Opinión

Datos curiosos sobre el 14 de febrero

Por Ricardo Noguerón Silva

No sólo en México, sino también en muchos países, el 14 de febrero, también llamado “Día del Amor y la Amistad” o “Día de San Valentín”, es una fecha de gran relevancia para la sociedad ya que además de ser un tiempo, para muchos netamente comercial y de vendimia, para otros, significa una oportunidad para acercarse a la pareja o a cualquier persona con la que se tenga un vínculo de tipo sentimental.

Con el paso del tiempo, el Día del Amor y la Amistad en México ha tomado un lugar importante dentro de las tradiciones nacionales, aun cuando su origen se remonta a mediados del siglo XIV en el Reino Unido. Sin embargo, pocos conocemos el verdadero significado de esta festividad y en realidad, también a pocos nos importa. Sin embargo, de acuerdo a las costumbres populares, esta fecha debe permitirnos la excusa perfecta para conseguir pareja o bien, de acuerdo a la situación económica, engrandecernos experimentando la sublime sensación de dar, y de recibir por supuesto, cualquier producto de moda o tradicional existente en el mercado sin las exigencias de un cumpleaños y la propia Navidad.

Dentro del contexto de esta festividad, resaltan algunos datos que nos pueden dejar ver de manera más clara, el comportamiento de la sociedad mexicana al acercarse esta fecha conmemorativa y las acciones que habrán de emprender para este mismo. De acuerdo a la encuesta publicada por la empresa Consulta S.A. de C.V. en febrero de 2011, la manera en la que los mexicanos celebran el Día del Amor y la Amistad, es verdaderamente singular. Aquí le van, estimado lector, unos cuantos datos:

En diversas ocasiones, los medios de comunicación han tratado de poner en evidencia el desconocimiento de la historia por parte de los mexicanos, achacando esto al deficiente sistema educativo nacional. Preguntas como, ¿a quién se le considera como el “padre de la patria”?, ¿quién descubrió América?, ¿cuál es el significado de la bandera nacional? y ¿quién fue la Malinche? entre otras tantas, son frecuentemente respondidas de manera errónea por los transeúntes al momento de ser sorprendidos con este tipo de cuestionamientos. Sin embargo, a la pregunta expresa respecto a cuál es la festividad conmemorada el día 14 de febrero, el 93 por ciento de los mexicanos entrevistados, afirmó que ése era el “Día del Amor y la Amistad” o bien, el “Día del Amor” o el “Día de la Amistad”, todo depende claro, de cómo les haya estado yendo en la feria.

En lo que se refiere a la cuestión sentimental… ¿se ha dado cuenta usted, que el interés de la ciudadanía por tener novio, novia o alguna relación de tipo sentimental aumenta previo al 14 de febrero?

Pues de acuerdo a las mediciones de la empresa Consulta, ocho de cada 10 mexicanos cuentan con una pareja sentimental (háblese de esposo(a), novio(a), etc.) al acercarse este amoroso día, además, el 82 por ciento de éstos dicen sentirse, no sólo contentos, sino “muy felices”. Lo curioso en esta medición, es que entre mayor es el grado de escolaridad y nivel socioeconómico del individuo encuestado, más recurrente es la respuesta respecto a tener alguien con quien compartir este día.

Flores, ropa, chocolates, perfumes, muñecos de peluche o bien, simplemente compartir una comida, cena o en su defecto, si la economía está un poco apretada, sólo dar cariño, afecto y amor, figuran entre los principales obsequios y maneras de celebrar en este día tan especial. Sin embargo, llama la atención que el porcentaje de personas que NO esperan recibir nada, a pesar de haber costeado un presente, es realmente alto y sólo un poco más bajo de aquellos que dicen estar seguros que si recibirán algo. El 42.1 por ciento de los mexicanos no piensa recibir ningún presente, mientras que el 43.9 por ciento sí.

¿Y qué esperar de regalo? Pues aunque en el día de San Valentín se ha vuelto una costumbre obsequiar chocolates, el interés de algunos mexicanos que suelen conmemorar este día y que además se encuentran dentro de ese 43.9 por ciento que sí esperan recibir algo, “no tiene pies”. Resulta que además de las flores, producto de gran aprecio entre el género femenino, quizá existan algunos que prefieran adquirir productos cuya caducidad sea más prolongada. La ropa (chamarras, playeras, blusas, pantalones, etc.), dice la encuesta, es uno de los productos más esperados por la mayoría, sustituyéndose la sinceridad de una tarjeta, la ternura de un peluche, el entretenimiento de un libro y hasta la placentera sensación de saborear un chocolate, por bienes que puedan ser mejor aprovechados dentro de nuestra vida cotidiana.

No cabe duda que el 14 de febrero, Día del Amor y la Amistad, ha superado las expectativas del propio San Valentín, quien en su lucha por instituir el sacramento del matrimonio aun a espaldas del emperador Claudio II, alrededor del año 270 d.C., nunca imaginó que sus acciones derivarían en una importante actividad comercial a nivel mundial, que al menos por un día al año, ha conseguido unir y sensibilizar al ser humano.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba