Meyer quien publicó un magnífico artículo al respecto en la revista Proceso de esta semana (número 2224 de junio de 2019).

La debilidad económica en la que nos dejaron priistas y panistas nos impide dar una respuesta simétrica a los aranceles norteamericanos tal como si lo está haciendo China. Tampoco podemos dar una respuesta simétrica militar a los Estados Unidos, los únicos que pueden hacerlo en este momento son los rusos. Pero priistas y panistas también nos dejaron una economía en grave dependencia de la economía norteamericana. Una cosa son los 5.6 millones de dólares involucrados en el diferendo entre los Estados Unidos y la India y otra los más de 300 mil millones de dólares en exportaciones de México a nuestros vecinos del norte. No hay margen de comparación.

Como señalamos en nuestra anterior entrega, a mediano y largo plazo la única solución al problema de la dependencia excesiva de los Estados Unidos se halla en diversificar nuestro comercio y en potenciar nuestro mercado interno. Es un largo y sinuoso camino pero lo tenemos que recorrer.

 

anbapu05@yahoo.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba