Opinión

Liderazgo y drogas

Punto y seguido

Por: Ricardo Rivón Lazcano

Un asesor en temas polémicos comenta su oferta de ideas y recomendaciones a gobernantes y tomadores de decisiones. Dos momentos, el primero, relacionado con la función social del líder, el segundo, con el líder mismo:

Primer momento

-Una declaración política (o con soporte científico) que prometa la ‘solución al problema de las drogas’ o un mundo ‘libre de drogas’, es simplemente un engaño. Las comunidades internacional y subnacionales debe asumir que no existen respuestas fáciles para el problema de las drogas.

-El sistema internacional de fiscalización de drogas está fracturado.

-Los tomadores de decisiones deben romper con el tabú vigente desde hace cincuenta años y conversar sobre maneras más humanas y efectivas para manejar las drogas.

-Gobiernos y sociedad civil de muchas partes del mundo están aprendiendo de las experiencias mutuas y experimentando nuevos abordajes en sus realidades específicas.

-Desde antes de 2014 es notorio que gobiernos y sociedad civil no se limitan a hablar, hoy están pasando a la acción. La reforma de las políticas de drogas se está desplazando desde el ámbito de la teoría a la práctica.

-Líderes valientes (se requiere valentía) de todo el espectro político se han percatado de los numerosos beneficios económicos, políticos y sociales que trae la reforma a la política de drogas.

-La aplicación del modelo basado en el paradigma punitivo no sólo ha fracasado enfáticamente, al contrario, ha generado más violencia, un aumento de la población carcelaria y la erosión de los gobiernos alrededor del mundo.

-Las crisis de gobernabilidad tienen como una de sus causas tal fracaso.

-Los daños a la salud derivados del consumo de drogas, contrario a lo esperado, han empeorado.

-Habrá que impulsar un enfoque centrado en la salud pública, la seguridad ciudadana, los derechos humanos y el desarrollo.

-Es necesaria la audacia, pero también la pragmática. No existe una vía única para reformar las políticas públicas relativas a las drogas.

-Sin compromiso serio con los nuevos desafíos, incluidas las drogas sintéticas que aparecen en el mercado casi a diario y exigen respuestas cada vez más creativas, se abonará a un cada vez mayor descontrol social y político.

Segundo momento

-Todo aquello a lo que se da tanta importancia en el curso de la vida es vacuidad, podredumbre y mezquindad, simple y recíproco mordisqueo entre perros, peleas de niños que poco después se ponen a llorar.

-Al despuntar la aurora, hazte estas consideraciones previas: me encontraré con un indiscreto, un ingrato, un insolente, un mentiroso, un envidioso, un insociable. Todo eso les acontece por ignorancia de los bienes y de los males.

-Mira a tu alrededor mientras te bañas: grasa, sudor, mugre, agua viscosa y otras cosas repugnantes. Así son todos y cada uno de los momentos de la vida, así son todos los propósitos.

-No consumas la parte de la vida que te resta en hacer conjeturas sobre otras personas, de no ser que tu objetivo apunte a un bien común; porque ciertamente te privas de otra tarea; a saber, al imaginar qué hace fulano y por qué, y qué piensa y qué trama y tantas cosas semejantes que provocan tu aturdimiento, te apartas de la observación de tu guía interior.

-Venera la facultad intelectiva. En ella radica todo, para que no se halle jamás en tu guía interior una opinión inconsecuente con la naturaleza y con la disposición del ser racional.

-Desecha, pues, todo lo demás y conserva sólo unos pocos preceptos. Y además recuerda que cada uno vive exclusivamente el presente, el instante fugaz. Lo restante, o se ha vivido o es incierto; insignificante es, por tanto, la vida de cada uno, e insignificante también el rinconcillo de la tierra donde vive. Pequeña es asimismo la fama póstuma, incluso la más prolongada, y ésta se da a través de una sucesión de hombrecillos que muy pronto morirán, que ni siquiera se conocen a sí mismos, ni tampoco al que murió tiempo ha.

-Ese plato tan anhelado no es más que el cadáver de un pez, un pájaro o un cerdo, ese vino de Falerno mero jugo de uva, las púrpuras simple pelo de oveja empapado en sangre de crustáceo, la unión de los sexos solo frotación de vientres acompañada de eyaculación, en virtud de un espasmo, de un líquido viscoso

(Comisión Global de Políticas de Drogas 2014; MEDITACIONES, Marco Aurelio)

@rivonrl

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba