Opinión

Evaluando al gobierno municipal

Martagloria Morales Garza

PARA DESTACAR: El año se ha iniciado con visitas del presidente municipal y buena parte de sus funcionarios de primer nivel a colonias de la ciudad. Una oficina de la Secretaría de Gobierno coordina el programa invita a los ciudadanos a participar y se reúnen por un lapso no menor a tres horas.

A un año de iniciado el gobierno municipal encabezado por Marcos Aguilar, parece pertinente hacer una evaluación de sus acciones y adelantar lo que parece ser el iniciar una nueva etapa.

El primer año estuvo dedicado a grandes y en ocasiones riesgosas decisiones; como la concesión de la recolección de residuos sólidos, la decisión de concesionar los parquímetros en el Centro Histórico y de instalar paraderos de bicicletas en renta, eliminar al comercio ambulante de la alameda central, y dedicar buena parte de los recursos del municipio en el desazolve de 25 kilómetros de drenes y de 137 alcantarillas, y arreglar paraderos de camiones, nodos urbanos y cruces peatonales. Así como también mandar a elaborar un plan de movilidad para el municipio, inventario de iluminación urbana y puntos ciegos, e inventarios arbóreos.

Este primer año fue complejo, pues las decisiones tomadas por el ayuntamiento, a propuesta del Ejecutivo, no fueron decisiones que agradaron a todos los queretanos, sobre todo en el caso de la concesión de la basura y la instalación de parquímetros en el Centro Histórico.

Ambos temas dividieron en mitad a los queretanos, es decir el 50 por ciento estaba de acuerdo y el otro no, esto derivado de la evaluación social realizada por la UAQ y entregadas al municipio, con el objetivo de evaluar las percepciones de los ciudadanos. Sin embargo, el servicio de la basura parece normalizarse y las quejas de los ciudadanos han disminuido significativamente; el caso de los parquímetros todavía está en la mesa.

Tomar decisiones en municipios heterogéneos y complejos, como es el caso de una ciudad metropolitana, es complicado. Recientemente se realizó en la Ciudad de México una reunión internacional de gobiernos locales y el tema de la concesión a particulares de algunos servicios públicos se está convirtiendo en una práctica común en todo el mundo y la Ciudad de México a la cabeza de ellos.

En algunos casos, como el servicio de la distribución del agua potable ha causado malestar en los ciudadanos porque derivado de las concesiones se han incrementado los costos directos al ciudadano, pero en el caso de los desechos sólidos, parece ser un acuerdo generalizado pues el cobro no es pagado por ellos, sino por el propio ayuntamiento, es el caso de Querétaro.

Sigo en desacuerdo con los argumentos planteados, y sobre todo con los términos de la propia concesión, pues alienta la no separación de residuos. Querétaro es una ciudad limpiada y no limpia, pues esto depende en buena medida de la participación de los ciudadanos y de su compromiso por tener una visión responsable sobre donde arroja sus desechos y por lo tanto del cuidado del medio ambiento.

El segundo año, según parece por el programa “Jalando parejo”, será un año de recorridos por colonias de toda la ciudad, recibiendo quejas, propuestas e informando las acciones y sus razones.

El año se ha iniciado con visitas del presidente municipal y buena parte de sus funcionarios de primer nivel a colonias de la ciudad. Una oficina de la Secretaría de Gobierno coordina el programa invita a los ciudadanos a participar y se reúnen por un lapso no menor a tres horas, durante el cual se les presenta un video de las acciones realizadas y de los compromisos para el segundo año de gobierno.

Hasta ayer se llevaban seis reuniones con colonos, ayer la reunión se realizó en La Joya, delegación Josefa Vergara, a un costado de la colonia Jardines de la Hacienda.

Quiero destacar de la reunión de ayer algunos aspectos; en primer lugar la asistencia fue nutrida, participaron cerca de 250 colonos, reunidos en un parque al aire libre del propio asentamiento, los ciudadanos se mostraron satisfechos del propósito de las visitas, fueron respetuosos pero contundentes con las críticas, se notaban claramente informados sobre los problemas de su comunidad y lanzaron propuestas concretas y en mi opinión adecuados, y el presidente se presentó también muy bien informado sobre los problemas de esa comunidad y las posibles acciones, no respondió con promesas sino que manifestó dificultades, proyectos y posibilidades.

Tres problemas fueron acentuados por los colonos; las inundaciones de la zona derivadas de las limitaciones del dren que circunda la zona (Argentilias), el tema de las áreas verdes su mantenimiento y uso, y el tema de la seguridad.

Las respuestas del alcalde fueron muy puntuales; en el caso del dren, se han desazolvado 25 kilómetros de drenes y 137 de alcantarilla, que ya dieron resultado pues el año pasado durante las lluvias las afectaciones a bienes inmuebles se redujeron sensiblemente, a 15 viviendas, sin embargo se espera que en este año se llegue a cero afectaciones. Sin embargo el problema de raíz es el tema de los desechos sólidos, pues se calcula que el 50 por ciento de las inundaciones se explican por la basura vertida en ellos que provoca que se tapen estos drenes.

El otro 50 por ciento se explica por la existencia limitada de bordos, sólo existen 120 y se requieren al menos el doble de ellos, pues el desbordamiento de los mismos desperdicia agua, que debe quedarse en la ciudad y sobre todo inutiliza parcelas para el cultivo lo que afecta a los campesinos que podrían cultivarlas.

El tema del medio ambiente, es un tema que será problemático en pocos años, según el diagnóstico presentado por las autoridades, se cuenta en Querétaro con 220 mil árboles en la parte urbana del municipio, pero según las recomendaciones de la OMS se tiene un déficit de 120 mil, el reto es grande porque en las zonas urbanas deben ser plantados arboles de al menos 3 metros de altura.

Según los informes del propio presidente se tienen contemplados 15 pulmones urbanos para este año, se ha entregado el primero con 520 encinos siempre verdes, y se espera terminar el año con 25 mil árboles plantados, sin embargo es sólo el inicio.

No es posible resumir el dialogo de los ciudadanos con el presidente en este espacio, sólo dejo la información para que los ciudadanos la consideren. Una nueva etapa se inicia, la ciudad presenta grandes retos y el edil pidió a los colonos de su participación activa.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba