Opinión

De Presidente a guía de turismo

Por Ricardo Noguerón Silva

“Este otoño, prepárese para una aventura muy especial. Es una mirada cercana a una tierra exótica y colorida (o sea la nuestra). Y hay un hombre que conoce este país mejor que nadie (en teoría así debería serlo). Ésta no es la típica visita turística (realmente, sí lo es). Y él no es el guía turístico tradicional (en esto no hay ninguna duda, este señor debería estar ocupándose de cosas más importantes). Su nombre: Felipe Calderón. Y él es el Presidente de México (pues eso dicen). Soy Peter Greenberg y esto es México, The Royal Tour (…)”.

Éste es el texto que corresponde al discurso del promocional del nuevo programa de televisión de la cadena norteamericana CBS, “The Royal Tour”, mismo que será transmitido a partir del 23 de septiembre de este año en los Estados Unidos.

El Presidente Calderón busca de nuevo tapar el sol con un dedo, intentando llamar la atención y colocarse dentro de las preferencias de la población mexicana, al incursionar en un show televisivo norteamericano con la intención de mostrar una cara diferente, misma que lamentablemente, y esto hay que decirlo, a través de esto y sus spots de seguridad y confianza en el Gobierno Federal, han logrado cambiar la percepción de gran parte de la ciudadanía respecto a la difícil y durísima situación que vive nuestro país en nuestros días.

No cabe duda que “al pueblo, pan y circo”. Un sentimiento de indignación nos embarga al momento de ver al supuesto “líder” político y moral de nuestro país, sirviendo de conejillo de indias, prestando su imagen y la de México, sin siquiera pedirnos permiso, para convertirse en el nuevo producto mercadológico de la cadena norteamericana CBS, para que ésta, tenga suficientes argumentos de venta y convenza a mandatarios de otros países para que se animen a servir de guías de turismo a Peter Greenberg, quien ostenta el papel estelar de este show.

Durante los últimos sexenios, y esto ya se ha hecho costumbre en México, el Gobierno Federal se ha empeñado en hace ganar dinero a las empresas extranjeras dejando que utilicen nuestros recursos, en este caso hasta al mismo Presidente, para generar utilidades que nunca serán reinvertidas en México, salvo una que otra migaja, claro está.

Existen en México, diversos organismos dedicados a la promoción turística del país, mismos cuya operación es cubierta por el presupuesto que pagamos todos los mexicanos y quienes tienen la obligación de establecer programas de promoción en cada una de las entidades federativas… ¿Acaso éstas son tan ineficientes que tiene que venir el mismísimo Presidente a decirles cómo hacer su trabajo? es decir, ¿por qué tiene que ser el propio Felipe Calderón quien se preste a hacerlo?, ¿está justificada su participación en shows extranjeros?

Aunque la promoción y difusión de los productos turísticos de México parezca ser un buen pretexto para que el Presidente obtenga minutos de exposición en la televisión internacional, existen funcionarios, a los que se les paga muchísimo por cierto, que debieran tener la responsabilidad de hacer este tipo de “numeritos” ante la audiencia norteamericana y sobre todo, de fomentar las nuevas y menos explotadas zonas turísticas de México.

En este sentido, si la exposición mediática de un mandatario no tuviera ninguna repercusión negativa a nivel internacional… ¿Por qué el señor Obama no inaugura este nuevo programa? En primer lugar, porque es el Presidente de la nación a la que pertenece la cadena televisiva y en segunda, dicha exposición, podría ser una excelente promoción que le ayudaría a sumar puntos para lograr su reelección el año que viene… ¿no cree usted?

La respuesta a estas interrogantes es muy simple: no hay en el mundo, ningún Presidente que se preste a hacer el ridículo, sin antes ver qué tanto lo hizo otro; y bueno, nuestro Presidente… ¿fue el primer valiente?

Las razones por las cuales Felipe Calderón ha tomado la decisión de exponerse públicamente como guía de turistas de un GRINGO, pudieran corresponder, quizá, al hecho de conseguir su propio programa de televisión al finalizar el sexenio, cosa que sería poco probable, pero a su vez, bastante interesante… ¿Se lo imagina? Otra más, concerniría al intento por contribuir con la consecución en el sexenio que viene de su partido, el PAN, en el poder, o bien, simplemente corresponde a intentos desesperados utilizando estrategias nuevas de marketing, que al no tener ya nada que perder, podrían funcionar… ¿Recuerda usted su campaña a la Presidencia en 2006?

Mientras tanto, estimado lector, y apaciguando un poco la espera de ver a nuestro flamante y carismático Presidente recorriendo el país, puede usted encontrar en el portal Youtube, los avances de las hazañas que Felipe Calderón realizará a partir del 23 de septiembre del presente, que dicho sea de paso, todo parece indicar que además de las giras relámpago alrededor de la República, también el rappel, la tirolesa, el remo, las buenas relaciones con los lacandones y la subida de 91 escalones en la pirámide de Kukulkán en Chichén Itzá, son para él, cosa de todos los días.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba