Opinión

El flamante PRI

Sólo para nostálgicos…

Por: Salvador Rangel

Después de 12 años de haber salido de Los Pinos, regresa el PRI, y dicen que aprendió de sus errores y que… ha cambiado.

El decir y prometer es propio de políticos. No olvidar las promesas de Vicente Fox Quesada, quien sacó de Los Pinos al PRI, y prometió acabar con alimañas, tepocatas y víboras prietas, no aplicó la Ley de responsabilidad y nadie, pero nadie de los funcionarios fue llamado a cuentas, ni siquiera una lombriz de tierra fue acusada de uso indebido de recursos públicos.

Y qué decir del cuestionado Calderón, que llegó a la Presidencia de la República “haiga sido como haiga sido”. La legitimidad que no tuvo en las elecciones, trató de obtenerla con una guerra contra el crimen organizado, el saldo fue desastroso y todavía se pagan las consecuencias.

El autollamado Presidente del empleo, dejó más pobres y sacó a la calle a trabajadores de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro; los empleados de la Compañía Mexicana de Aviación se encuentran en una situación de indefinición, y las preguntas son: ¿continúan como empleados de la empresa? ¿serán recontratados algunos de ellos? ¿les pagarán sueldos caídos? Mientras eso se resuelve, otras empresas de aviación cubren sus rutas y si en un momento se resuelve el problema financiero de Mexicana de Aviación, no hay duda que deberá luchar para rescatar sus destinos y la preferencia del público.

Pero los ciudadanos ya tienen de nuevo al PRI en Los Pinos, dicen que el partido cambió, pero siguen los mismos actores políticos y las viejas prácticas clientelares.

En el gabinete presidencial aparecen dos personajes provenientes de la izquierda, específicamente del PRD, Rosario Robles Berlanga que fue expulsada del partido y Mario di Costanzo, colaborador de Andrés Manuel López Obrador. Cuestión de buscar un gabinete plural o cooptación de la oposición, también está en el área de seguridad federal Mondragón y Kalb, quien fue jefe de la Policía en el gobierno de Marcelo Ebrard.

Los partidos políticos de oposición al partido gobernante se debaten en indefiniciones. El PAN en su reciente campaña de reafiliación se dio cuenta que tuvo “militantes golondrinos”, convenencieros mientras el partido estuvo en el poder, ahora vuelan en busca de un nuevo nido de preferencia tricolor.

En el PRD, como siempre las pugnas entre los militantes que juegan al todo o nada, ahora Andrés Manuel López Obrador busca el registro para su partido Morena, con la consiguiente salida de militantes del PRD, y la izquierda se pelea entre ella misma.

El PRI, del DF, nombra al cuestionado líder de los pepenadores, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre. En 2003, los simpatizantes de Cuauhtémoc irrumpieron el auditorio de la Federación de Trabajadores al Servicio del Estado, cuando se llevaba a cabo la elección del nuevo presidente del PRI en el DF, y volaron sillas, mesas y una que otra palabra altisonante.

En 2005 de nueva cuenta se disolvió una asamblea para nombrar líder del DF y lanzaron piedras al auditorio.

Cuauhtémoc Gutiérrez fue diputado federal y accedió al puesto con la argucia de “las juanitas”, era suplente de una mujer, así se cubría la cuota de género, pero ella renunció y el suplente quedó de titular.

En la asamblea legislativa del DF tiene a un cercano colaborador, Cristian Vargas, conocido como el dipuhooligan, quien rompió una puerta de cristal ya que elementos del servicio de seguridad no le permitían el paso por carecer de identificación para ingresar.

A Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, quien trató de ser senador de la República, le conceden el deseo de ser presidente del PRI en el DF y tiene la misión de rescatar el espacio que está en manos del PRD, desde 1997. Cómo serán sus métodos.

Y para no extrañar a los panistas, el gobierno priista recetó otro aumento a la gasolina Magna, Premium y diesel.

Y el nuevo PRI, en evento llevado a cabo en la conmemoración de la Ley Agraria en Veracruz, reunió a cerca de 15 mil simpatizantes, estuvo Peña Nieto acompañado de gobernantes priistas. La maquinaría del acarreo en todo su esplendor, se entrenan seguramente para la celebración de la Constitución, el 5 de febrero en Querétaro.

Y los nostálgicos consideran que el PRI nunca cambiará, nuevos rostros… viejas mañas.

rangel_salvador@hotmail.com

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba