Opinión

Comunidades indígenas y la pluralidad pendiente en los medios

Por: Carlo Daniel Aguilar González / @carloaguilarg

La mayoría de los medios de comunicación tienen dos grandes pendientes en lo que respecta a la pluralidad informativa: dar cobertura a temas de interés público relacionados con las comunidades y los pueblos indígenas e incluir las voces de los líderes o integrantes de las comunidades y los pueblos indígenas en los espacios o páginas de los propios medios.

Con miras a un aniversario más del denominado “Día de la Raza” o la llegada de Cristóbal Colón al continente –miércoles 12 de octubre-, considero pertinente sugerir una reflexión y un análisis sobre cómo los medios de comunicación también han excluido, voluntaria o involuntariamente, a las comunidades y los pueblos indígenas en sus contenidos noticiosos.

En el caso concreto de Querétaro, pareciera que la inclusión de notas, reportajes y entrevistas con indígenas solo ocurre en ciertos periodos donde la idea de lo indígena “está de moda” y genera la espectacularización de la información o manejar las emociones en las audiencias a partir de un hecho o episodio relacionado con la idea o la temática de lo indígena.

Después de los casos de injusticia y omisión del Estado –por decir lo menos- hacia las mujeres indígenas Jacinta Francisco Marcial, Teresa González Cornelio y Alberta Alcántara, que provocó que los medios vieran la oportunidad para incluir en su cobertura informativa la temática de los indígenas durante un periodo de tiempo, volvimos a la invisibilización de los asuntos de interés público relacionados con estas comunidades y pueblos –salvo excepciones-.

Además, no habría que conformarnos con este ‘nivel’, sino exigir a los medios de comunicación la inclusión de las perspectivas y voces de los propios indígenas.

No es lo mismo que el diputado presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas mencione cuáles son los temas de relevancia para los indígenas, a que el propio habitante de Santiago Mexquititlán, municipio de Amealco de Bonfil, o de alguna comunidad de Huimilpan tenga un espacio en los medios, sin prejuicios en su contra o límites exagerados, para hablar de los asuntos trascendentales desde su perspectiva y valoraciones.

Los medios de la Universidad (TvUAQ, Radio Universidad y ‘Tribuna de Querétaro’) tienen un desafío, reto u oportunidad –según usted lo quiera ver, amable lector- para fortalecer y presumir la diversidad y la pluralidad que, según la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión que entró en vigor agosto de 2014, debieran tener los medios.

No es nuevo decir que a la mayoría de los medios, sobre todo los de una concesión para uso comercial, anteponen las ganas de los beneficios económicos y políticos en perjuicio de la pluralidad, la diversidad y la responsabilidad informativa. La pregunta está en cómo insistir e incidir para que valoren que antes que empresas, usan el espectro radioeléctrico que es propiedad de la nación, entre quienes se encuentran las comunidades indígenas.

Tratamiento informativo, otra vía para victimizar a los indígenas

En la lista de pendientes por cumplir que podrían enumerarse hacia las comunidades y los pueblos indígenas, uno de ellos es la victimización que se hace de su condición a través de cómo se les presenta en medios de comunicación. Hay ocasiones en que se muestran imágenes, materiales y titulares de los medios que sutilmente denigran, degradan o desvalorizan sus condiciones de existencia.

Hablar de las comunidades indígenas en Querétaro es mucho más que fotografiar y entrevistar a las mujeres comerciantes que se encuentran en las plazas, calles y lugares del Centro Histórico. Va más allá de mencionar cuántas lenguas se hablan en el estado, o de pensar únicamente en los municipios de Amealco de Bonfil y Tolimán.

Sería interesante tener investigación que desde propuestas teóricas como el ‘framing’, nos mostraran coordenadas y un mapeo de cómo los medios de Querétaro (periódicos, estaciones de radio, canales de televisión, portales informativos) presentan y ‘encuadran’ los contenidos noticiosos relacionados con las comunidades y los pueblos indígenas.

Esto nos ayudaría desde lo cualitativo a buscar rutas para incidir y mejorar los contenidos de los medios de comunicación, simultáneamente a los aspectos que desde las leyes y los códigos de ética se pueden consolidar para elevar la calidad informativa.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba