Opinión

Crisis. Ciudadano y comunidad

Jicotes

Por:Edmundo González Llaca

Existe una crisis en las relaciones entre el ciudadano y comunidad. Antes de la red electrónica para pertenecer a una comunidad se necesitaba estar ahí, convivir e interactuar con sus miembros.

Con el internet esto ha cambiado, ahora lo puedes hacer a distancia, sin habitar en el lugar ni encontrarte físicamente. Tiene la ventaja del ahorro de tiempo, la inmediatez y el contacto con mayor número de personas. Pero también tiene sus desventajas, es una comunidad un tanto falsa, entras y sales de ella a tu capricho. En la comunidad electrónica el compromiso está pegado con alfileres, más bien a la computadora, y el diálogo pierde riqueza. La comunidad real es más plural y diversa. En la comunidad electrónica eres un solitario acompañado, en la comunidad real tu participación política es más cierta, concreta y completa. Lo cierto es que se está imponiendo la comunidad electrónica.

Crisis. Las Ideologías

Se vive una profunda crisis de las ideologías. Antes la primera carta credencial de la participación política era identificarse como de izquierda o de derecha. Estas referencias ya no tienen ningún sentido. Se impuso la idea de Popper: “No hay necesidad de grandes teorías para hacer del mundo un lugar mejor, sino dar pequeños pasitos”. La crisis de las ideologías ha llevado a la crisis de los partidos políticos, que ya no son organizaciones alrededor de plataformas ideológicas sino clubs de intereses económicos y de grupo. La gente no vota por las letras, las ideologías, que están vacías de contenido, sino por los monos, los seres humanos. El viejo ideal de hacer gobiernos de leyes y de instituciones y no de hombres, ha fracasado. Las leyes y las instituciones apenas palpitan en las manos caprichosas de líderes y de grupos. 

La crisis y los medios de comunicación

Los medios de comunicación enfrentan una grave crisis ante la aparición de un nuevo soporte de comunicación: internet. Las repercusiones son muchas: internet es un medio más rápido, de inmediato y de voluntario acceso; los mensajes tienen contenidos más ligeros y enfocados principalmente a la diversión; pero la consecuencia más importante, es que ahora cualquiera persona que tenga computadora puede ser reportero y/o editorialista. La competencia a los periodistas y a los articulistas de textos de fondo es inmensa. La información y las opiniones de profesionales de la comunicación y amateurs indigestan al usuario, lo invitan a la evasión y frivolizan el debate. Nunca como ahora existen tantos medios de comunicación pero nunca como ahora han sido tan poco influyentes en la vida pública.

 

 

 

 

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba