Punto y Seguido

Un cuento escrito y contadoUn cuento escrito y contado por Cortázar por Cortázar

En el otoño de 1980, Julio Cortázar aceptó dar un curso de literatura en la Universidad de Berkeley, California. Cuando abordó el tema del tiempo en el cuento fantástico narró a sus estudiantes un cuento escrito por él mismo. El cuento escrito tiene casi cuatro mil palabras; el cuento contado menos de ochocientas. Con pequeños ajustes podemos ver, también, lo fantástico del espacio. Esta es la versión:

La isla a mediodía

Un joven italiano, camarero de una compañía de aviación que hace el vuelo entre Teherán y Roma, mira por la ventanilla del avión y ve el dibujo de una de las islas griegas del mar Egeo. La mira un poco distraído pero hay algo tan hermoso en eso que ve, que se queda mirándola un largo momento y luego

vuelve a su trabajo de distribuir bandejas y servir copas. En el viaje siguiente, cuando se acerca la hora en que van a pasar por ahí, se las arregla para dejarle su trabajo a una colega y va a una ventanilla y vuelve a mirar la isla. Así, en una serie de viajes, mira cada vez esa isla griega que le parece hermosa: es completamente dorada, muy pequeña y da la impresión de ser desierta. Un día ve que en la playa que bordea a pequeña isla hay algunas casas, alguna figura humana y unas redes de pescar. Comprende que es una isla a la que no van los turistas. El joven que está viviendo una vida artificial y sin interés -hace su trabajo, vive continuamente en hoteles, tiene amores fáciles en cada punto de la escala que no lo preocupan demasiado-, empieza a tener una obsesión creciente por la isla. Se le presenta como una especie de rescate, como algo que lo está incitando, lo está llamando, mostrándole algo. Un día decide pedir una larga licencia. Se ha estado documentando y sabe ya dónde está la isla y cómo se puede llegar. Se va en una lancha de pescadores y después de dos o tres días llega una mañana a la isla y desembarca. Él toma contacto con el grupo de pescadores, dos o tres familias que viven efectivamente ahí y que lo reciben muy cordialmente. Aunque él es italiano y ellos hablan griego, se sonríen, se

entienden y de alguna manera lo aceptan, le dan una cabaña para que se instale y siente de golpe que y a no se va a ir de esa isla, que ése es realmente su paraíso, que toda su vida artificial ya no tiene sentido: se va a hacer amigo de los pescadores, va a pescar como ellos y vivirá pobre y humildemente pero feliz en ese pequeño edén al que los turistas todavía no han llegado. Entusiasmado, sube a lo alto de una colina, se despoja de su reloj pulsera y lo tira como símbolo de lo que está abandonando; se desnuda bajo el sol, se tiende en el pasto que huele fragantemente y se siente profundamente feliz. En

ese momento oye el ruido de los motores de un avión y piensa por la posición del sol que está llegando el mediodía, que es su avión, el avión en que era camarero y en el que ahora hay alguien que lo está reemplazando. Lo mira y piensa que será la última vez que ve el avión, que él va a vivir ahí, que no tiene nada que ver con eso. En ese instante siente un cambio de régimen de ruido en los motores del

avión, lo mira y ve que se desvía, gira dos veces y se hunde en el mar. Reacciona y corre a toda velocidad, desnudo como está, hasta la playa. Del lado donde se ha hundido el avión asoma apenas un pedazo del ala. Se tira al agua y nada por si hubiera algún sobreviviente. Aparentemente no hay nadie pero cuando está llegando ve asomar una mano del agua. Toma la mano y saca a un hombre que respira con dificultad. Lo lleva con cuidado, se da cuenta de que el hombre está sangrando: tiene una enorme herida en la garganta y está agonizando. Lo va llevando a la orilla y en ese momento su pensamiento se

interrumpe, su visión de lo que está sucediendo cesa, los pescadores que han oído el ruido del otro lado de la isla vienen corriendo y encuentran el cadáver de un hombre con una enorme herida en la garganta tirado en la playa. Es lo único que hay, están como siempre solos con ese solo cadáver en la playa.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba