Opinión

¿La sociedad está de mal humor?

Por: Martagloria Morales Garza

PARA DESTACAR: A nivel nacional solo el 43 por ciento de la población respondió que está satisfecha o muy satisfecha con los servicios públicos básicos aunque Querétaro se encuentra en los estados con mayor nivel de satisfacción con entre 51 y 58 por ciento.

El presidente Peña Nieto, dijo hace unos días que los mexicanos estamos de mal humor, y que no entiende el porqué. Las razones de su no entendimiento en realidad son poco relevantes, sabemos que llegó a la presidencia no por su inteligencia, sino porque los intereses de algunos sectores así lo querían, entre otros Televisa.

Lo importante es que en su discurso, de una forma subrepticia, culpa a los mexicanos, porque el mal humor es parte del temperamento de las personas, propio de ellas y no tiene una causa externa, y por lo tanto, el gobierno no es responsable de nuestro mal humor.

Sin embargo los mexicanos no estamos de mal humor, existe un profundo malestar social, que no es lo mismo, la democracia no es lo que se esperaba y los resultados de los gobiernos, de todos ellos, no alcanza ni mínimamente para satisfacer las necesidades de una gran parte de la población.

Solo la portada de los periódicos nacionales ayer, es suficiente para valorar este malestar.

Inegi publicó ayer los resultados de la encuesta denominada “Encuesta de Calidad e Impacto Gubernamental” aplicada a la población de más de 18 años que vive en poblaciones de más de 100 mil habitantes, y los resultados reflejan el malestar de la sociedad.

A nivel nacional solo el 43 por ciento de la población respondió que está satisfecha o muy satisfecha con los servicios públicos básicos, así como con los servicios bajo demanda (educación, seguridad social, energía eléctrica y transporte público). Se perdieron 6 puntos porcentuales, pues en 2013 este mismo indicador alcanzó 49 por ciento.

Los estados con más bajo nivel de satisfacción se encuentran Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Veracruz, los cuales tienen entre 27 y 39 por ciento de la población que se siente satisfecha con estos servicios. Los estados con mayor nivel de satisfacción son: Sinaloa, Coahuila, Colima, Nuevo León, Aguascalientes Nayarit y Querétaro, con porcentajes que van de 51 a 58.

A pesar de esto, Querétaro en dos años perdió 10 puntos porcentuales, es decir en 2013 el 63 por ciento de los entrevistados dijeron estar satisfechos o muy satisfechos con los servicios públicos, dos años después en 2015 solo representaban el 53 por ciento. Durante 2015 dos problemas fueron los más mencionados por los mexicanos como muy importantes; primero la inseguridad (66 por ciento) y en segundo lugar la corrupción (51 por ciento). La corrupción se incrementó, pues pasó de tercer lugar a segundo lugar con un incremento porcentual de casi tres puntos.

Los estados donde la tasa de actos de corrupción es más alta son Sonora, Sinaloa, Chihuahua, Baja California Sur, Michoacán, Estado de México y Morelos. El Estado de México tiene la más alta tasa con 62 mil actos de corrupción por cada 100 mil habitantes. Querétaro reporta 28 mil y la entidad con más baja tasa es Colima con 9 mil. En 2013 tasa de incidencia nacional era de 12 mil actos de corrupción para 2015 se duplicó, igual sucedió en Querétaro donde se reportaba 12 mil en 2013 y pasaron a 28,000 mil actos de corrupción por cada 100 mil habitantes en 2015.

Esto es solo una probadita del malestar social de los mexicanos, no de su mal humor.

Además de esto, el día de ayer en la primera plana salió a relucir otros problemas, que solo voy a enlistar. En el Estado de México, la entidad con la tasa de corrupción más alta del país, los pobladores de Teotihuacán, tomaron a tres personas responsables de un secuestro y mataron a dos de ellos, es decir ante la corrupción de la policía, los pobladores hicieron justicia por propia mano.

En Chiapas, pobladores del municipio de Chenalho, cercano a San Cristóbal de las Casas, secuestran al presidente del Congreso local del PVEM, y a un diputado, porque más de 3 mil habitantes de este municipio demandan la renuncia de la presidenta municipal, la cual según dicen los opositores fue impuesta de manera fraudulenta en la elección de junio de 2015.

Los maestros, de Michoacán, Oaxaca y Chiapas, anuncian que regresarán a la Ciudad de México para restablecer el plantón para manifestar su desacuerdo con la Reforma Educativa, y el Secretario de Educación Arturo Nuño afirma que sólo habrá dialogo con ellos si aceptan la reforma, es lo mismo que decir que no habrá dialogo.

Quizá si el presidente leyera con atención las notas del periódico, sabría que los mexicanos no estamos de mal humor, sino que existe un gran malestar social, y a todo lo anterior se suman los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, así como las recientes tumbas clandestinas encontradas en el Estado de Morelos y la Casa Blanca y etc., etc.

Señor presidente; no estamos de mal humor, estamos en desacuerdo con el gobierno, que no es lo mismo. Aunque para usted seguramente es igual.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba