Opinión

Despedida anticipada

Por Salvador Rangel

Hay trabajos o puestos que en un momento son carga pesada para quien los desempeña y trata de zafarse de ellos cuanto antes, pero algunos tienen plazo y no se pueden abandonar, pero cómo pesan esos últimos días.

Tal es el caso del señor Calderón Hinojosa, que llegó a la Presidencia de México, “haiga sido como haiga sido”.

El balance de su gobierno no requiere que lo termine para hacerlo y, son más los números rojos que los negros, es decir, quedó por debajo de un buen resultado.

De entrada, con el objeto de legitimar su dudoso triunfo, debió aliarse con Elba Esther Gordillo, Presidente sempiterna del sindicato de maestros, le dejó el nombramiento del director del ISSSTE, Miguel Yunes, de la Subsecretaria de Educación Básica y nombró al yerno de la líder en la Dirección de la Lotería Nacional, entre otras canonjías más.

Ya al final del sexenio, la propia Elba Esther reconoció y sacó a balcón a Calderón, señaló que hubo un arreglo político y claro ella sacó ventaja de la debilidad de Calderón.

También como golpe de timón, Calderón anunció la “guerra contra el narcotráfico”, después dijo que no era “guerra”; la que ha dejado miles de muertos, sobre la cifra nadie se pone de acuerdo.

Durante su sexenio, que afortunadamente ya mero termina, ha habido de todo, murió uno de sus delfines a la Presidencia de la República, Camilo Mouriño.

Su candidato emergente, Ernesto Cordero, fue derrotado en las elecciones internas del PAN y salió como candidata presidencial, Josefina Vázquez Mota, que no da color en la contienda presidencial.

Se incendió en Hermosillo, Sonora, una guardería y los padres de familia claman la verdadera justicia que no llega.

Un joven, brillante estudiante, al momento de recibir un reconocimiento de manos de Calderón, le dijo “espurio”.

En la Cámara de Diputados, el legislador Noroña sacó una manta donde hacía alusión a la adicción etílica del señor Calderón, al día siguiente Carmen Aristegui comentó la nota y fue retirada del programa, los reclamos y muestras de apoyo a la conductora hicieron que regresara, pero quedó la duda, hasta dónde el equipo de Calderón hizo que la sacaran del programa.

Y así por estilo, cuando visita cualquier ciudad, es fortificada con presencia militar, federal, estatal, etc., no se pone en duda de la seguridad que requiere, pero es en extremo cuidada, como ningún otro Jefe del Ejecutivo.

Y como ya ha de estar ansioso de dejar el cargo, el 28 de marzo, se organizó una despedida en al Auditorio Nacional, celosamente resguardado, no vaya a ser que le griten “espurio” o algo por el estilo, fueron “convocados” empleados federales, beneficiados de los programas sociales, en total cerca de 15 mil asistentes y Calderón entró entre aplausos, porras, como en las mejores escenografías del PRI, se parecen tanto el PAN y el PRI en ciertos aspectos que hasta parecen hermanos.

Y como estaba a punto de iniciar la veda electoral, aprovechó esos últimos días para hacer gala de los logros de su gobierno y reunió a la familia, para presumir.

Inició el autoelogio al señalar que era necesaria la guerra al narcotráfico, de eso no hay duda, pero la estrategia está equivocada, sin una policía preparada, honesta, no se puede combatir ni al crimen desorganizado.

Y qué decir de la pobreza en que se encuentran millones de mexicanos y otros que han muerto en su intento por llegar a Estados Unidos. En este sentido, también hay una guerra de cifras, pero los pobres están ahí, en cada esquina pidiendo limosna, vendiendo fayuca, etc.

Y se quejó de que México no ha avanzado porque se han escatimado reformas como la laboral, si así con la actual los trabajadores sufren la no inclusión en el IMSS con su verdadero sueldo y la existencia de empresas outsourcing que niegan prestaciones sociales a sus empleados. Líderes sindicales eternos y venales.

Y los nostálgicos cuentan los días para que llegue el 1° de diciembre y se vaya Calderón, pero al mismo tiempo sufren de pensar que de cualquiera de los cuatro presidenciables no se hace uno y tendremos que padecerlo seis años.

rangel_salvador@hotmail.com

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba