Bella Ciao

¿Todos somos Loret? ¡Claro que no!

A partir de la información que se dio sobre los exagerados ingresos del ‘periodista’ Carlos Loret de Mola, una serie de personajes salieron a solidarizarse con él usando el hashtag “#TodosSomosLoret”. Algo, evidentemente exagerado, pues no todos ganamos 35 millones de pesos al año, es decir, casi 3 millones de pesos mensuales.

Me gustaría saber quién gana, con trabajo honesto dicha cantidad. Un profesor universitario, de la categoría más alta, con maestría, doctorado e incluso posdoctorado, puede ganar en una universidad pública unos 40 mil pesos mensuales en promedio, es decir, menos de 500 mil pesos anuales, es decir, 70 veces menos que Loret de Mola.

¿Qué hace este señor como para que Televisa le pague un millón de pesos al mes? ¿Tanto valen sus servicios como para que Radiópolis le pague más de 9 millones de pesos al año? No hay que olvidar que el 50 por ciento de las acciones de dicha radiodifusora pertenece a la familia de Miguel Alemán y el otro 50 por ciento al grupo español Prisa, el que cada vez más se ha ligado a empresas transnacionales españolas.

¿Todos somos Loret? Habría que ver la respuesta de reporteros, redactores, articulistas y muchas figuras profesionales más de los medios de comunicación, para ver cuántos de ellos reciben 35 millones de pesos anuales. Todos sabemos que se trata de un sector en el que predominan los bajos sueldos y la precariedad laboral, tan es así, que muchas y muchos tienen que buscarse un segundo trabajo para poder sobrevivir.

Los exagerados ingresos de Loret de Mola se deben enmarcar en el pasado régimen neoliberal, que llegó a cooptar a periodistas con el fin de alabar al gobierno en turno, no atacarlo, callar informaciones comprometedoras o atacar a adversarios políticos. No es exagerado hablar de sicarios de la información o de mercenarios o incluso de algo muy parecido a la prostitución.

Recordemos que a principios de 2019 se dio a conocer una lista de periodistas favorecidos con pagos desde Comunicación Social de la Presidencia de la República, en el sexenio de Peña Nieto. Las cantidades son exorbitantes. Recordemos algunas de ellas: Joaquín López Dóriga 42 millones de pesos anuales durante todo el sexenio, 251 millones de pesos en total; Federico Arreola 26 millones de pesos anuales; Enrique Krauze 24 millones de pesos al año; Oscar Mario Beteta 13 millones de pesos anuales y Beatriz Pagés 12 millones de pesos al año, 2 millones de pesos mensuales durante todo el sexenio, sólo por señalar a algunos.

En el sexenio de Peña Nieto, sólo 13 periodistas nos costaron a los mexicanos 926 millones de pesos, 154 millones de pesos anuales, durante todo el sexenio. El monto anterior se eleva hasta los mil 81 millones de pesos si consideramos a 36 periodistas, 267 millones de pesos para servir al poder en turno.

Es lógico, aunque no justificable, que tales mercenarios se hayan desatado en contra del gobierno de la 4T pues llegó a quitar estos privilegios indebidos.

No le gustó a Loret de Mola que se dieran a conocer sus ingresos, precisamente por escandalosos e injustificados.

La plataforma digital Latinus le paga a Loret 6.3 millones de pesos anuales y hay que recordar que entre los accionistas de dicha plataforma se hallan el hijo y el yerno de Roberto Madrazo Pintado, excandidato presidencial del PRI en 2006 y acérrimo rival de Andrés Manuel López Obrador; el exsecretario privado del exgobernador michoacano Silvano Aureoles y una exsubsecretaria del gobierno de Vicente Fox, lo que explica claramente a qué intereses responde.

Ojalá y que sepamos por qué se le paga tanto a Loret de Mola.

anbapu05@yahoo.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba