Opinión

El café: una bebida incomprendida

Por: Ana Cecilia Figueroa

Divulgación de la Ciencia, UAQ

El tiempo y la ciencia le dieron la razón a Voltaire cuando ironizó respecto a las consecuencias negativas del consumo del café: “Claro que es un veneno lento, hace 40 años que lo bebo”.

Hoy sabemos que las 7 millones de toneladas de café producidas anualmente por más de 50 países del mundo, sea éste de la variedad Coffe arabica o Coffe canephora (robusta), resultan benéficas para la salud de los consumidores al contener vitaminas, minerales y antioxidantes, entre estos últimos se encuentra la cafeína.

De las bondades de esta oscura y cautivadora bebida hablaron Karen Magalay Soto Martínez y Guadalupe Aguilar Vázquez, en la conferencia “Café y beneficios a la salud” que se realizó a propósito del Día Internacional del Café en el Campus Aeropuerto.

Estas doctorantes en Ciencias de los Alimentos de la Autónoma de Querétaro explicaron que, de acuerdo con investigaciones científicas recientes, se han comprobado las bondades del café en cuanto a la prevención de enfermedades neurodegenerativas, el cáncer, la diabetes e incluso el sobrepeso

Del cáncer, enfermedad caracterizada por un crecimiento incontrolado de células, diferentes estudios han relacionado el consumo de dos tazas de café al día con una disminución del 43% de riesgo de padecerlo, explicaron.

El consumo del café también está asociado a la prevención de otro de los padecimientos más temidos: la diabetes. De hecho, estas maestras en Ciencias citaron un estudio realizado por la Universidad de Harvard, publicado en 2004, en el cual se evaluó el consumo de café y de cafeína en 41 mil 934 varones y 84 mil 276 mujeres. Tras 16 años de seguimiento, los científicos observaron que el injerir esta bebida se asociaba con un bajo riesgo de esta enfermedad crónica caracterizada por la elevación de glucosa en la sangre, independientemente de la edad y el grado de obesidad de quien lo consume. Estos beneficios resultaron ser incluso mayores para las mujeres.

El no menos temido Alzheimer, que consiste en la pérdida de la memoria, también se ha revertido por la cafeína, pues ésta inhibe la acumulación de proteína, previene el estrés oxidativo por ser un antioxidante y, además, disminuye la producción de la encima caspasa 3; pues el incremento de estos tres elementos es el que favorece la muerte de las neuronas y, por tanto, hace que se presente la enfermedad.

En cuanto a otra de las enfermedades neurodegenerativas más comunes, el Parkinson, Soto y Martínez refirieron que en ésta se presentan rigidez muscular, dificultades para caminar, temblor y alteración en el movimiento. Esto ocurre porque la parte del cerebro donde se producen las neuronas  relacionadas con la producción de la dopamina, sufre una degeneración y esta disminución, a su vez, permite la activación de receptores de adenosina que promueven la pérdida de la capacidad motriz. En este caso también se ha comprobado que la cafeína inhibe los receptores de adenosina, por lo tanto, al consumir café se reduce este padecimiento.

Y para todos aquellos que viven preocupados por mantener su peso corporal, estas especialistas mencionaron que la cafeína, posiblemente, puede tener efectos benéficos en el control de peso, pues tras su ingesta se produce un aumento del consumo de calorías en el metabolismo, lo que puede redundar en la disminución del peso corporal. No obstante, los mecanismos específicos por los cuales la cafeína u otros componentes del café inducen estos efectos no están del todo claros todavía, advirtieron.

Con estos datos queda claro que los cafeinómanos del mundo, aquéllos que contribuyen al consumo de los dos billones de tazas de café al día, no pueden estar equivocados, como tampoco lo estuvo tres siglos atrás uno de los máximos exponentes de la Ilustración: Voltaire.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba