Bella Ciao

Déficit de médicos y plazas desiertas

La polémica artificial sobre la contratación de 500 médicos cubanos, que representan apenas el 0.16 por ciento de los, aproximadamente, 305 mil médicos con los que cuenta México, ha permitido llevar a cabo un amplio debate sobre el estado que guarda el sistema sanitario público en nuestro país.

Con respecto al número de médicos (y de enfermeras, y de camas de hospital, y de equipo) ha sido evidenciado que, con respecto a diversos indicadores internacionales, nuestro país tiene un déficit de médicos por más que lo nieguen los médicos que se escandalizaron por la contratación de un puñado de médicos cubanos. Se ven mal esos médicos, exhiben o que no conocen la realidad de su país o que les gana su posición ideológica por encima de la salud pública.

Apenas el pasado 23 de mayo, se publicó en la prestigiada revista de medicina, The Lancet, un artículo del doctor mexicano Rafael Lozano, director de Sistemas de Salud del Institute for Health Metrics and Evaluation de la Universidad de Washington, Estados Unidos. Cabe señalar que el Dr. Lozano es experto en métricas de los sistemas de salud.

Dicho artículo lleva el siguiente largo título Medición de la disponibilidad de recursos humanos para la salud y su relación con la cobertura universal de salud para 204 países y territorios de 1990 a 2019: un análisis sistemático de la carga mundial de morbilidad. Estudio 2019.

En el estudio del Dr. Lozano y su equipo se da un indicador basado en un estudio global en casi todos los países del mundo, la necesidad de contar con un mínimo de 354 médicos por cada 100 mil habitantes, para cubrir al 90 por ciento de la población, es decir, ni siquiera para cubrir al 100 por ciento. Este número coincide con el promedio del número de médicos en los países de la OCDE y está muy por encima del indicador que tenemos en nuestro país, que es de apenas 230 médicos por cada 100 mil habitantes.

El indicador de 354 médicos para una cobertura del 90 por ciento también explica porque hay países que cuentan con un número superior. Es para garantizar una cobertura del 100 por ciento.

Con el indicador del Dr. Lozano y su equipo, México, para atender a una población de ya casi 133 millones de habitantes, debería contar con un mínimo de 467 mil médicos. Lo que implica que tenemos un déficit de 162 mil médicos para una cobertura del 90 por ciento de la población. Lógicamente, este déficit es mayor si se quiere una cobertura universal.

En este contexto, el gobierno federal publicó, a finales de mayo, una convocatoria para ofertar 13 mil 765 plazas para médicos especialistas. Esta convocatoria cerró el pasado 3 de junio y hasta el 31 de mayo, sólo se habían postulado 4 mil 40 médicos, apenas el 30 por ciento de las plazas ofertadas. Lo que evidencia el desinterés de los especialistas mexicanos por cubrir plazas en área remotas del país o en pequeños centros urbanos.

Los mismos médicos que pusieron el grito en el cielo por la contratación de los médicos cubanos pusieron como pretexto el desempleo de médicos mexicanos, a pesar del déficit del que hablamos al inicio de este artículo. Pues este desinterés por las plazas ofertadas implica que o es falso que haya médicos desempleados o a los especialistas no les interesa cubrir esas plazas. Lo que lleva a una paradoja: médicos mexicanos no quieren cubrir plazas, pero ¡tampoco quieren que sean cubiertas por médicos extranjeros! Por lo que, en la práctica, quieren que enteras zonas del país sigan sin atención sanitaria y todo por sus prejuicios ideológicos.

anbapu05@yahoo.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba