ColumnistasEl AtraqronOpinión

Joyas atraqrosas ocultas.

De todos lados sale alguna recomendación, o ya sea por alguna exploración atraqrosa, de lugares que vale la pena visitar y otros que vale la pena no regresar. Pero somos optimistas y por ello solo nos propondremos hablar de los primeros.

En alguna de esas muchas charlas bajo la idea de “cruzar la ciudad” ya sea para conocerlo o para comer por primera vez, resulta ser una manera muy simpática de poder darle un reconocimiento a tal o cual establecimiento que ofrece su respectivo platillo. Esto trae a mi mente que hay algunas otras maneras de poder identificarles como aquel espacio donde puedes llegar a echarte atraqrón sabrosón, ya sea que le llames los “imperdibles”; que por algún parámetro social como lo sería que constantemente tienen mucha gente, sean una opción; o que, por un reconocimiento global, tengan una estrella Michelin, quieras ir a conocerlos; esto no es absoluto y aunque pudieran tener cualquiera de las anteriores, no necesariamente serán los mejores.

Y es que todos aquellos lugares que nos parezcan deleitables pueden ser resultado de sentimentalismos como la nostalgia que te llega al probar esa sazón especial y tener un momento Ratatouille como Anton Ego; porque vamos con alguna compañía que lo hace especial; o porque verdaderamente, lo que llevas a tu boca, termina siendo una pachanga de sabores. También hay distintos porqués. Cualquiera que sea el motivo, existen lugares recomendables por conocer, lugares para volver e incluso lugares para frecuentar.

De esta manera creo que vale la pena hablar de esas pequeñas joyas ocultas, o aparentemente ocultas, que, por la mañana, tarde o noche, aunque sencillas y sin estrellas Michelin, merecen la pena probar y en algunos casos incluso cruzar la ciudad para conocerlos, como dicen, por la experiencia.

Del otro lado de la México Querétaro en la calle Sor Juana Inés de la cruz 102 esquina con Av. Luis Pasteur (bajando por esta última) en la colonia Prados del Mirador, hay un carrito de carpa roja que abre entre las 9:30 y 14:30 horas de lunes a viernes donde venden unos tacos mañaneros campechanos (entiéndase bistec, chorizo o ambos) y de barbacoa que sin duda valen la pena para conocer, hasta cruzar la ciudad; son bien servidos en tortilla tamaño regular, con copia (solo un verdadero atraqroso ubica esta referencia); de salsas, verde y roja, sencillas pero muy sabrosas y chilitos toreados que con sus gotas de limón son una cosa deliciosa.

Un lugar aparentemente a la vista y ampliamente destacable pero quizás es poco publicitado (aunque si tienen redes) quizás por lo complicado que puede resultar ir a conocerlas, son las Royal Burger en la calle de 5 de mayo, del centro de Querétaro. La realidad es que están totalmente a la vista, siendo tan discretas como deliciosas, con unas combinaciones bien locochonas como aquella que lleva plátano frito y mermelada de tocino, están buenísimas para eso, la experiencia (y en mi caso para ir cada vez que haya oportunidad). Lo complejo del lugar es que tienen un horario apretado pues abren de lunes a sábado entre las 13:00 y 14:00 horas y cierran hasta que se les acaben los ingredientes del día que puede ser entre 18:00 y 19:00 horas. Yo las conocí, azarosamente, un martes cualquiera pasando las 18:00 horas.

En una orillita de la zona de la otra banda, respecto del primer cuadro de la ciudad, en la calle V. Gómez Farias en la colonia linda vista frente a la Parroquia del Santo Niño de La Saludhay una cenaduría sin nombre, pequeña y sencilla que ofrece literalmente unos tacotes dorados de gran tamaño y buen sabor, donde venden lo que suelen ofrecer estos lugares, como guajolotes, enchiladas (de las llamadas queretanas) y tostadas, así como unas manitas de puerco en vinagre muy sabrosos la verdad, con sello de aprobación de señora cocinera melindrosa (otra manera de saber que un lugar es potencialmente atraqroso). Abriendo a parir de las 18 horas en fines de semana.*

Si andas por el rumbo de la Parroquia de la Señora de San Juan de los Lagos, bajando por la calle 25 en la colonia Lomas de Casablanca recomiendo muchísimo un desayunador, almorzadero y comedor, conocido como la “Fonda de la Guera”, que entre las 9:00 y las 15:00 ofrece una muy casera y deliciosa variedad de opciones sumamente atraqrables. Es un lugar muy sencillo que en razón de su precio la verdad vale mucho la pena ir, principalmente si tienes paciencia para buscar estacionamiento porque lo único que no ofrece con abundancia es un lugar para vehículos ya que solo tiene un huequillo donde caben cinco vehículos (tres autos en batería y dos al frente)

Finalmente, aunque en la noche abundan los taquitos placeros, jalisquillos o chilangos, principalmente, no siempre apetece esta opción. Por ello como alternativa a estos, con una variedad suculenta, hay varias opciones de tacos de guisos que podemos mencionar en muchas colonias, sin embargo, también en la otra banda encontramos las gorditas y tacos “Ale” en la calle Ignacio Ramírez 3B, en la colonia San Roque, por los rumbos de plaza del parque. Abren después de las 8 y cierran a las 11, aproximadamente. Los guisos son excepcionalmente sabrosos, no son pesados y sus tortillitas recién hechas siempre son una delicia (no en todos lados la arman chido, aquí sí)

Si bien hay muchas opciones o alternativas en todas las colonias y municipios, yo destaco estas joyas atraqrosas ocultas en las zonas que podemos identificar como el primero y segundo cuadro de la capital Queretana.

Estas son de mis joyas atraqrosas ocultas favoritas ¿Cuál es la tuya?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba