Opinión

Los gobernantes; de piel delgada y de cinismo grueso

Por: Martagloria Morales Garza

PARA DESTACAR: En realidad la cereza del pastel no nos debería de extrañar, el Gobernador manda en la terna a tres funcionarios de su gobierno para que sean los responsable de hacer justicia en nuestro estado, esto no sólo resulta cínico sino que incluso es ofensivo.

En el desfile del día del trabajo, el gobernador Francisco Domínguez, demostró tener una piel muy delgada y sensible, como diría Efraín Mendoza, y no soportó que los maestros le aventaran camisetas y gorras por lo que se retiró del templete y suspendió el desfile.

Después, el 3 de mayo, los diputados aprobaron la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia Informática, mejor conocida como Ley Fayat, por el apellido de su autor. Esta ley que entrará en vigor a partir del primero de junio, establece multas que van de 100 a 200 días para aquellos que ofendan, difamen e injurien a candidatos, precandidatos, partidos, coaliciones y cualquier otro funcionario de gobierno (fuera informativa).

Hace unos días, el 16 de mayo, las redes sociales se inundaron con un video de un sujeto, que luego se supo que era policía estatal, golpeando a una persona en un estacionamiento de un supermercado local.

Al día siguiente, el Gobernador salió en su defensa diciendo “por ningún motivo se le “cargará la mano” a Marco Ramírez únicamente por ser policía estatal, ya que la actuación violenta de esta persona, pudo ser provocada por el sujeto que resultó agredido”.

Y como cereza del pastel, la terna enviada por el Gobernador, para que los diputados elijan al próximo y primer Fiscal General de Justicia del Estado, está integrada por tres funcionarios estatales actuales y que además lo han sido en las anteriores gestiones panistas.

Estos hechos me llevaron a titular mi columna como gobernantes de piel delgada y de cinismo grueso.

Como ya mencionó el Mtro. Efraín Mendoza en una columna anterior, el Gobernador mostró, al retirarse del desfile de primero de mayo, que solo le gusta la gente cuando lo ovacionan y no cuando lo cuestionan. Pero ahora sabemos que no es el único, también los diputados federales están sensibles, y son de piel delgada, pues aprobaron el 3 de mayo, una ley que sanciona a aquellos que los ofendan o los injurien en redes sociales o en páginas electrónicas de internet.

Nada más eso nos faltaba, además de tener gobernantes insensibles, flojos, ignorantes, en muchos casos corruptos, con salarios que no corresponden a su trabajo, son además intolerantes, pues nos multarán por decir cualquier cosa que los ofenda, lo cual es bastante subjetivo, pues yo diría que los adjetivos anteriores no los deberían de ofenden, pues en realidad sólo los describen.

¿En qué siglo pensaran que vivimos estos gobernantes? Después de que el policía casi mató a golpes al ciudadano, ahora resulta que no se le puede cargar la mano por ser policía. Justamente lo contrario, por ser policía se le debe cargar la mano, pues es la representación más cercana del gobierno del estado frente al ciudadano, y lo mínimo que un ciudadano espera es que estos servidores públicos respeten la ley, y justo por no hacerlo y comportarse abusivamente, es que el video fue grabado.

Pero no se conformó con eso, sino que se sintió ofendido, porque el ciudadano le dijo “ese es el ejemplo que das a tus hijos”, otra vez funcionarios de piel muy delgada. El ciudadano no ofendió, describió una escena, y como remate de esto, el policía lo golpeó, la esposa lo injurió y el gobernador Francisco Domínguez lo defendió. Que maravilloso trío.

Ahora resulta que el gobierno, está presionando al ciudadano, aparentemente bombero o paramédico, para que acepte que él lo ofendió y que se disculpe, eso, solo puede pasar en nuestro país, es insólito y descarado.

Este policía no sólo debe ser sancionado administrativamente, sino que debe de ser retirado de la policía estatal de manera inmediata y definitiva, es decir sin posibilidades de retorno. La falta que cometió es muy grave y no hubo ninguna provocación real, simplemente, aprendió del gobernador a ser un  funcionario de piel sensible, y claro solapado por una administración también de piel sensible.

En realidad la cereza del pastel no nos debería de extrañar, el Gobernador manda en la terna a tres funcionarios de su gobierno, o sea, amigos o panistas, para que sean los responsable de hacer justicia en nuestro estado, esto no sólo resulta cínico sino que incluso es ofensivo ¿qué pensará el Gobernador? ¿que los ciudadanos somos igual que ellos? ¿poco inteligentes? Por no decir idiotas.

Para nombrar al Fiscal General se requiere mayoría calificada, se podría esperar que los diputados locales del  PRI rechazaran la terna, pero parece que no, así que ellos serán los responsables de no tener un órgano realmente autónomo y no tener justicia en el estado los próximos nueve años, es decir un órgano que defienda a las víctimas y no a los agresores.

Los panistas, claro,  van a obedecer al gobernador y seleccionaran al delfín que es Alejandro Echeverría, actual procurador,  y con eso se fortalece el poder de los hermanos Granados en el Estado, y los priistas cuando más, si es que se atreven, porque no tienen tampoco dignidad, propondrán que se nombre a Angélica Pérez que al menos se mantuvo en la PGJ, aunque marginada,  durante el sexenio del Gobernador Calzada.

No puedo creer que no haya un abogado en el estado que sea independiente de los partidos y que pueda ser Fiscal General, quizá tener experiencia en la PGJ, que es lo que destacan los panistas y priistas,  sea lo menos necesario, pues se trata ahora de un órgano autónomo,  y que realmente pretenda impartir justicia, asunto, que nunca ha pasado antes, así que sería mejor que fuera un buen abogado litigante y que no tuviera experiencia en la institución que se pretende sea del pasado.

Pero en realidad, como toda nuestra democracia, la nueva ley se trata de cambiar para que las cosas queden igual. Qué pena, “pobre México tan lejos de la democracia y tan cerca de la autocracia”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba