Opinión

Reforma energética: Petrobras y Pemex (3ª parte)

Por: Ángel Balderas Puga

En nuestra entrega anterior documentamos una serie de políticas públicas que los gobiernos izquierdistas de Brasil han implementado con el fin de mejorar la industria petrolera brasileña y que nuestro país, sin problemas, podría emular si tuviéramos una clase política patriota y nacionalista y no como la que tenemos corrupta, ineficiente y entreguista a los intereses extranjeros.

Los gobiernos neoliberales, la televisión y “líderes de opinión” patitos como el “Instituto Mexicano para la Competitividad A.C.” pontifican sobre la compañía petrolera brasileña Petrobras como algo a emular pero haciendo referencia única y exclusivamente al salvaje proceso de privatización al que fue sometido la compañía a principios de los años 90 y que le ha significado a Brasil la pérdida de miles de millones de dólares (como el caso que comentamos en el anterior número de Tribuna de Querétaro, el yacimiento Libra y la pérdida para Brasil de 9 mil millones de dólares anuales).

Pero los neoliberales guardan un escandaloso silencio en su campaña propagandística de medidas aplicadas por el gobierno de Brasil para mejorar su industria petrolera, muchas de ellas podrían ser implementadas por nuestro país y ninguna de ellas implicaría la reforma de nuestra Constitución: desarrollo de recursos humanos y de tecnología propia, inversión en educación superior y en ciencia y tecnología (por ejemplo, Petrobras está obligada a invertir el 1% de sus ingresos en desarrollo e investigación de tecnología aplicada), pago de impuesto con base en utilidades y no con base en ingresos propios, expansión internacional y una actitud nacionalista de la Asociación de Ingenieros de Petrobras (AEPET).

Brasil y su agencia nacional del petróleo

Brasil creó una agencia que controla la explotación del petróleo. Esta agencia obligó a Petrobras a reducir la producción de petróleo con el fin de eliminar la inaceptable quema de 186 millones de pies cúbicos de gas diarios. Es verdad que en nuestro país contamos con la Comisión Nacional de Hidrocarburos pero nuestra Comisión ha hecho caso omiso a la inadmisible y absurda quema de gas en nuestro país. Tan sólo en la sonda de Campeche se estaban dejando quemar, en 2009, 700 millones de pies cúbicos de gas (Tabasco Hoy, 24/07/2009).

El no quemar gas en la atmósfera es además una cuestión que daña menos al medio ambiente.

Brasil y las mejores prácticas en la industria petrolera

A diferencia de Pemex, Petrobras utiliza las mejores prácticas en su industria petrolera, por ejemplo, aplica preferentemente el bombeo electrocentrífugo (BEC) como sistema de producción artificial para extraer petróleo cuando la energía del yacimiento es insuficiente al bajar la presión.

En cambio, los neoliberales “mexicanos” se entregan totalmente a lo que dicen las compañías extranjeras como Netherland & Sewell, la que recomendó a Pemex no aplicar tal sistema en el yacimiento de Cantarell por “incosteable”.

Petrobras, en la utilización de las mejores prácticas de la ingeniería petrolera, usa el gas producido en la explotación del petróleo de los yacimientos para mantener su presión, en reconocimiento a la mayor recuperación final de petróleo que cuando se usa nitrógeno. Por ejemplo, a partir de abril de 2011, ha reinyectado el gas producido en el campo Lula, y ha previsto la inyección alterna de agua y gas.

Son muchos los casos históricos que demuestran las altas recuperaciones obtenidas mediante la inyección de gas natural en yacimientos similares a los de Cantarell, como el del yacimiento Wizard Lake en Canadá, donde se ha extraído más del 90% del petróleo que contenía al inicio de su explotación. En el Mar del Norte se importa gas natural del campo Troll para inyectarlo al yacimiento Oseberg, y también se importa gas natural del campo Heimdal, para inyectarlo en el yacimiento Grane (Revista Exploration And Production, enero 2007).

La privatización y el despido de trabajadores

La privatización de Petrobras significó el despido de unos 30 mil trabajadores petroleros (La Jornada, 06/08/2007) y lo mismo sucederá en Pemex, de prosperar la privatización propuesta por el PRI y por el PAN. Pasaron casi 10 años sin que Petrobras contratara un solo ingeniero. Las labores del personal desplazado fueron cubiertas por empresas contratistas nacionales y extranjeras.

No es una historia nueva. Los actuales trabajadores de Pemex serían bastante ingenuos al pensar que para ellos la privatización tendrá efectos diferentes que, por ejemplo, tuvo la privatización y extranjerización de la Banca nacional hasta llegar a casos absurdos como el del banco español Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) al que, ingenuamente, muchos mexicanos consideran aún como Bancomer: este banco al llegar a México despidió a miles de trabajadores mexicanos, hoy cuenta, de manera kafkiana, con un solo trabajador contratado de manera regular y 28 mil 564 contratados en outsourcing (Milenio, 26/09/2012).

Este es el futuro ominoso para muchos trabajadores de Pemex en caso de prosperar la privatización: serán despedidos de sus empleos, se les aplicarán programas de jubilación anticipada y de retiro voluntario (los que se ya se han aplicado en el pasado) para “limpiar” el camino a las empresas extranjeras.

Pensemos en el caso de los trabajadores de las gasolineras (que no son empleados de Pemex). A muchos de ellos no se les paga un salario, viven sólo de las propinas de los clientes. En los países desarrollados en donde operan las empresas extranjeras, que quieren apoderarse del negocio de nuestro petróleo, tal tipo de trabajadores serán prescindibles pues, en casi todas las estaciones de servicio operan sistemas automáticos “self-service”. Una gasolinera de este tipo es operada por un solo trabajador o máximo por dos y hay estaciones que, en ciertas horas, operan solas: el cliente se sirve sólo la gasolina después de haber pagado con su tarjeta de crédito y todo esto para maximizar las ganancias de una gasolinera.

Petrobras y el mito de su privatización

Ya hemos recordado la entrevista que Fernando Siqueiras, vicepresidente de la Asociación de Ingenieros de Petrobras, ofreció a la periodista Carmen Aristegui el pasado 19 de marzo (http://bit.ly/16HFJT7) en donde Siqueiras afirmó que “es un mito el beneficio que trajo a Petrobras la apertura a la inversión extranjera”.

Cuando Petrobras era monopolio, el mandato principal de la empresa consagrado en la ley 9.478 señalaba: »Garantizar el suministro de crudo, gas natural y sus derivados al mercado brasileño, operando conforme a lo definido en la Constitución Federal y la Ley Federal 2.004, de forma rentable, a los menores costos para la sociedad, contribuyendo para el desarrollo de la nación».

Después, bajo la “libre competencia” la misma Ley establece: »Operar de forma rentable en los sectores de petróleo, gas y energía, en el mercado nacional e internacional, suministrando productos de calidad y servicios, respetando el medio ambiente, teniendo en cuenta los intereses de los accionistas y contribuyendo para el desarrollo de Brasil». Como puede notarse, se introdujo una gran restricción para los intereses de los brasileños: los intereses de los accionistas, que en el caso de Petrobras son los norteamericanos, que detentan el 31% de las acciones de la compañía y los bancos privados brasileños que detentan el 21% de las acciones.

Y dale con el “no se puede”

El director de Pemex, Emilio Lozoya, economista del ITAM, dizque la “más prestigiada” institución privada de educación en México (y con una maestría en Administración Pública y Desarrollo Institucional por la Universidad de Harvard), ataca de nuevo: acaba de declarar que “que no hay recursos para la construcción de la refinería Bicentenario”, anunciada en 2009, en Tula, Hidalgo. (La Jornada, 22/11/2013).

¿Pues que este señor no sabe que México cuenta con 165 mil millones de dólares en nuestras reservas internacionales? Basta tomar de ahí un 10% para construir dos refinerías y dejar de importar gasolina del exterior lo que nos permitiría ahorrar 10 mil millones de dólares cada año y reponer en poco tiempo lo tomado de las reservas.

Si no puede administrar una de las mejores petroleras del mundo ¡que renuncie!

 

anbapu05@yahoo.com.mx

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba