Opinión

Psicopolítica: neoliberalismo inconsciente

Punto y seguido

Por: Ricardo Rivón Lazcano

El libro Psychopolitik fue publicado en castellano el año pasado. Byung-Chul Han plantea aquí patrones de comportamiento colectivo –e individual- sometidos a un control ilimitado, a una vigilancia total. Una autentica crisis de la libertad.

Algunas ideas en aforismo:

1.      Ya no trabajamos para nuestras necesidades, sino para el capital, incluidos quienes, erróneamente, se definen como alternativos al sistema.

2.      La técnica del poder propia del neoliberalismo adquiere una forma sutil, flexible, inteligente y escapa a toda visibilidad. El sujeto sometido no es siquiera consciente de su sometimiento. El entramado de dominación le queda totalmente oculto. De ahí que se presuma libre.

3.      En la psicopolítica neoliberal no se busca un equilibrio entre la vida buena y la optimización personal. La psicopolítica neoliberal obedece a las coacciones del sistema capitalista, se somete a la lógica cuantificable del éxito mercantil.

4.      La psicopolítica neoliberal encuentra siempre formas más refinadas de explotación. Numerosos seminarios y talleres de management personal e inteligencia emocional, así como jornadas de coaching empresarial y liderazgo prometen una optimización personal y el incremento de la eficiencia sin límite.

5.      El fin de la psicología neoliberal es no solo explotar el tiempo de trabajo, sino también a toda la persona, la atención total, incluso la vida misma. Descubre al hombre y lo convierte en objeto de explotación.

6.      La fórmula mágica de la literatura de autoayuda norteamericana es la curación.

7.      La optimización personal ha de eliminar terapéuticamente toda debilidad funcional, todo bloqueo mental.

8.      La permanente optimización personal, que coincide totalmente con la optimización del sistema, es destructiva. Conduce a un colapso mental. La optimización personal se muestra como la autoexplotación total.

9.      La ideología neoliberal de la optimización personal desarrolla caracteres religiosos, incluso fanáticos.

10.  Los predicadores evangélicos actúan hoy como managers y entrenadores motivacionales, y predican el nuevo evangelio del rendimiento y la optimización sin límite.

11.  Tan destructiva como la violencia de la negatividad es la violencia de la positividad. La psicopolítica neoliberal, con su industria de la conciencia, destruye el alma humana, que es todo menos una máquina positiva.

12.  Las contradicciones del capitalismo no han evolucionado según las presunciones de Marx.

13.  Las contradicciones del capitalismo se refinan. De este modo, el capitalismo industrial muta en neoliberalismo o capitalismo financiero con modos de producción posindustriales, inmateriales, en lugar de trocarse en comunismo.

14.  El neoliberalismo, y no la revolución comunista, eliminan la clase trabajadora sometida a la explotación ajena.

15.  El esquema marxista se transfigura, se mostrará como algo nuevo, pero sin sustancia, porque siempre ha sido una ilusión.

16.  En la actualidad es estructuralmente imposible la dictadura del proletariado. Hoy todos estamos dominados por una dictadura del capital.

17.  El régimen neoliberal transforma la explotación ajena en la autoexplotación que afecta a todas las clases.

18.  La autoexplotación sin clases hace imposible la revolución social, hace imposible, la formación de un “nosotros político” con capacidad para una acción común.

19.  La especial inteligencia del régimen neoliberal consiste en impedir la conformación de resistencias contra el sistema.

20.  Se abandona la libertad cuando el capital se erige en una nueva trascendencia, en un nuevo amo.

21.  La política se convierte en esclavitud, en un esbirro del capital.

22.  ¿Queremos ser realmente libres? ¿Acaso no hemos inventado a Dios para no tener que ser libres?

23.  Dictadura de la transparencia: Al principio se celebró la red digital como un medio de libertad ilimitada. Pero la libertad y la comunicación ilimitadas se convirtieron en control y vigilancia totales.

24.  Cuando apenas acabamos de liberarnos del panóptico disciplinario, nos adentramos en uno nuevo aún más eficiente. Los residentes del panóptico digital se comunican y se desnudan por su propia voluntad.

25.  El poder, sin duda, puede exteriorizarse como violencia o represión. Pero no descansa en ella.

@rivonrl

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba