Opinión

El político del futuro

Punto y seguido

Por: Ricardo Rivón Lazcano

@rivonrl

Maquiavelo sigue siendo el metodólogo de la clase política queretana. Implícita y explícitamente. A pesar del fracaso de grandes proyectos, tanto los aspirantes al poder, como ya en el ejercicio del mismo, ni políticos ni asesores logran percibir alternativas fuera de la pedagogía de El Príncipe.

Maquiavelo se ocupa especialmente de la manipulación política en un mundo que ya no existe, sino solamente en espacios organizacionales reducidos. Hoy los políticos saben lo difícil que es acceder al poder y lo fácil que es ejercerlo o, peor aún, perderlo (tesis de Moisés Naim).

Sin embargo hay un libro que hace palidecer y pone ridículo al de Maquiavelo, lleva por título De vinculis in genere, escrito por Giordano Bruno.  El libro es “el” manual práctico para conseguir una forma superior de conocimiento que une la ciencia y el arte en una suprema síntesis. Va más allá de la manipulación política –que la incluye- hasta dominar la manipulación psicológica de individuos y masas.

Aforismos

1.      Hace años, cuando leíamos sobre la democracia sin adjetivos, ignorábamos que la democracia «es» el adjetivo.

2.      La pobreza externa, que es terrible, no lo es tanto frente a la pobreza interna, achatada, con la sed insaciable del parásito.

3.      ¿Y la calidad de vida mental?

4.      Unos casi vacíos, otros atiborrados: los templos del espíritu y los templos del comercio, respectivamente.

5.      Confunde el amor con una bolsa de basura.

6.      La esperanza, esa momia.

7.      Política de identidades, el gran acierto de la oligarquía mundial para mantener el statu quo.

8.      Simple observación: Hoy la religión es lo profano, la ciencia lo sagrado.

9.      Dios ha muerto, la esperanza también, debemos cuidarnos solos. No todo está permitido.

10.  Le encantaban las mesas de diálogo. Provocaba conflictos para inducirlas y disfrutarlas.

11.  La prueba máxima del amor: los celos y los cuernos. La, del, los-los.

12.  Robespierre el invicto. Hizo rodar cabezas hasta el final: la suya.

13.  Indispensable sí, inalcanzable también.

14.  La verdad profunda de la modernidad: rencor.

15.  ¿Y tú qué tipo de adulterio practicas o de cuál eres víctima? (recuerda que existen 144 especies de cornudos y cornudas).

16.  La tolerancia, ese hoyo negro.

17.  Una postura radical que se mueve por las ramas.

18.  Curiosa posmodernidad: nuestros intelectuales radicales no van a la raíz del asunto; se mueven mejor y más cómodamente por las ramas.

19.  No se hagan bolas, los extremos nunca se tocan.

20.  Ella ahora usa lo que es zapato de policía.

21.  La moral es el martillo con que aporreamos el cráneo de los otros.

22.  Delirio de precaución.

23.  Persiguiendo ciertas causas, se convirtió en un efecto no deseado.

24.  Marxismo, ese racismo burdo.

25.  En el paraíso epistemológico hay un manantial del que brotan todas las verdades de unos que son las mentiras de otros. Y al revés.

26.  Cuando se publicó la primera edición de El Quijote, un huevo costaba, en pesos mexicanos actuales $ 22.70. Los huevos han venido a menos.

27.  No, no es plagio, es criptomnesia.

28.  El conspirador mañoso en la cueva del saber.

29.  Caprichoso oleaje el de las redes sociales.

30.  … los grandes hechos y personajes de las historias aparecen, como si dijéramos, dos veces: una vez como parodia, otra como plagio. (O qué)

31.  A veces somos la mano, a veces el martillo, a veces el clavo, a veces el ataúd, pero solo una vez el cadáver.

32.  Qué es el futuro si no el recuerdo que de él nos hacemos.

33.  Disgustada, en sus ojos brilla el código y el Talión.

34.  Matrimonio, esa zona de conflicto.

35.  Opina que los prejuicios habitan el tuétano.

Lo posible y lo probable

Suceso posible: una gallina azul nace de un huevo de gallina blanca.

Suceso probable: una gallina nace de un huevo de gallina.

Improbable: una gallina nace de un huevo puesto por un ave de otra especie.

Imposible: una gallina nace de un huevo puesto por ella misma.

(Wagensberg de nuevo)

 

Escribe Andrea Ruiz

“Mi estrategia es que un día cualquiera no sé cómo ni sé con qué pretexto por fin te des cuenta que estás bien pendejo. Mi táctica es mirarte aprender como sos de pendejo.”

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba