Ciberactivos

El Privilegio de Mandar 2022

Se estrenó el primero de agosto la cuarta temporada del clásico del humor político El Privilegio de Mandar, que en esta oportunidad se orientará a la parodia de los presidenciables y de personajes políticos en torno a ellos. La emisión se puede ver en N+Media, canal de noticias exclusivo de ViX+, plataforma streaming especializada en contenido en español. La nueva temporada se emite cada lunes a las 10 de la noche y cuenta entre su elenco con actores y actrices como: Cristian Ahumada, Arath de la Torre, Macaria, Eduardo España, Pierre Angelo, Hugo Alcántara y Fernanda Ostos, entre otros.

La nueva temporada conserva las características que ya conocemos, humorismo ingenioso que toma la parodia como recurso principal y como marca de la casa. Hace mofa por igual de políticos de izquierda y derecha, tanto de personajes de la 4T como de priistas y panistas que desfilan en delirantes secuencias que destacan las limitaciones y absurdos de la clase política nacional.  Su temática surge de lo acontecido en la semana y de los dichos, maneras y dislates de los políticos parodiados.

El objetivo y uso principal del programa es el entretenimiento, la diversión a costa de políticos ampliamente parodiables, sin embargo, El Privilegio de Mandar también contribuye a reflexionar sobre lo ya de por sí absurdo, sobre la línea de lo patético en la que se mueven los personajes aludidos, sobre las incoherencias del discurso presidencial o sobre el servilismo de los actuales aspirantes a la candidatura presidencial de Morena.

El programa es divertido y disfrutable, pero lo que mueve más a la risa no es la parodia y sus naturales excesos, sino la cercanía de lo parodiado con la realidad, con una política que navega en el surrealismo y abreva de la ficción para disimular la inconveniente verdad y ausencia de resultados. Parodiar a quienes hacen parodia de sí mismos a diario implica un esfuerzo mínimo, un modesto ejercicio para conseguir la imagen paródica. La parodia de Lord Molécula, por ejemplo, pareciera una ociosa redundancia, un pleonasmo inmediato de algo que en sí mismo constituye una hipérbole. La risa a partir de las eternas pausas del presidente no requiere de un programa de comedia, pues se da repetidamente y a diario en una rutinaria mañanera.

La parodia de los políticos en El Privilegio de Mandar está lejos de ser irreverente y mucho menos irrespetuosa, parece justo reírnos de quienes nos toman el pelo a diario y utilizan a la ciudadanía para los fines particulares y agendas partidistas. El infoentretenimiento brinda una puerta alternativa de entrada a la política, ayuda a su comprensión o al conocimiento de los actores políticos del momento. El infoentretenimiento frecuentemente editorializa y hace crítica de situaciones y posturas políticas, es en sí mismo un ejercicio de libertad de expresión, valioso sobre todo en ambientes polarizados como por el que actualmente atraviesa nuestro país.

El Privilegio de Mandar no es una pieza más de comedia fácil o de pastelazo, por el contrario, es una producción de calidad a cargo de guionistas creativos y mordaces y de actores que como en el caso de Cristian Ahumada, que interpreta a López Obrador, bordan el personaje logrando no sólo su imitación, sino su fiel y perfecta recreación. Humorismo útil en tiempos en donde la política nos regala no más que decepciones y repetidos fracasos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba