Perspectiva 2022

Privatizar el agua, otra más de los panistas

Hace algunas semanas los diputados federales panistas por Querétaro Ignacio Loyola Vera, Sonia Rocha Acosta, Marcia Solórzano Gallego, Felipe Macías, Erika Díaz Villalón, José Luis Báez Guerrero y Paulina Aguado Romero, se convirtieron en traidores a la patria al votar en favor de que la energía eléctrica en nuestro país sea controlada por empresas extranjeras. La disyuntiva era clara y sencilla: o votar en favor de México y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), o votar en contra de su país y a favor de los empresarios extranjeros, sin pensarlo y sobre todo sin consultarnos a nosotros que somos sus patrones, estos panistas simplemente votaron a favor de que los extranjeros controlen todo lo relacionado a la generación, distribución y tarifas de energía eléctrica.

Es claro que al defender los intereses de los extranjeros y traicionar a su país estos panistas no lo hicieron gratuitamente, ya que teniendo como antecedente que para aprobar la reforma energética de Peña Nieto los “legisladores” panistas de aquel tiempo cobraron millones de pesos a las empresas extranjeras, el pueblo de México especula que en este caso no iban a desaprovechar la oportunidad de un buen moche, por eso se dice con frecuencia que los moches de hoy para apoyar otra vez a los extranjeros deben haber sido muy significativos.

¿Qué tienen los panistas en la cabeza que no dudan en entregar los bienes de la nación a los extranjeros? ¿Qué tienen en la cabeza estos panistas que su afán por privatizar todo servicio vital para la sociedad los hace perder todo decoro y mesura?, en el caso de que lo de los moches sea cierto, ¿son muy fuertes las cantidades que reciben como para perder toda vergüenza y atreverse a pisotear el honor de servir a su patria?, no lo sé, pero los hechos manifiestan que nada les importa, sólo hacer negocio.

El agua, el gas, la gasolina, el maíz, la tortilla, el frijol, la luz son elementos que los mexicanos necesitamos para llevar una calidad de vida más o menos agradable, por eso estos productos y servicios tienen millones de clientes cautivos, pues sin ellos simplemente no es posible vivir con cierta comodidad, ello implica de entrada un negocio multimillonario. Pues bien, los panistas han entregado en bandeja de plata a los empresarios nacionales y extranjeros la producción, venta y distribución de casi todos estos productos o servicios, pues en el 2013 y hace unas semanas les entregaron petróleo y energía eléctrica. Pero estos señores “no tienen llenadera”, pues ahora resulta que aquí en Querétaro han entregado el servicio de agua potable a empresarios familiares panistas y priistas (según nota de La Jornada) para que hagan negocios multimillonarios sin interesarse un poco por el bienestar de aquellas personas desinformadas que siguen votando por ellos. Es un hecho, los panistas de Querétaro acaban de privatizar el agua y muy pronto los ciudadanos verán cómo de manera escandalosa sus recibos se incrementarán incluso al triple, porque cuando los panistas entregan un negocio con miles y miles de clientes cautivos a sus familiares o amigos, lo hacen con la intención de que sus amigos o familiares se conviertan en multimillonarios, pues hay muchos casos de gobernantes y exgobernantes emanados del PAN que llegaron a un puesto público “con una mano atrás y otra adelante”, y de pronto resultaron multimillonarios o hasta socios de empresas petroleras, como los ladrones Fox y Calderón.

Sin embargo, lo que más me decepciona es la actitud del señor presidente de la república, que en varias ocasiones ha manifestado su apoyo a estos panistas queretanos. Pésimo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba