Opinión

Reforma “educativa”: ¿la letra con sangre entra?

Por: Ángel Balderas Puga

El fin de semana del 21 y 22 de noviembre, el gobierno de Peña Nieto intentó hacer su examen “patito”, con fines de permanencia, a miles de maestros en varios estados del país. En la mayoría de esos estados, la mayoría de los maestros no acudieron al examen. En Baja California, Sonora, Durango, Veracruz, Campeche, Querétaro y algunos más hubo amplia resistencia a esta reforma laboral, disfrazada de “educativa”, promovida y sostenida por muchos ignorantes en temas educativos.

En Michoacán, el gobierno de Peña Nieto envió a cinco mil policías federales, dizque para garantizar la “seguridad” de los maestros en la presentación del examen. En un exceso, en las redes sociales circulan fotos de unas cuantas maestras (que no se sabe si en realidad lo son) de Lázaro Cárdenas, transportadas en un helicóptero de la policía federal para llevarlas a presentar su examen. Sin embargo, y a pesar de esa enorme y obscena movilización, la inmensa mayoría de los maestros michoacanos, justamente, se negaron a presentarse a las sedes de los exámenes, provocando un rotundo fracaso de los gobiernos, tanto federal como estatal.

Por testimonio directo de maestras de Yucatán, sabemos que en ese estado, en el fin de semana del 14 y 15 de noviembre, fueron policías a casas de maestros para llevarlos, de manera forzada o bajo presión, al examen. Y no sólo en Yucatán sino en varios estados ha habido una presión creciente por parte de funcionarios gubernamentales, “autoridades” educativas y líderes charros del SNTE para “convencer” a los maestros de las bondades de perder su plaza definitiva por una temporal con validez indefinida, pues la Ley General del Servicio Profesional Docente señala que la permanencia en el empleo dependerá de una “evaluación” que se llevará a cabo, como máximo, cada cuatro años, pero que, previsiblemente, será mucho más frecuente una vez que se aceite el mecanismo de “evaluación”. Muchas de estas prácticas rayan ya en el acoso laboral.

Durante los exámenes hay maestras que se han desmayado, dada la presión acumulada ejercida sobre ellas, otras han vomitado sobre los teclados de las computadoras en las que se les obliga a un examen, totalmente antipedagógico de ocho horas, alguna más tiene parálisis facial dado el estrés laboral al que han sido sometidas.

En dichas redes sociales circulan cientos, quizás miles, de fotografías que muestran sedes vacías o semi-vacías y profesores protestando frente a las sedes.

Nuestro estado no fue la excepción, el fin de semana del 21 y 22 de noviembre, varios ciudadanos acompañamos a los maestros no sólo para defender sus derechos laborales sino con plena conciencia de defender la educación pública frente a los embates neoliberales.

Mientras que el sábado 21 las cosas marcharon de manera civilizada, el domingo 21, tanto el gobierno federal como el gobierno municipal movilizaron a policías y a policías antimotines, algunos de ellos incluso con perros, para “resguardar” las siete sedes del examen. En algunos casos, como en el COBAQ 8, se llegó al exceso, no parte de los policías uniformados sino por policías vestidos de civil que llegaron a provocar a los maestros y que incluso golpearon a dos menores de edad.

Escenas como la anterior se vivieron en varias partes del país y quedaron documentadas en fotografías y en videos que circulan ya por todo el país.

Ante el evidente fracaso del examen, era previsible que los gobiernos, tanto federal como estatales, salieran a dar cuentas alegres, tratando de engañar a la opinión pública, y a los mismos maestros, de que la mayoría de ellos cedió ante el chantaje y las amenazas para que, de manera voluntaria, renuncien a sus derechos laborales adquiridos durante años.

La resistencia de los maestros seguirá y es justo que sea así pues como dice un amigo “las luchas hay que darlas, se ganen o se pierdan”. Lo peor que pueden hacer los maestros del país es no hacer nada y dejar que este gobierno de ignorantes atente contra su seguridad económica y la de sus familias.

Invitamos al lector a ver parte de mi análisis sobre la reforma que se halla ahora en YouTube en http://bit.ly/1S5HAHI hay dos partes, una que aborda la parte jurídico-laboral y otra la parte netamente educativa.

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba