Jicotes

EL SEGUNDO DEBATE – EL POPULISMO Y LÓPEZ OBRADOR – MEADE SU GRAN PROBLEMA

AMLO, seriedad, populismo, Meade, continuidad y demás candidatos en JICOTES.

EL SEGUNDO DEBATE

Después de la intensidad de los últimos 10 minutos del partido Santos vs. Toluca, pasar al debate de los candidatos, fue como pasar de un show emocionante y divertido a la tensa y agria atmósfera de la sala de un dentista.

Los moderadores en exceso rígidos y sobre actuados. López Obrador, mejor preparado que en el anterior debate pero con la repetición de sus lugares comunes, su sentido del humor lo salva, pero le urge una renovación de su discurso en exceso rutinario. Anaya, es un buen polemista, logró su objetivo de sacar de sus casillas a López Obrador, pero no sé si sea mi impresión personal, pero lo percibo falso y sin autoridad moral.

Meade fue el más articulado y con respuestas más sólidas. Sin duda capaz y técnicamente el mejor, pero sigue sin romper con Peña Nieto lo que limita sus avances. El Bronco divertido y en su papel de provocador. El debate demostró que la decisión del electorado sigue siendo entre tres opciones claras y definidas.

EL POPULISMO Y LÓPEZ OBRADOR

Dos de las características del populismo son el simplismo y el voluntarismo. El diagnóstico de los complejos problemas se reduce a una simple frase y su solución a un deseo del líder. ¿Cómo soluciona López Obrador la relación con el agresivo Trump? Muy fácil. Sentándose con él y convenciéndolo sobre la base de su autoridad moral. ¿Cómo solucionaría el problema de la inmigración? Eso es todavía más fácil, designando a Alicia Bárcena como embajadora de México en la ONU, por cierto ella desmintió que hubiera sido invitada por López Obrador y, además, agregó, que por el momento no podría.

¿Cómo solucionaría el multifactorial problema de la corrupción? Eso es pan comido, con el ejemplo. Finalmente, no creo que el debate cambie las preferencias del electorado y López Obrador se mantendrá como puntero. Es momento para exigirle más seriedad y profundidad en sus diagnósticos y soluciones. Es la mejor forma de ayudarlo.

MEADE SU GRAN PROBLEMA

No duda la mayoría del círculo rojo, con quien comparto su opinión, al considerar que Meade es el candidato más capaz, más preparado, con más experiencia administrativa, interna e internacional; quien tiene una visión más amplia de la administración y con una trayectoria limpia y sin escándalos.

¿Cuál es su gran problema? Toda campaña política es una renovación de la esperanza de la ciudadanía, Meade ofrece estabilidad, prudencia y un cambio dentro de la continuidad; un cambio sin ruptura con el pasado, concretamente no marca una distancia abierta y concreta ni con el PRI ni con Peña Nieto.

Toda la simpatía personal y profesional que pueda provocar Meade en los electores se desmorona ante el deterioro de la imagen del Presidente y el PRI. La desgracia es que solamente el Presidente podría propiciar, por su propia conveniencia, ese rompimiento y renovar la esperanza. No creo que lo haga.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba