Opinión

Carta a Ronaldinho

Por: Saúl Ugalde González

No tengo el gusto de conocerlo, sé de sus habilidades futbolísticas y me declaro su admirador. Entiendo que tiene pocos días en esta ciudad que lo ha recibido con regocijo y esperanza de ayudar al equipo local a lograr un mejor desempeño. Como muchos queretanos, quisiera ver a un Gallos campeón y un Ronaldinho triunfador.

A estas alturas ya debe estar más que enterado de la polémica y la reprobación general que causaron las manifestaciones racistas contra su persona. Manifestaciones que sin dubitación repruebo por retrogradas.

Seguramente también le han informado que esas manifestaciones fueron proferidas por un ex funcionario público y militante de un partido político que, irónicamente, tiene como fundamento doctrinal la solidaridad, la subsidiaridad, el bien común y la dignidad de la persona humana.

Lo que seguramente no le han explicado es que se trata del principal partido de oposición al actual gobierno en el estado, se trata del partido más competitivo de cara a las elecciones locales del próximo año.

Esto no es cosa menor y viene a cuento porque el hecho de que la persona que emitió esos reprobables comentarios sea panista, está siendo aprovechado por algunos actores políticos ligados al actual gobierno para lucrar políticamente.

Esto lo convierte a usted, una vez más, en víctima. Primero fue víctima de señalamientos xenófobos y ahora es víctima de una lucha por el poder. Está en medio de una pugna en la que el partido en el poder utiliza los comentarios racistas en su contra para señalar a todo el panismo de xenófobo e intolerante.

Eso no es así. Los propios panistas hemos reprobado, sin ambigüedades, las declaraciones hechas por un militante que no representa el sentir de un partido fundado en los principios del humanismo político.

Esta explicación no la va a recibir de la directiva de su club, tampoco la verá en los medios de comunicación. No es casualidad que sobre el tema ya se hayan pronunciado el gobernador del estado, el secretario de gobierno, el presidente municipal de Querétaro,el presidente de la cámara de diputados y el procurador general de justicia, todos ellos ligados al partido en el poder. Tampoco es casual que sus declaraciones sean objeto de un celoso seguimiento informativo y estén ocupando grandes titulares.

Desafortunadamente, en redes sociales hay más comentarios racistas que lo involucran, pero no hay por parte de la autoridad, ni de los actores políticos arriba mencionados, la misma reacción para reprobarlos. Posiblemente se deba a que éstos no fueron proferidos por panistas.

El hecho de que se actúe selectivamente y se señalen solo los casos políticamente útiles es una muestra de la hipocresía gubernamental.

No minimizo, y quiero ser absolutamente enfático en esto, los señalamientos racistas contra su persona y los repruebo una vez más. Sin embargo, creo que debe saber que Querétaro es un estado con muchas virtudes por su gente, por su clima, por su ubicación geográfica, por su historia, por su potencial de desarrollo, por su afición futbolera, pero también es un estado en el que los robos violentos, la inseguridad y las ejecuciones están presentes.

Querétaro es una ciudad moderna que crece y se desarrolla, pero a la par se ha convertido en un lugar inseguro, crecientemente violento y desigual. Se están haciendo “comunes”, si cabe decirlo, las ejecuciones en lugares públicos frecuentados por cientos de personas.

Esos son los titulares que el partido en el gobierno no quiere ver, esos son los hechos que pretenden acallar con la utilización de su llegada y las declaraciones contra su persona.

Que bien que nuestros gobernantes salen en su defensa, como lo hemos hecho miles de ciudadanos, reprobando actitudes xenófobas, sin embargo, desconfíe de quienes hipócritamente están utilizando esos hechos ligados a su nombre para medrar políticamente. Una actitud tan reprobable como la que están censurando.

Sin más, le reitero mi admiración como deportista y le deseo una feliz estancia en Querétaro.

Sinceramente,

Saúl Ugalde González

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba