Opinión

Doloroso parto del Modelo Educativo 2016

Por: María del Carmen Vicencio Acevedo

metamorfosis-mepa@hotmail.com

PARA DESTACAR: Luego de tantos dolores, la SEP lo dio a luz; acontecimiento que recordaría a Esopo en ese “parto de las montañas” (que tras grandes estertores, alumbran a un simple ratón), si no fuera porque ese “inédito” ratón puede ser letal, si no lo controlamos.

Un amigo suele decir que ante la lectura de cualquier texto, él no se fija tanto en lo que dice la tinta negra, sino en los espacios en blanco, pues en ellos está la clave para comprender lo que realmente sucede. Tiene toda la razón. Los teóricos de la comprensión lectora distinguen entre “información visual” e “información no visual”.

La segunda es fundamental para comprender lo escrito y la realidad a la que se refiere y consiste en: los conocimientos previos del lector sobre: el tema, el lenguaje empleado, el contexto en que el mensaje se emite, la confiabilidad del emisor, otras perspectivas distintas a la del texto en cuestión, etc.

En este sentido hay mucho que leer en el espacio en blanco de la presentación del nuevo Modelo Educativo, 2016, que recientemente hizo el secretario Nuño Mayer. Al fin, luego de tantos dolores, la SEP lo dio a luz; acontecimiento que recordaría a Esopo en ese “parto de las montañas” (que tras grandes estertores, alumbran a un simple ratón), si no fuera porque ese “inédito” ratón puede ser letal, si no lo controlamos. Por eso no conviene desoír la convocatoria a analizarlo con detenimiento, antes de dejarlo suelto.

Si el enorme movimiento de resistencia nacional no ha logrado abortarlo, es imprescindible estar preparados para desactivarlo en cada espacio que busque colarse.

Para emprender el análisis, ya despierta sospechas la sola revisión de los tiempos de gestación de la reforma educativa. El proceso inicia desde 2011 con la administración anterior; desde entonces se despliega una fuerte campaña mediática contra los profesores.

Luego en 2012, el Pacto por México la bendice y en menos de dos meses la vuelve legal. Dos años después, en 2013 se realiza el censo de escuelas (que debió estar al inicio); tres años después, en julio de 2016 se presenta el nuevo modelo para su consulta (que debió ser lo primero de lo primero).

Después del grave conflicto que provocó esta acción alrevesada: después del desorden desbordado, de los muertos, heridos, torturados y encarcelados, hoy se invita “a todos” a hacer propuestas (desoyendo las que la CNTE viene planteando desde hace mucho).

Nuño presenta el nuevo modelo, con discursos floridos (“reforma de gran calado” “acción inédita”, “primera vez en la historia”…), que adornan y a la vez ocultan asuntos preocupantes del mismo, por lo que se requiere aguzar la inteligencia.

La sola presencia de ciertos invitados especiales en la principal ceremonia de presentación, dice mucho sobre su orientación: Claudio X. González, presidente de Mexicanos Primero; Marinela Servitje, de Compromiso Social por la Calidad de la Educación (ambos mega millonarios). Juan Díaz de la Torre (que no está de más, por ser líder del SNTE), resulta muy útil para ejercer una “mejor rectoría” (mayor control) sobre el gremio magisterial.

Un derivado del nuevo modelo, “la Escuela al centro”, es presentado por Nuño, “por vez primera en una escuela primaria”, para mostrar que: “somos nosotros (los funcionarios) los que nos tenemos que acercar y venir a la escuelas, y no las escuelas las que tengan que estar, al servicio del sistema educativo”. Telón de fondo: el férreo cerco y aparato de seguridad que protege a los funcionarios de alto rango, cada vez que “se acercan” al populacho. Más allá, las tremendas revueltas de la disidencia magisterial y popular, que no cesan, consecuencia de tres años de intentar ser escuchados, sin lograrlo.

Sobre la escuela “Benito Juárez”, dice Nuño, que “fue elegida para presentar el modelo porque desde su fundación es ejemplo de lo que entendemos como una verdadera comunidad de aprendizaje”, y pondera su hermoso “y emblemático” edificio, construido por un destacado arquitecto y decorado por un destacado muralista.

Telón de fondo: el mapa de Inegi sobre un censo que deja clara la tremenda desigualdad que tienen las escuelas en México. Solo en ocho estados de la República tienen las condiciones adecuadas. Otro telón de fondo: los múltiples documentales, fotos, videos, gráficas y demás que circulan en las redes sociales y muestran al rojo vivo esas condiciones.

En su discurso, Mayer dice reconocer esta precariedad de muchas escuelas y asegura que entre 50 mil y 75 mil (de las 250 mil que hay), “van a recibir una transferencia de dinero para poder tener un gasto corriente y puedan tener esta capacidad de gestión cotidiana y tener mayor autonomía de gestión”. Telón de fondo: los 6 mil 500 millones de pesos que el gobierno federal recortó recientemente a la educación.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba