Opinión

Cómo influyen los medios de comunicación en los electores?

Por: Martagloria Morales Garza

“El despido de Carmen Aristegui debe ser denunciado, no porque se compartan todas las opiniones con la periodista, sino porque se requiere de diferentes voces para poder hacer realidad la democracia. Es momento que los mexicanos aprendamos a decir NO, de otra manera el presidente y su partido seguirán pensado que pueden hacer lo que ellos quieran”.

Saber cómo los ciudadanos toman decisiones es un ámbito de las ciencias sociales que hoy está sufriendo transformaciones enormes; antes se pensaba que las decisiones estaban en buena medida determinadas por las estructuras económicas sociales o culturales y que por lo tanto había que entender el funcionamiento de estas estructuras y comprendíamos de paso a los actores. Se pensaba por ejemplo que los electores votaban en función de sus intereses de clase, o en función de sus ingresos o de su escolaridad.

Hoy, sin embargo, de lo único que tenemos certeza es que este supuesto no sirve para explicar el comportamiento humano. La interacción entre las estructuras y los sujetos, es lo que explica el comportamiento, es decir las estructuras imponen ciertos límites a la acción de los sujetos, pero estos toman decisiones dentro de este espacio, que es mucho más amplio de lo que se piensa; así por ejemplo ni todos los obreros votan igual, ni todas las clases medias o los más ricos lo hacen en el mismo sentido.

Así que preguntarnos qué tanto influyen los medios de comunicación en la opinión de los ciudadanos y en su preferencia electoral es una pregunta compleja, pero aun así intentaremos acercarnos a este proceso. Suponemos que si los partidos gastan tanto dinero en ello es porque de alguna manera tantos anuncios tienen resultado en las elecciones, pero en realidad esta relación no es clara.

Tres indicadores nos hacen pensar que la relación entre los medios de comunicación y los ciudadanos es compleja.

Primero, encuestas levantadas por la Empresa Parametría en 2005, 2006 y 2015 dan cuenta de una tremenda caída del reconocimiento que los entrevistados aceptan de la influencia de los medios en la orientación del voto, la pregunta dice ¿Qué tanto influyen los anuncios de los candidatos o de los partidos en la forma en que usted vota? Según esta casa encuestadora en 2005, el 71% de los entrevistados contestó Mucho o Algo en relación con TV y para 2015 este porcentaje bajo 34%, es decir se redujo a la mitad, una cosa similar pasó en la radio, y con la prensa.  En cambio en el Internet subió ligeramente el porcentaje de quienes piensan que este medio si influye algo o mucho.

En este sentido apuntan también las encuestas de esta misma casa;   entre 2002 y agosto del 2014,  se encontró que la confianza en los medios de comunicación también ha caído fuertemente; en 2002 el 70% de los entrevistados mencionaron que los noticieros de la televisión eran confiables, para 2014 este porcentaje bajó a 37. En la prensa escrita se pasó de 58% a 34% y en la radio de 64 a 42%.

En febrero de este año, la misma casa encuestadora preguntó a los entrevistados qué tan creíble eran distintas frases que usan los partidos en esta supuesta etapa de campañas internas, los resultados son realmente alarmantes: restando un porcentaje minúsculo (26%), todos los resultados fueron negativos.

¿Qué es lo que ha pasado en estos doce años que ha bajado tanto la confianza en los medios de comunicación?

En primer lugar, cada vez es más obvia la estrecha relación entre los medios y el poder, no importa de qué partido político estemos hablando, pero en el caso del PRI la sujeción de los medios se ha vuelto en los últimos años realmente cínica.

Por otra parte, la revuelta ciudadana en torno a esto se ha vuelto tan generalizada que ha alcanzado a sectores de todas las ideologías y de todos los estratos sociales.

Lo dramático, es que si para el 75% de los electores los medios de comunicación no son confiables ni sus anuncios tampoco, ¿Porqué los partidos siguen gastando tanto dinero en este tipo de campañas?

Y la segunda pregunta que se deriva también de estos datos sería ¿Cómo se forma la preferencia electoral?

Casi el 40% de los electores dijeron en 2015 que siempre votan por el mismo partido, y la mitad del resto afirma que vota por el candidato y no por el partido, así que los anuncios de los partidos son dinero tirado a la basura, y en un país como el nuestro, es un insulto seguir financiando con tanto dinero a los partidos.

Para buena parte del 60% restante, parece que las campañas tierra son más efectivas, en una vieja encuesta del 2005 el 60% de los entrevistados afirmaba que la mejor manera de hacer campaña era visitando las comunidades directamente.

Este es una navaja de doble filo, por un lado, se obligaría a los políticos a hacer campañas más de tierra, y por lo tanto más baratas y además sin enriquecer a las grandes televisoras, pero el riesgo es el clientelismo y el reparto de despensas, techos de cartón, tinacos etc.,  como parte del tráfico con la pobreza extrema, sin embargo siendo pragmática esta vía es mejor para los que menos tienen. Decía un campesino hace tantos años que ya no recuerdo cuando “ojala que todos los años hubiera elecciones, pues así quizá seriamos menos pobres”

 

Quizá tenga razón, es preferible repartir dinero entre los pobres, a pagarle millones de pesos a Azcárraga y a Salinas y a las grandes cadenas de radio, por trasmitir anuncios que nadie cree, o que para muy pocos son creíbles.

Cuadro No 1

¿Qué tanto influyen los anuncios de los candidatos o de los partidos en la forma en que usted vota?

 

2005

2006

2015

Medio

Poco/nada

Mucho/Algo

Poco/nada

Mucho/Algo

Poco/nada

Mucho/Algo

TV

28%

71%

44%

56%

65%

34%

Radio

48%

52%

61%

37%

74%

24%

Prensa

50%

49%

63%

35%

68

31%

Espectaculares

61%

35%

71%

25%

72%

22%

Internet

73%

20%

79%

14%

75%

17%

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Elaboración propia con información de Parametria, encuestas de los años respectivos.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba