Opinión

Día ciento trece

Bitácora de Viaje

(de estudios socioterritoriales)

Por: Manuel Basaldúa Hernández

Los alumnos de la Licenciatura en Estudios Socioterritoriales han acudido nuevamente a la ciudad de León, en el estado de Guanajuato, para asistir a la Segunda Bienal de Territorios en Movimiento. Esta actividad académica es organizada por académicos de esta máxima casa de estudios guanajuatense. Ahora, la bienal ha tenido como tema el “Cambio y dinámicas sociales emergentes en América Latina: Ciudadanía, Gobernabilidad y Desarrollo Local”. La concepción del territorio es amplia y conceptualmente abarca muchas nociones de la acción social y su referencia a un espacio.

Se abordaron desde temas de la ciudadanía y la desigualdad hasta cuestiones de región, territorio y patrimonio. De las mesas que destacan y que son de interés para nuestra comunidad de la UAQ fue la de Patrimonio, en donde las ponencias tuvieron como título: Fragmentación urbana, de la pérdida del espacio público a la movilidad; El paisaje urbano moderno en la ciudad patrimonio, Guanajuato. Reflexiones sobre las intervenciones arquitectónicas recientes; viviendas del barrio de la Cruz en el Centro histórico de Santiago de Querétaro; Gestión Urbana y la cultura como determinantes en las políticas públicas; Patrimonio, Turismo Cultural de Piedra en las edificaciones de la plaza de San Francisco en San Cristóbal de las Casas-Sergipe-Brasil; las ciudades en la ciudad; Calle subterránea de Guanajuato: patrimonio, riesgos hidrológicos y gestión urbana; espacios culturales conformadores de la ciudad histórica; patrimonio: Herramientas teóricas para distinguir el patrimonio del patrimonio cultural.

Entre estas ponencias encontramos la participación de nuestra colega antropóloga Phyllis M. Correa, que junto con Mahalia Ayala Galaz presentó “Arte y Patrimonio, dos conceptos subjetivos en tensión y conflicto: el caso del pato gigante y sus implicaciones en una ciudad colonial guanajuatense”. También, nuestro colega Edgar Belmont habló en la mesa sobre la “Sustentabilidad ante los cambios institucionales” sobre la “desestructuración de enclaves productivos energéticos: ajustes estructurales y gestión del territorio”. En esta mesa participó Katia Magdaleno Lozano con “Valorización territorial y procesos de desarrollo local en los espacios de vías verdes y rutas creativas de la región valles de Jalisco”.

Desde el análisis de carácter microsocial, hasta lo macro, pasando por el análisis de las políticas públicas, la Bienal transitó conceptualmente para acercarse a los sujetos sociales y los procesos productivos y de sobrevivencia económica y laboral. Los problemas de la ciudad y de los centros urbanos con toda esa metamorfosis de las actividades de los pobladores y sus habitantes también fueron abordados con trabajos como “La desarticulación entre planificación urbana y del transporte como factor detonante de la conflictividad en el transporte público de pasajeros: el caso de la modalidad de taxi en Tecámac, Estado de México”.

La violencia fue también un factor de preocupación para el estudio, en la mesa de Seguridad Pública: derechos humanos y criminalidad. Entre las ponencias que me llamaron la atención está la que presentó Argelia Jetzirah Aragón: “Urbanismo como detonante de violencia”, “Pandillas y construcción metropolitana en León, Gto.; elicitación a partir de contingencias urbanas y sociales”.

Hay una larga lista que se puede seguir incluyendo, pero no quiero cansarlos con estas referencias, solamente pretendo mostrar la riqueza de los campos que se pueden abordar en el tema socioterritorial. Y destacar la riqueza de los hallazgos por medio de las investigaciones y estudios que se hacen en esta comunidad científica.

Los problemas que encontramos a lo largo y ancho de nuestro país muestran la complejidad de la realidad que está concentrándose en los centros urbanos y el despojo de las áreas rurales. La depredación y la explotación irracional de nuestros recursos naturales siguen incrementándose por el desconocimiento, por un lado, y por la corrupción e impunidad que existe. La violencia se ha convertido en un elemento importante que empieza a impactar y a tener consecuencias de grandes magnitudes, deteriorando las pocas oportunidades de desarrollo de los grupos o comunidades que han logrado establecer modelos o estrategias de sobrevivencia.

La Bienal de Territorios en Movimiento se estará convirtiendo en una oportunidad para nuestros alumnos y académicos de seguir aportando ideas y explicaciones sobre los procesos tan acuciantes que nos ha tocado experimentar en estos últimos tiempos.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba