Buzón del lector

Por la democratización del país y la construcción de una vida digna

A la población del estado de Querétaro y del país:

A quienes promueven la justicia y la paz en el mundo;

A los que promueven el empleo y la generación de riqueza económica, y

A los gobernantes, a las instituciones públicas y a los candidatos a cargos de elección popular:

Durante los días 14 y 28 de abril de 2018, las organizaciones firmantes nos reunimos para reflexionar sobre la actual coyuntura política nacional, guiados por dos propósitos inaplazables: contribuir a la democratización del país y participar en la construcción de una vida digna. Ahí concluimos:

*México vive hoy una situación crítica. El país se destruye frente a nuestros ojos y poco hacemos, poco decimos. Teniendo como telón de fondo un enojo y un hartazgo sin precedente, una parte del pueblo está instalada en el miedo o sin saber cómo participar en los grandes temas y decisiones nacionales. Es palpable la necesidad de explorar caminos para forjar un pueblo consciente y unido, exigente, organizado y comprometido con un mejor país.

*Hay segmentos sociales importantes que cuestionan a las autoridades, en sus tres poderes y niveles de gobierno, pues no resuelven los problemas, sólo ven por sus intereses y se subordinan a multinacionales y poderes de facto. Es necesario instaurar en México un gobierno democrático, que obedezca al soberano, que es el pueblo. Es preciso trascender la cultura de la dependencia histórica y de la esperanza ingenua en soluciones provenientes de decisiones verticales y autoritarias y, antes bien, es momento de intervenir en la construcción de la democracia participativa.

*El estado de depredación, caracterizado por el envenenamiento del territorio, la corrupción y la eliminación de los derechos humanos, se ha agudizado por políticas públicas insensibles como las reformas estructurales promovidas por la actual administración federal. Esto mismo se ha acentuado por la incapacidad de tejer la unidad del pueblo y entablar relaciones de cooperación por encima del criterio de competencia. Advertimos el riesgo de que la población no sólo permanezca en el aislamiento, sino que caiga en la trampa de confrontarse con otros mexicanos o caiga en la tentación de acudir a soluciones extremas.

*En perspectiva histórica, momentos cruciales como la independencia, la reforma y la revolución son estaciones que enfatizan la persistencia en la lucha por la justicia y la paz. Con tristeza constatamos que la vida auténticamente digna sigue siendo privilegio de unos cuantos y que a millones de mexicanos le es sistemáticamente negado lo básico para la subsistencia y, consiguientemente, están condenados a la precariedad. Es hora de poner fin al gobierno de los neoliberales y empujar un viraje radical en el régimen de gobierno.

*El estado de Querétaro es dramáticamente desigual y, por más que la propaganda oficial lo promueva como seguro y con un desarrollo pujante, es evidente la irresponsable dilapidación de recursos públicos, por un lado, y el abandono a que se somete a las zonas populares invisibilizadas.

*Es momento de abrir cauces para que una minoría deje de colonizar el pensamiento de una buena parte de la humanidad. Habrá que estar atentos a impedir que se manipule la historia, se impongan controles a los medios de comunicación, se promueva la adicción a las redes sociales y se tuerzan los objetivos de las instituciones educativas y religiosas, para que el pueblo no analice ni discierna. El futuro habremos de construirlo de manera que las personas puedan distinguir y ponderar lo que a ellas realmente perjudica o beneficia. Para estimular el pensamiento autónomo, es preciso fomentar el desarrollo de plataformas alternativas de comunicación, al margen de los criterios mercantiles, descubrir las ventajas de la espiritualidad y restaurar la vitalidad de la conversación cara a cara.

*A las personas que en estos momentos compiten por cargos de elección popular les demandamos compromisos puntuales y verificables para enfrentar los retos hasta aquí mencionados; les reclamamos propuestas para enfrentar la insoportable desigualdad y atender las exigencias de grupos vulnerados, de pueblos indígenas y comunidades que defienden sus territorios frente a la voracidad, así como de migrantes y víctimas de la actual ola de violencia; les pedimos compromisos con el fortalecimiento de nuestras instituciones educativas, para convertirlas en motor de la transformación del país.

*De nuestras Universidades y demás instituciones superiores esperamos que mantengan y profundicen su papel como conciencia crítica de la sociedad. Que no se subordinen a los intereses del mercado ni acepten verse reducidas a meros centros de capacitación o titulación de profesionistas enamorados de su propio ascenso, prestigio y éxito personal. El país necesita científicos que contribuyan creativamente a resolver la problemática social, a fortalecer el desarrollo de las comunidades, y a acompañar a la ciudadanía en sus esfuerzos por lograr una mejor articulación social.

*A la ciudadanía en general y al conjunto de organizaciones sociales de Querétaro y del país les hacemos un llamado a recuperar el humanismo y los saberes comunitarios, a enfatizar nuestras capacidades colectivas, a priorizar la salud y oponerse con actos a la lógica del lucro. Las llamamos a fomentar la conversación y la confianza. Las llamamos a adoptar como punto principal de la agenda la idea de una sociedad civil organizada que sirva de contrapeso a los partidos políticos y que, al mismo tiempo, le ponga rienda a sus gobernantes para empujar un cambio social profundo. Es hora de construir un sujeto social nacional fuerte y autónomo, con mirada de largo aliento. Este sujeto sólo puede provenir de la organización social y puede ser construido únicamente a partir de la convicción de que la política no es monopolio de los “profesionales de la política”.

La Red de Organizaciones de la Sociedad Civil de Querétaro constituye un esfuerzo de articulación de 17 colectivos que sistemáticamente conversan cara a cara desde hace 21 meses, preocupados por el reconocimiento y ejercicio pleno de todos los derechos para todas las personas y pueblos. En esta hora relevante de la nación, hemos querido decir nuestra palabra y, en medio de la turbulencia, proponer una reflexión serena que ponga los cimientos de una sociedad nueva en la que la dignidad sea una costumbre.

RED DE ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL DE QUERÉTARO

Amnistía Internacional, A. C. – Grupo 52-Querétaro / Asamblea General del Pueblo de Felipe Carrillo Puerto / Asociación Queretana de Educación para las Sexualidades Humanas, A. C. / Casa Hogar “Esperanza por ti” / Casa de la Vinculación Social / Colectivo Nelhuayotoca / Comité de Derechos Humanos Menchaca “Nueva Sociedad” / Comunidades de Galeras y La Peñuela / Consenso por Querétaro / Frente Estatal de Lucha / Instituto Intercultural Ñhoñho, A.C. / Ixnamiki / Movimiento Bicentenario Maxei / Movimiento Magisterial de Bases Querétaro / Nueva Constituyente Ciudadana Popular / Observatorio Ciudadano de Derechos Humanos / Salud y Género, A. C. / Salud y Naturaleza / Tianquiztli / Unión de Cooperativas Ñhoñho de San Ildefonso, A.C. / Vamos a Dialogar / Grupo Universitario de Apoyo a Organizaciones Sociales

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba