Punto y Seguido

La excelencia mitificada

Los aforismos que siguen, en un alargamiento de despedida, son mayormente de Wagensberg. Una de sus preocupaciones principales fue la educación y los sistemas educativos, las técnicas de transmisión de conocimientos y todas las falsedades que se tejen alrededor de esta gigantesca tarea. Todas las ideas giran con y en nuestros mitos cotidianos.

-La mente goza con la estética pues versa sobre lo bello y lo feo. Empieza casi siempre con un estímulo visual o auditivo y, metafóricamente, se puede extender al resto de los sentidos.

-La ética es para regular la convivencia y refiere lo bueno y lo malo. Suele conjugar valores e intereses, y no se puede hablar de ética sin un claro sentido del yo, es decir, sin autoconciencia.

-La ciencia es para conocer el mundo y versa sobre lo verdadero y lo falso. Conocer el mundo es para anticipar su incertidumbre, la sublimación de una vieja capacidad de los seres vivos.

-“Sapientis es mutare consilium”, que el diccionario latino traduce no solo literalmente como “es de sabios cambiar de idea”, sino también con una interpretación más amplia: “es de sabios reconocer los propios errores”. Juan Arias

-La democracia son dos lobos y un cordero votando para decidir qué se va a cenar; mientras que la libertad es el cordero, bien armado, impugnando la votación. B Franklin

-No veo para qué tanta alharaca, ya sabemos que el mundo se acabó. N. Parra

-Un sistema educativo puede presumir de excelencia si está pensado para formar en ella a todos sus alumnos, pero no si se deshace de todos aquellos alumnos que no la alcanzan por sí mismos.

– En las aulas de prestigio en occidente pasan de curso los alumnos que alcanzan la excelencia, en las aulas de prestigio en oriente la tendencia pedagógica es otra: nadie pasa de curso hasta que todos los alumnos han alcanzado la excelencia.

– La obsesión por la excelencia corre el riesgo de conducir hacia el pensamiento único, desde donde el riesgo es resbalar hacia el pensamiento nulo.

– La perfección existe porque es imaginable, pero no es perfecta porque es inalcanzable.

– La excelencia es un gran argumento cuando se demuestra en uno mismo y un viejo truco cuando sólo se nombra para dudar de ella en los demás.

– No por mucho insistir con la palabra excelencia se gana uno el derecho a identificarse con ella.

-El camino hacia la excelencia está lleno de pedruscos que reclaman experiencia previa.

-¡Qué difícil es ganar experiencia en un mundo que no se olvida de reclamarla como condición previa!

-Mira que si aquella piedra, en la que los humanos suelen tropezar por segunda vez, fuera justamente la experiencia previa…

-La excelencia acaba cristalizando en un conjunto de reglas tan rígido que la hace inmune frente al cambio con lo que la excelencia se hace cada vez menos excelente.

-La excelencia como imposición inicial dificulta la excelencia como resultado final.

-La excelencia es el gran anhelo del especialista y la gran renuncia del generalista.

-Muchos paquetes de normas se protegen a sí mismas con un grueso barniz de presunta excelencia.

-La palabra excelencia se esgrime ‘ad nauseam’ como arma contra posibles competidores.

-La investigación horizontal difunde la excelencia en aras de la eficacia y de la eficiencia, la investigación vertical la esquiva para desbrozar nuevos caminos.

-La excelencia, en sus dos diferentes acepciones (tratamiento de una dignidad o calidad extrema), es una palabra para iluminar lo que no brilla con suficiente luz propia.

-Una vida dedicada a la excelencia se divide en dos fases ambas muy sacrificadas: la primera se invierte en persuadir a los demás de que uno ya la ha alcanzado, la segunda en autoconvencerse de que ésta aún sigue vigente.

-La creatividad es una vocación, la excelencia una reputación.

 

Ciencias sociales según Jon Elster

-Las ciencias sociales se encuentran en un profundo estado de crisis. La palabra que describe la naturaleza de esta crisis es obscurantismo. Existen el obscurantismo duro y el blando.

-Hay que ser escéptico sobre la posibilidad de encontrar leyes causales universales en las ciencias sociales. Podemos encontrar un conjunto de generalizaciones sobre mecanismos causales que operan en diferentes condiciones. Estas generalizaciones pueden servir de base para explicar conductas pero no para predecirlas.

-Existen tal vez cinco tipos de obscurantismo blando: el marxismo, el psicoanálisis, el funcionalismo y las distintas formas de la “teoría francesa” y más recientemente las teorías post coloniales y subalternas provenientes del subcontinente Indio.

-Todas tienen en común la falta de respeto por los estándares de argumentación y la evidencia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba