Opinión

Hermanos incómodos

Por Salvador Rangel

Casi en todas las familias hay una persona de las que esconden o se avergüenzan los demás, el primo conquistador, el tío que una vez que toma una copa empieza a declamar “El brindis del bohemio”, o bien aquel pariente lejano que en las fiestas “sablea” a los invitados.

Y no podían faltar los hermanos de quien ostenta un puesto público y que abusan del poder, en México son varios los casos de consanguíneos o parientes incómodos.

En el gobierno de Manuel Ávila Camacho (1940-1946), su hermano mayor Maximino, también general, era famoso por sus francachelas, sus amoríos con artistas de cine, sus negocios al amparo del cargo de su hermano el Presidente, bueno hasta ahí no dejaba de ser molesta su conducta, pero tal en su delirio llegó a pensar que podía ser Presidente una vez que su hermano dejara el poder, algo así como una herencia, lo que provocaba problemas a su hermano, al entonces Partido de la Revolución Mexicana (PRM) antecedente del actual PRI; naturalmente no faltan seguidores de Maximino que lo alentaban en su loca idea de la carrera presidencial, a tal grado que en una ocasión le organizaron una comida proselitista, a la que asistió y pocas horas del banquete, murió, no faltaron las leyendas urbanas que señalaban que fue envenenado y otra por “indigestión”. Si tal vez se le indigestó la candidatura.

El gobierno de Luis Echeverría Álvarez (1970-1976) también tuvo su hermano incómodo, Rodolfo que se dedicaba al cine y era conocido como Rodolfo Landa, así que creó la Comisión Nacional de Cinematografía, no todas las películas producidas dejaban ganancias, pero quien podía reprochar algo al hermano del Presidente.

La leyenda urbana señala que dejó cuantiosos desfalcos en la comisión de cine.

En el gobierno de José López Portillo (1976-1982) se tuvo una hermana incómoda, Margarita, quien fue directora de Radio, Televisión y Cinematografía, dependiente de la Secretaria de Gobernación. En esa época se quemó la Cineteca Nacional, dependiente de la Comisión de Radio, después la nombró directora del canal 13, en ese entonces propiedad del gobierno.

También fue directora de la Comisión Federal de Electricidad. Claro que todo con el poder de la firma de su hermano el Presidente.

Otro hermano incómodo, no menos célebre que los demás, Raúl Salinas de Gortari, a quien se dice que ayudaba, pues quería ser proveedor del gobierno; fue director de la Compañía Nacional de Subsistencias Populares (Conasupo).

Cuando terminó el sexenio de Carlos Salinas (1988-1994), vinieron los problemas, Raúl fue acusado de ser el autor intelectual de la muerte de su ex cuñado Mario Ruiz Massieu, estuvo preso en un penal de alta seguridad, Almoloya, en el Estado de México.

Pero también los medios hermanos acarrean problemas. En Michoacán, el gobernador Leonel Godoy Rangel tiene uno, Julio César Godoy Toscano, fue candidato a diputado y ganó, se le vinculó con el narcotráfico y no pudo protestar como representante popular.

Existía una cuenta bancaria en un banco extranjero a nombre de su esposa, se investigó el origen de la cuantiosa cantidad, pero finalmente les fue devuelta.

Y ahora en este sexenio, el de Felipe Calderón, aparece una hermana incómoda, Luisa María “Cocoa” quien pretende ser gobernadora de Michoacán, tierra de los Calderón. Los votantes decidirán el 13 de noviembre si la quieren como mandataria estatal, al fin ya conocen el sello de la familia.

Y otro hermano incómodo, Humberto Moreira que ha dejado endeudado por cerca de 20 años al pueblo de Coahuila, dice que es una “cacería de brujas”, nada más porque falsificaron papeles para un crédito multimillonario; su hermano heredó el gobierno y el problema.

Y los nostálgicos sugieren que se modifique, pero ya, el artículo 82 de la Constitución, que señala los requisitos para ser Presidente y se agregue el inciso VIII “no tener hermanos, incluidos los medios”

rangel_salvador@hotmail.com

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba