Opinión

(Casi) Un año de seguir en la opacidad

Por: Carlo Daniel Aguilar González / @carloaguilarg

 

PARA DESTACAR: Contrario a lo que expresa en su discurso, cuando presume que su gobierno es “el más transparente”, la carencia de acciones a favor de la transparencia ha sido un sello de su administración. La falta de la misma -y no las publicaciones de medios locales- es lo que contribuye a “ensuciar” su gobierno.

 

Para Wendy Arellano y Mánelick Cruz, jóvenes estudiantes de la Licenciatura, por su valor de expresar y publicar su opinión en tiempos de intolerancia

Estamos a 10 días de cumplir el primer año del sexenio de Francisco Domínguez Servién. Casi un año en que el panista ha continuado –o replicado- el ‘modelo’ de opacidad del gobierno de José Calzada Rovirosa, por lo menos en lo que se refiere al gasto con cargo al erario destinado a medios de comunicación y servicios de Comunicación Social.

 

Contrario a lo que expresa en su discurso, cuando presume que su gobierno es “el más transparente” (Tribuna de Querétaro 804), la carencia de acciones a favor de la transparencia ha sido un sello de su administración. Esta falta de -y no las publicaciones de medios locales- es lo que contribuye a “ensuciar” su gobierno.

Sugiero poner atención en el gasto destinado a publicitar programas y obras en medios de comunicación, así como en todo aquello que implica manejo de recursos públicos por parte de la Coordinación de Comunicación Social (CCS).

Si uno consulta el portal de transparencia de la página web de Gobierno del Estado, http://www.queretaro.gob.mx/#transparencia, se encuentra con que la opción “ejercicio del presupuesto desglosado” de la CCS permite consultar un documento ¡de 2015! En ese año, se gastaron 63 millones 282 mil 844 pesos en “Difusión de Información Institucional”, monto que es casi 5 veces lo asignado a Infoqro para todo el 2016.

Pero no se puede conocer cómo se ha ejercido el presupuesto para esta dependencia en 2016. El portal de “transparencia”, aunque sí informa en otros rubros, en este particular caso se mantiene bajo la sombra de la opacidad. Por si esto no fuera suficiente, al tratar de conocer el monto destinado a la dependencia para todo el año, el Presupuesto de Egresos del Estado para el ejercicio 2016 no lo especifica.

El documento, publicado en el periódico oficial ‘La Sombra de Arteaga’ el 17 de diciembre de 2015 y aprobado previamente por los diputados de la LVIII Legislatura, no señala cuánto recurso va a erogarse para la Coordinación de Comunicación Social. Solo especifica que para la “oficina de la gubernatura” habrá un total de 138 millones 776 mil 772 pesos y para la “gubernatura” podrán ejercerse 5 millones 664 mil 550 pesos (página 27087).

Es decir, que en comparación  con el inicio del sexenio de José Calzada Rovirosa, cuando se podía conocer cuánto estaba presupuestado para “servicios personales” y “servicios generales” de la CCS a ejercer en todo un año, ahora ya no se puede conocer ni siquiera el monto total que ejercerá la CCS. Vamos para atrás en la transparencia, como los cangrejos.

A estas dos omisiones o faltas de acciones, podemos sumar preguntas de los primeros 350 días de la administración de FDS.

¿Cuánto se gastó de recursos públicos en la campaña “Querétaro es el camino”, eslogan con el que presumió su Primer Informe de Gobierno? ¿Cuánto se pagó a medios de comunicación para que transmitieran en vivo el Primer Informe de Gobierno desde la Universidad Aeronáutica y qué facilidades se les dio?

¿A cuánto asciende el monto de recurso público otorgado en convenios, pago de publicidad, entrevistas pagadas y otros rubros destinados a medios de comunicación desde el 1 de octubre de 2015? ¿Cuánto se paga –con recursos públicos- por las menciones o alusiones de ‘Pancho Domínguez’ en los titulares de los periódicos y noticiarios, o usar estas dos palabras en los contenidos mediáticos?

Además, en este mismo ámbito su gobierno no ha llevado a cabo acciones “contra la corrupción y la impunidad de la pasada administración” (Tribuna de Querétaro 804), como presume en su discurso. Desde que asumió el poder van 350 días sin sanciones por el lamentable episodio donde estuvo involucrado el exgobernador Jorge López Portillo Tostado, hecho conocido en redes sociales digitales como el #PutarracoGate.

La serie de conversaciones exhibe a un exfuncionario que amenaza con golpear a un locutor de radio por transmitir contenidos que no le parecen –limitación a la libertad de expresión- y muestra la posibilidad de recursos públicos vía “programa pago” a medios de comunicación para matizar una parte de la realidad. Es decir, recurso público de por medio ejercido de manera discrecional.

¿Qué se ha hecho para investigar realmente el caso? ¿Qué sanciones o castigos existen para los implicados? Si ambas respuestas llevan al no o a la ausencia de respuesta, entonces hablamos de favorecer la impunidad. ¿A poco la apuesta de su administración es al olvido o la falta de memoria sobre el caso? Si la respuesta es sí, entonces se agrava el problema.

Los alcaldes y las alcaldesas de los 18 municipios también deberían cumplir con la transparencia en sus acciones. En transparentar y rendir cuentas sobre los recursos públicos que destinan a medios de comunicación.

Sigue pendiente la discusión o el debate sobre poner un tope al recurso público que los distintos Poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) y dependencias de los tres niveles de gobierno destinan a este rubro, como en su momento planteó vía iniciativa de ley el entonces diputado federal Marcos Aguilar Vega.

Mientras esto ocurre o se concreta, los ciudadanos seguiremos insistiendo en la falta de transparencia de los recursos públicos destinados a medios de comunicación, más allá de las palabras pronunciadas, el cargo del servidor público o la espectacularización de la imagen que buscan proyectar.

Si es necesaria una vigilancia o un marcaje personal, así lo haremos.

 

P.D.: ¿Cuánto recurso público ha pagado la LVIII Legislatura del Estado a medios de comunicación –vía convenios, notas o contenidos previamente acordados y publicidad- desde que el diputado Eric Salas González, a quien le “dan hueva” integrantes de la comunidad LGBT, es presidente de la Mesa Directiva?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba