Opinión

Optimismo escéptico

Punto y seguido

Por: Ricardo Rivón Lazcano

Parafrasear a…

La vida práctica cotidiana es ingenua.

Se puede ser malicioso, incluso un sofisticado manipulador o simplemente candoroso, al final se seguirá siendo ingenuo.

En la vida práctica cotidiana, y en ningún otro lugar, se viven las experiencias, se piensa lo que se piensa, se valoran circunstancias, hechos, se actúa en el mundo, que sabemos, es un mundo dado de antemano.

En ella todas las consecuencias intencionales de la experiencia, por los que existen en absoluto las cosas, se llevan a cabo anónimamente: el que realiza la experiencia no sabe nada de ellas. Y, asimismo, nada sabe del pensamiento que está dando su consecuencia: lo números, los estados de cosas predicativos, los valores, los fines, las obras, surgen gracias a las consecuencias ocultas, edificándose miembro a miembro, pero lo único que está a la vista son aquellas cosas.

No ocurre de otro modo en las ciencias positivas. Son ingenuidades de nivel superior, construcciones de una sagaz técnica teórica, sin que se hayan exhibido los efectos intencionales de los que ultimadamente brota todo.

Ejemplos:

“Israel y Palestina, Turquía y Grecia, una Yugoslavia o cinco naciones, “vivos se los llevaron, vivos los queremos”, el crimen de un alcalde del PRD debe pagarse con la renuncia de un presidente de la República miembro del PRI; los partidos Demócrata y Republicano se acusan de todo, el PRI bloquea propuestas del PAN y el PAN las del PRI, con frecuencia las mismas: ¿Por qué los conflictos sociales se vuelven tan insolubles? ¿Cómo llegan las partes a versiones tan encontradas acerca de un mismo hecho, mismos datos, dispares conclusiones?”. Luis González de Alba

“Dos científicos, Jorge Antonio Montemayor Aldrete, doctor en Ciencias Físicas por la UNAM, y Pablo Ugalde Vélez, maestro en Ciencias de Materiales e investigador de la UAM Azcapotzalco, han hecho una espectacular aparición. Los científicos de marras confrontan la interpretación del procurador Jesús Murillo Karam. Si Gil ha entendido bien, cosa improbable, el informe del procurador, según estos científicos, es un engaño de rotundidades perversas”. Gil Gamés.

“Ni los grupos detrás de los familiares deben creer que ahí van a encontrar normalistas, ni el gobierno tiene dudas de que no hay nada de lo que pueda arrepentirse. Lo que no es simétrico son las intenciones y los objetivos. El gobierno piensa que sigue en la administración de la crisis; sus adversarios políticos avanzaron a crear la siguiente y definitiva crisis. Peña Nieto, el Ejército, el Estado mexicano, acusados en el mundo de genocidio”. Raymundo Riva Palacio

“Como sucedía en la época de la Colonia mexicana, cuando los virreyes gobernaban, los miembros de cierta élite nacional gozan hoy en México de fueros amplios que los protegen frente a las consecuencias de sus actos y también los blindan con respecto al castigo que merecerían por un comportamiento muchas veces ilegal. México sigue haciendo eco de una larga historia latinoamericana que se fundó retorciendo la ley para favorecer a los poderosos en contra de muchos otros sujetos en circunstancia de vulnerabilidad; los privilegios de los que algunos mirreyes gozan en el presente son en buena medida parte de una herencia que viene de muy atrás. No debe olvidarse que la corona nunca entregó a los colonizadores de las Américas puestos en el gobierno de la Nueva España por mérito propio, sino a cambio de dinero. En efecto, los cargos del juez o del notario, del gobernador o del adelantado se asignaban mediante una venta; luego, una vez comprada la responsabilidad pública, era muy difícil que la persona beneficiada no actuara como dueña de la institución a su cargo. Desde esta tradición patrimonialista el puesto público es concebido como un espacio privado: es un atributo del patrimonio económico de quien pagó por su asiento y por tanto se espera que éste rinda una ganancia. La actitud frente a tal activo es la misma que podría sostener quien obtuvo la concesión para explotar una mina o un canal de televisión.”. Ricardo Raphael.

@rivonrl

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba