Bella Ciao

Pensiones del bienestar y Afores

Entre los tantos problemas que heredaron los gobiernos neoliberales del PRIAN, está el de haber destruido gran parte del sistema de pensiones solidario, con el fin de privatizar el sistema de pensiones y volverlo individual. Es así como nacieron las ‘Afores’ en nuestro país, que no es un sistema de pensiones, sino que se trata más bien de un fondo de retiro individual, es decir, cada persona ahorra durante su vida laboral y ese ahorro lo administran las Afores, que a su vez pertenecen a los principales bancos privados (en su mayoría extranjeros).

Con las Afores, en lugar de tener una pensión mínima garantizada, lo que se tiene como ‘pensión’ al dejar la vida laboral es relativo al monto de lo ahorrado de manera individual.

Para los dueños de las Afores, es decir, para los bancos extranjeros (principalmente), es un gran negocio, pues cuando se tienen ganancias con los fondos de los trabajadores ellos se quedan con la mayor parte de las ganancias mientras que cuando hay pérdidas (derivadas, por ejemplo, de malas inversiones) se trasladan a los trabajadores para lo cual las Afores se inventaron el eufemismo de ‘minusvalías’, término que aparece de vez en cuando en los estados de las Afores individuales.

Las Afores fueron introducidas en nuestro país en 1997, por el priista Ernesto Zedillo, con el apoyo del PAN. Hoy en día 10 Afores manejan fondos de poco más de 6 billones de pesos. Al ser un negocio privado, las Afores, además de sacar lo de sus gastos deben tener ganancias para sus inversionistas y estas ganancias salen de administrar los fondos de los trabajadores. Estos fondos se invierten en diferentes lugares y, en teoría, se deberían tener ganancias por estas inversiones para que los fondos crecieran y de esta manera los trabajadores, al final de su vida laboral, tendrían un monto de ‘pensión’ mayor.

En América Latina las Afores fueron impuestas, literalmente, a sangre y fuego por la dictadura militar de Augusto Pinochet en Chile, país laboratorio de los llamados ‘Chicago Boys’ para imponer en varios países medidas neoliberales salvajes. Esto se dio en 1981. Y a pesar del enorme fracaso social en Chile, los neoliberales del PRIAN las impusieron también en México.

27 años después de su imposición en México, hay millones de trabajadores que aspiran a tener ‘pensiones’ del orden de los tres mil pesos mensuales, cantidad a todas luces insuficiente para tener una tercera edad digna.

Es en este contexto que el gobierno de Morena quiere introducir las ‘pensiones del Bienestar’ con el objetivo de que las y los trabajadores puedan pensionarse con su último salario. Estas pensiones del bienestar tendrían cuatro fuentes de financiamiento, una de las cuales serían las cuentas inactivas de las Afores (aquellas que no han tenido movimientos en los últimos seis años). En la actualidad quienes se han quedado con el dinero de las cuentas inactivas son las Afores y estamos hablando de un monto de alrededor de 40 mil millones de pesos. Qué mejor que ese dinero se canalice a un sistema solidario colectivo.

De manera cínica el PRIAN ha hecho un nuevo escándalo mintiendo de que se trata de apoderarse de los fondos de retiro de las y los trabajadores, como si a ellos verdaderamente les importara el bienestar de la clase trabajadora, justo ellos que destruyeron el sistema colectivo solidario para imponer un sistema privado basado en la individualización. El cinismo del PRIAN no tiene límites pues hay que recordar que el gobierno del panista Vicente Fox tomó, en 2002, 20 mil millones de pesos de los fondos de retiro y nunca se supo cuáles fueron los beneficios de ese atraco.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba