Opinión

¿Por qué tanta violencia en México? ¿A quién beneficia?

Por: Jorge Coronel

Hay libros en la vida que dejan marcado al lector, lo conmocionan, lo conmueven:

Federico Mastrigiovanni es un periodista italiano afincado en México desde hace varios años. En su juventud, llevó la agenda de uno de los íconos del periodismo mundial: el también italiano Gianni Minà.

Así que, de la mano de Gianni Minà, Federico Mastrogiovanni viajó por casi todo el mundo, hasta que decidió radicar en nuestro país.

De norte a sur, Mastrogiovanni ha recorrido la maltrecha nación mexicana: investigar qué está pasando en México, más allá de los discursos oficiales y académicos, ha sido su misión, una misión periodística.

Justo en el momento en que muchos mexicanos nos preguntamos qué demonios pasa, el porqué tanta violencia y a quién beneficia ésta, con pocas respuestas en el aire, Federico Mastrogiovanni debuta en el mundo editorial con “Ni vivos ni muertos. La desaparición forzada en México como estrategia de terror.”

En dicho texto, el periodista italiano, después de realizar, durante meses y meses, trabajo de campo, preguntando e indagando acá, aquí y allá, lanza una hipótesis tremenda para tratar de explicar la ola de violencia que azota al país:

Mientras que el narcotráfico ha sido el villano favorito de todo mundo para culparlo de los males de México, Mastrogiovanni señala que, en realidad, y ejemplificando a través de las más de 27 mil desapariciones forzadas, hay lógica en la violencia, que está planificada, a saber:

“(…) lo que está ocurriendo, las desapariciones masivas, las decenas de miles de asesinatos, el terror, las decapitaciones, todo esto no se da de manera espontánea, sino como una forma de mantener a la sociedad en el pánico, crispada, de tal manera que puedan hacerse reformas totalmente impopulares…”

Por su parte, el periodista mexicano Jaime Avilés en el prólogo de este libro, señala:

“Cuando faltaban cuatro meses para la aprobación de la reforma energética que privatizó Petróleos Mexicanos (PEMEX), la violencia desatada aparentemente sin pies ni cabeza por Felipe Calderón a principios de 2007, de pronto, en agosto de 2013, cobró pleno sentido. La propaganda oficialista hizo visible que la región donde se acumulan inmensas reservas de gas shale —el norte de los estados de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, dentro de la llamada Cuenca de Burgos— es la misma que martirizó y en parte despobló el narcotráfico, en abierta colaboración con los órganos de seguridad del Estado”.

¡Tenemos, pues, que presuntamente el mismo Estado mexicano diseñó una estrategia de terror para asesinar y desaparecer a miles de personas, además de despoblar cientos de lugares, en aras de favorecer al crimen organizado y empresas trasnacionales!

Mastrogiovanni, por último, escribe:

“Con la recién aprobada reforma energética, el país está listo para recibir inversión extranjera para la explotación de recursos centrales como el petróleo y el gas shale, en zonas donde la gente ni siquiera sabe en qué consisten esos grandes proyectos, y tampoco sospecha que éstos se aplicarán en donde antes hubo ranchos ganaderos, tierras de cultivo, pequeñas comunidades que hoy son pueblos fantasma, y que después de haber sido expropiadas mediante el terror a sus habitantes originales, hoy quizá están escrituradas a nombre de políticos y hombres de negocios que ganarán mucho dinero con la industria de los hidrocarburos.

“Es por esta razón que la desaparición forzada, entre otras formas de violencia de Estado, es funcional a los intereses trasnacionales, defendidos por sectores importantes de las instituciones mexicanas.

“Es por esta razón que se puede considerar como una estrategia del Estado mexicano en contra de su misma población.”

Es, se infiere con la lectura de este libro, una situación terrible: el narco no es el principal culpable de la violencia sino sólo es utilizado por el verdadero asesino: el Estado mexicano.

Hay libros que, para siempre, dejan marcado al lector. La obra de Federico Mastrogiovanni es unos de ellos.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba