Opinión

El caso Cassez

Por: Daniel Muñoz Vega

El gobierno de Felipe Calderón sigue arrojando saldos negativos. El día de ayer llegó a su fin uno de los episodios más lamentables que involucra a las dos últimas administraciones panistas: el caso de Florence Cassez. El argumento del gobierno calderonista para mantener presa a la francesa detenida en 2005, no contemplaba las violaciones que hubo en el proceso sino más bien concentraba su discurso en el derecho de las víctimas.

Genaro García Luna pasó gran parte de la administración anterior presentando pruebas para que Cassez no saliera de la cárcel, y de igual forma, justificando su actuar en el montaje transmitido por Televisa donde supuestamente se detiene a Florence Cassez y a Israel Vallarta.

El caso tuvo repercusiones diplomáticas con Francia. En 2011, cuando la crisis diplomática subía de tono, escribí en mi cuenta de Twitter que no dejaba de pensar en que Cassez quizá fuera inocente, pero si fuera puesta en libertad, no dejaría de pensar que quizá era culpable. Dicho y hecho. A un día de su liberación traigo ese sentimiento de que quizá no se hizo justicia, pero volviendo atrás y ver la forma cómo se impartió la justicia durante la administración Calderonista y ver las inmensas irregularidades en el caso de Cassez, creo que en lo personal, no tendría elementos para generar una opinión sobre la probable culpabilidad de la francesa, ahora puesta en libertad.

Me resulta muy peligroso hacer juicios como parte de la opinión pública, cuando no conocemos de forma certera el contexto en el que pasan las cosas. En Francia recibirán a Cassez como heroína, el documental titulado “Florence Cassez, el último recurso” generó en toda Francia la percepción de que en México se estaba cometiendo una injusticia. De igual forma, no se puede menospreciar la declaración de Ezequiel Elizalde, que acusa de forma directa a Cassez de ser su captora, aunque hay que decir que las investigaciones en el secuestro de Elizalde están plagadas de irregularidades.

En México, la opinión pública ha emitido muchos juicios, en gran parte de los sectores se cree que la justicia volvió a equivocarse. Habría que analizar con mayor prudencia la información generada del caso y analizar el contexto en el que se dio este lamentable episodio: un gobierno paladín de la justicia a medias, ejecutada por el siniestro Genaro García Luna e instituciones totalmente degradadas. Si la bandera del gobierno calderonista fue la justicia, hoy podemos hablar de forma más clara del rotundo fracaso de su administración en el tema. El juicio de la opinión pública contra Calderón irá fluyendo con el tiempo.

La resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para determinar la liberación inmediata de Cassez, no dice si es culpable o inocente, sino que el montaje televisivo armado por la AFI sobre su captura, vició todo el proceso penal en su contra. En el terreno legal, vendrá un amplio debate, urgente y necesario sobre la impartición de justicia en México, uno de los temas más lacerantes de nuestra sociedad.

Si el motivo de la liberación de Cassez fue la violación en el proceso penal por el montaje planeado por Genaro García Luna, habría que llamar a cuentas al ex funcionario. García Luna representa lo que fue el gobierno calderonista: simulación y corrupción exorbitante. En otro contexto de impartición de justicia, carente en México, García Luna seguramente sería enjuiciado.

Es importante analizar cómo se vinieron dando las declaraciones de los supuestos miembros de la banda Los Zodiacos. Muchos de ellos declararon bajo tortura; éste fue el estilo de ejecutar justicia por parte de García Luna y sus allegados más cercanos. Si la corte decretó la libertad inmediata de Cassez, será importante ver en qué situación legal se encuentran lo demás detenidos por el caso.

Ahora bien, durante todo el sexenio pasado, se generó una importante crisis diplomática con Francia. En 2011 el Gobierno Federal canceló la participación de su representación artística en el denominado Año de México en Francia, después de que el presidente francés Nicolas Sarkozy dedicará el evento a Florence Cassez.

La administración actual priista puede limar las asperezas con el gobierno francés después de la difícil relación que hubo con la administración calderonista. Peña Nieto va a aprovechar el momento para cimentar una nueva relación diplomática con Francia a partir de la liberación de Cassez. El gobierno actual tendrá que trabajar en torno a la percepción de la opinión pública, muchos mexicanos se sienten identificados con las palabras dichas el día de ayer por una de las supuestas víctimas de Cassez, Ezequiel Elizalde, quien dijo después de la resolución de la SCJN, que este país era una porquería. Sería importante analizar el papel que jugó Televisa en este escándalo, más allá de fabricar opinión pública siempre con tendencia clara para defender su intereses y los de sus socios políticos, fueron ellos lo que se prestaron al terrible montaje de García Luna.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba