Opinión

Ganar con trampa no es ganar: Violación de los topes de campaña

Por: Ángel Balderas Puga

“… en el ejercicio de esta función estatal, la certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad serán principios rectores.Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, artículo 41, fracción V con respecto a los procesos electorales.

De acuerdo con el Instituto Federal Electoral (IFE) y todos los que apoyan cualquier resultado electoral “haiga sido como haiga sido”, las pasadas elecciones presidencial del 1° de julio fueron impecables, transparentes, impolutas, un ejemplo de democracia para el mundo.

Sin embargo, cada día afloran más pruebas de que en realidad no fue así y de que, una vez más, se realizó en nuestro país un descomunal fraude con el fin de distorsionar la voluntad popular y mantener, de manera ésa sí antidemocrática, el neoliberalismo impuesto en México desde el gobierno de Carlos Salinas de Gortari.

El fraude y los 70 años del PRI

Varios analistas y varios académicos hablan de las pasadas elecciones como si no conocieran la historia de nuestro país. En el folleto “Fraude 2012”, escrito por Paco Ignacio Taibo II, Héctor Díaz-Polanco, Pedro Miguel y Sanjuana Martínez, entre otros (una copia del cual, en formato PDF, puede ser descargada de tetrasradio.blogspot.com), se recuerdan algunos de los fraudes en las elecciones presidenciales en 1929, 1940, 1952, 1988 y 2006. Por no hablar de los innumerables fraudes en elecciones estatales y municipales o de fraudes para elegir líderes partidistas o sindicales (como en el SNTE), autoridades universitarias y hasta fraudes para elegir sociedades de alumnos. La vida “democrática” de nuestro país está permeada del “gen priista” del fraude electoral. Es inconcebible que autodenominados “científicos sociales” ignoren este contexto y avalen el reciente fraude electoral como si acabaran de llegar de Marte o de algún otro planeta lejano.

Muy por el contrario, este contexto nos debería llevar a todos a desconfiar de los procesos electorales y a pugnar por la mayor certeza en los resultados.

Los anuncios espectaculares

Un reporte de la unidad de fiscalización del IFE correspondiente sólo a la primera parte de la campaña presidencial y que abarcó del 30 de marzo al 30 de abril señaló que el organismo había contabilizado poco más de 26 mil anuncios espectaculares (El Universal, 21/07/12) sin embargo, el PRI reportó únicamente mil 263, por lo que uno de los dos organismos mintió pues no es posible que los demás partidos hayan contratado los restantes 24 mil anuncios, todos habríamos visto 20 veces más anuncios de espectaculares de otros partidos que del PRI, la diferencia habría sido avasalladora.

A precios de 2005 (El Universal, 04/08/12) la renta de un espectacular en el Distrito Federal iba de los siete mil a los 45 mil pesos mensuales, dependiendo de la zona. En Querétaro la empresa Merkaimagen, en su sitio web, señala que la renta de un espectacular varía entre nueve y 12 mil pesos mensuales, dependiendo de la zona. Tomando un promedio entre el precio más alto de 2005 y el más bajo actual se obtendrían 27 mil pesos mensuales por espectacular.

El PAN había denunciado durante la campaña que había más de dos mil espectaculares con propaganda de Enrique Peña Nieto tan sólo en el Distrito Federal, Monterrey, Guadalajara y algunos municipios del Estado de México. Si consideramos un precio promedio de unos 30 mil pesos mensuales, esto daría un gasto de 60 millones de pesos mensuales, 120 millones de pesos en dos meses, 180 millones entre el 30 de marzo y el 30 de junio. Aunque se hubiera hecho un descuento por volumen aún faltaría sumar los espectaculares en el resto del país.

Si consideramos que el tope de campaña del PRI para esta elección presidencial fue de 328 millones de pesos. Más de la mitad de su gasto se habría ido en el pago de espectaculares. No es creíble que hayan gastado sólo 148 millones de pesos en el resto de sus gastos.

Casi a manera de burla, el IFE (La Jornada, 09/08/12) desechó la queja del PAN y dijo que de los dos mil espectaculares denunciados ¡sólo hallaron 13! Ni siquiera los que vimos tan sólo en nuestra ciudad.

La inequidad y la propaganda televisiva

El 7 de junio de este año, el prestigiado periódico inglés The Guardian publicó el artículo “Archivos informáticos ligan a la televisión para favorecer a un candidato presidencial”. En este artículo The Guardian señaló contar con archivos que detallan cerca de 200 reportajes, entrevistas y comentarios de Televisa a Peña Nieto con un costo de 346 millones de pesos tan sólo entre 2005 y 2006, esta cifra excede en 18 millones de pesos el tope de campaña del PRI. La revista Proceso había denunciado, desde 2005, el “Plan de acción 2005-2006” para que Televisa favoreciera a Peña Nieto por el módico precio de 693 millones de pesos tan sólo para el primer año (a final de cuentas Televisa hizo un descuento del 50 por ciento).

Este tipo de cuentas, que involucran únicamente aritmética elemental de la escuela primaria están ausentes en los “concienzudos análisis” de pseudo-analistas que creen con los ojos cerrados y de manera acrítica todo lo que dice el IFE, ofendiendo a la inteligencia de los demás.

anbapu05@yahoo.com.mx

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba