Punto y Seguido

Aforismos contaminados

Punto y seguido

Fundamentalmente contaminados por la memoria melancólica, los siguientes aforismos son imágenes que con el paso del tiempo van perdiendo brillo. Tiempo y nostalgia evocándose mutuamente. Ilusiones que he vivido. El juego suma cero que es la vida misma.

-La basura de las calles, la basura discursiva de las campañas políticas.

La democracia es el peor de los regímenes sin excluir ninguno de los otros. Prueba de ello es la mar de inconformidad e insatisfacción, de inmadurez y chillonería imperante.

-Al político profesional lo encuentras en territorios no formalmente políticos. A decir verdad, los puedes encontrar en universidades, empresas privadas, en la organización de fiestas patronales, burdeles o estaciones de radio.

La virginidad política se pierde cuando descubres las convicciones políticas del chapulín.

-La política es el devenir de lo que los políticos están haciendo, que, a su vez, es lo que los políticos están deshaciendo.

-La libertad económica es la condición necesaria para la libertad política, que son las condiciones necesarias de las promesas de campaña que quedarán en eso, promesas.

De las muchas formas del arte, la política es una de ellas y consiste en evitar que la gente se preocupe por aquello que en nada resolverá sus deseos.

-La corrupción es una alberca olímpica en la que los políticos dominan satisfactoriamente los cuatro estilos de competencia. De cuando en cuando los espectadores dividen preferencias y echan porras.

Los políticos son más científicos que los científicos. Hacen posible lo imposible, por ejemplo, recordando a W, hacen creer a la gente que una gallina puede nacer de un huevo que puso ella misma.

-Si todo fuera cuestión de ideas en colisión nada pasaría parecido al miedo. Sin embargo ahí están los rostros que representan estas ideas.

-La política es un licor que embriaga a quienes no lo beben. Hace creer a los hombres que son libres. Decir que nada va bien en un sistema político en el que las palabras contradicen los hechos es mentir impunemente. Dicha contradicción es su sustancia.

Los peores políticos son los artistas mediocres. Tienen la habilidad de explicarlo todo, menos su mediocridad.

-El sociólogo clásico convencido de que la política haría del mundo un lugar cada vez mejor para vivir.

-Tirano de terciopelo elegido democráticamente.

-Políticos de todos tamaños y colores hablan porque están obligados, sus aduladores lo hacen voluntariamente y con gusto, pero rara vez dicen algo que merezca ser mencionado, prefieren ser recordados por lo que dicen que harán.

La llamada de la tribu

Una lectura para entender el deseo del autor de que los mexicanos no nos equivoquemos votando por el retroceso democrático.

La llamada de la tribu’ es un libro en el que el protagonismo no lo tienen las vivencias de Mario Vargas Llosa, sino las lecturas que moldearon su forma de pensar y de ver el mundo en los últimos 50 años.

“No lo parece, pero se trata de un libro autobiográfico. Describe mi propia historia intelectual y política, el recorrido que me fue llevando, desde mi juventud impregnada de marxismo y existencialismo sartreano, al liberalismo de mi madurez, pasando por la revalorización de la democracia a la que me ayudaron las lecturas de escritores como Albert Camus, George Orwell y Arthur Koestler. Me fueron empujando luego, hacia el liberalismo, ciertas experiencias políticas y, sobre todo, las ideas de los siete autores a los que están dedicadas estas páginas: Adam Smith, José Ortega y Gasset, Friedrich von Hayek, Karl Popper, Isaiah Berlin, Raymond Aron y Jean-François Revel.”

“Muchos, como yo, vimos en la gesta fidelista no sólo una aventura heroica y generosa, de luchadores idealistas que querían acabar con una dictadura corrupta como la de Batista, sino también un socialismo no sectario, que permitiría la crítica, la diversidad y hasta la disidencia. Eso creíamos muchos y eso hizo que la Revolución cubana tuviera en sus primeros años un respaldo tan grande en el mundo entero”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba