Punto y Seguido

Realidad fragmentada

De la red

Uno

Ahora sabemos que Black Mirror era un tutorial, dijo Andrea Alejandra.

Será por eso que suena raro el término «nueva normalidad», agregó Carlos, justo cuando se supone que estamos en el «pico» de la epidemia. Tantas ganas de cantar victoria precisamente durante los días más aciagos, con más muertos y contagios. Nomás eso: suena raro.

Dos

Las propias cifras publicadas por el IMSS han demostrado que las empresas no sólo perdieron su valor, sino muchas personas perdieron su empleo y en consecuencia se ha incrementado el índice de pobreza. El gobierno de López Obrador, aunque parezca increíble, sigue sin entender que el gobierno no genera riqueza, sino solamente administra la recaudación para el bienestar del país. Cosa que está a discusión.

Tres

Escuchamos las cifras y la palabrería oficial pero, al igual que con las víctimas de la violencia del crimen organizado, parecemos estar embotados, insensibles. No escuchamos el dolor ni el sufrimiento, ni el abandono y la tragedia de las victimas de la pandemia: “Nunca había imaginado su muerte [de mi madre], pero ni remotamente pensé que fuera a ser como la escena de una película apocalíptica. Es quizá esa apariencia de ficción lo que nos aleja de la tragedia, y por ello la gente duda que la pandemia sea real, o porque las cifras aún no les parecen alarmantes y piensan: ‘a mí no me va a pasar’”. Záyin Dáleth Villavicencio Sánchez, periodista.

Cuatro

 «Avancemos hacia esta nueva mortalidad», dijo Jorge Alcocer, el secretario de salud, antes de corregirse: «Nueva normalidad».

Cinco

Fragmentados, divididos y a veces incluso confrontados, nos convertimos en una República disfuncional, justo en la peor pandemia que haya sufrido la humanidad reciente.

Seis

“La crisis, advierte el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, CONEVAL, podría provocar que la población que en 2018 no era pobre ni vulnerable, tenga afectaciones que los lleve a encontrarse en alguna de estas condiciones. Y agrega: Enfrentar la crisis de manera reactiva y emergente no será suficiente, es necesario reducir las brechas existentes (…) e iniciar una urgente reflexión pública sobre la necesidad de promover un sistema universal de protección social”.

Siete

«Ya estamos domando esta pandemia, este virus covid-19. Estamos a punto ya de lograrlo por la participación de la gente (…) Todo eso que imaginaron que podría pasar, con el propósito de afectar el gobierno y la transformación, no les está dando resultados».

Diario estoy pendiente de que no haya abusos, que no haya torturas y que no haya masacres, y estoy convencido de que las Fuerzas Armadas deben apoyar en las tareas de seguridad pública, aunque me critiquen de querer militarizar el país.

Ocho

Una característica de este gobierno 4T es la cursilería. “Municipios de la esperanza”. Vaya mamarrachada.

Nueve

La situación es tan grave en muchos países que el responsable máximo del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en una declaración ante el Consejo de Seguridad a finales del mes pasado manifestó que se está al borde de una pandemia de hambre, pues antes de que el coronavirus se convirtiera en un problema ya se preveía que el PMA se enfrentaría a la peor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba