Opinión

Poesía y política

A Marcos Aguilar, alcalde de Querétaro

A Francisco Domínguez, gobernador de Querétaro

-Poesía y política, no política contra poesía, ¿qué dicen?

-En los mejores momentos, copulan: poesía y política, comulgan

-En los peores, se ignoran.

30 de junio, aniversario del natalicio de dos poetas que quiero y leo: José Emilio Pacheco y Czeslaw Milosz, el polaco y el mexicano. Muchos años leídos y siempre encuentro cosas sorprendentes. Los clásicos dicen cosas nuevas con las vueltas del tiempo y según las circunstancias.

Vuelvo a ojear sus poemas y de pronto me detengo en el mexicano, ‘Desde entonces’ (Era, 1980), sentido contrario, una sección muy visitada, “Camoens”, “Ciudades”, “Lost generation”. Tres poemitas que cargo desde entonces. El dolor, el horror y la derrota.

Como los políticos no leen literatura, mucho menos poesía, cordialmente los transcribo y los pongo al alcance del alcalde Marcos Aguilar y del  gobernador Francisco Domínguez. Pensé en ellos al volverlos a leer. Primero en el alcalde y luego en el gobernador. Leve les sean.

CAMOENS

Cuando empezó la ruina en Portugal

Camoens, que había cantado su gloria,

volvió a Lisboa:

Quiero compartir

este dolor, esta miseria que somos.

-Pregunta al público: ¿cómo resistir desde Querétaro este difícil tiempo mexicano y compartir las alegrías y las penas del México común al filo del fuego, mientras los políticos, entre grandes palabras, luchan y se despedazan por el poder rumbo al 2018?

CIUDADES

Las ciudades se hicieron de pocas cosas:

madera (y comenzó la destrucción),

lodo, piedra, agua, pieles

de las bestias cazadas y devoradas.

Toda ciudad se funda en la violencia

y en el crimen de hermano contra hermano.

-El progreso es necesario y es imparable, pero… pienso en el progreso destructivo ¿Lo ven y lo piensan alguna vez, los políticos y los empresarios, o se pasan de lanzas en los negocios del capital político que llaman progreso?

LOST GENERATION

Otros dejaron a la “posteridad”

grandes hazañas o equivocaciones.

Nosotros

nada dejamos,

ni siquiera espuma.

-Todos creemos que lo mejor del mundo empieza y acaba con nosotros, ilusos ¿Qué dejarán Francisco Domínguez y Marcos Aguilar?  Grandes palabras,  grandes inversiones, grandes ricos, grandes pobres… grandes imágenes falsas.

El postre:

Por orden suprema la crítica social no debe tener visibilidad:

-El pasto verde artificial en las obras del jardín Zenea es para evitar las pintas y protestas: Gobernador Francisco Domínguez Servién.

–¿Así o más claro?

–Las protestas no tienen visibilidad.

–En tiempos difíciles, la crítica social no tiene permiso, dicen.

–En tiempos difíciles, la crítica es más necesaria, creo.

–La crítica al poder es libertad y conquista ciudadana.

–Hay que ganarla y usarla, pienso, democráticamente.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba