Opinión

Revisitar a Wagensberg

Por Ricardo Rivón Lazcano

Negar la política es una forma de hacer política, tal vez la forma más perversa de hacer política.

Hay una especie de fundamentalismo personal, egocéntrico, que dicta la infalibilidad de la propia opinión, misma que se sostiene en una ideología algunas veces seguida fielmente y muchas otras manoseada para sacar el mayor (sin el menor recato) provecho personal. Suena curioso pero el conocimiento científico inicia con una actitud científica que parte de una disposición mental. Curioso y sencillo.

 

La historia de la ciencia es una historia de cambios de opinión y de cómo los avances científicos cambian nuestra existencia y nuestra relación con el mundo.

¿Cuál es el método –pregunta Wagensberg– que debemos usar para producir el conocimiento que debe servir para regular la convivencia humana? Los seres humanos quizá vivan en el mundo mental, pero lo que es seguro es que conviven en el mundo experimental. La justicia, la libertad y la democracia, cuando son retóricas sólo tienen evidencias retóricas.

Revisitar a Wagensberg tiene por finalidad no claudicar en la búsqueda del conocimiento, sobre todo, pero no únicamente, científico:

1) Primera hipótesis del conocimiento: sea una mente y el resto del universo.

2) Segunda hipótesis del conocimiento: la mente es capaz de construir representaciones de la realidad.

3) Tercera hipótesis del conocimiento: la representación mental es capaz de atravesar el resto de la realidad para alcanzar otra (o la propia) mente.

4) Un suceso posible es un suceso compatible con las leyes de la realidad y con las reglas de la lógica. Suceso posible: una gallina azul nace de un huevo de gallina blanca. Una persona violenta puede cometer un acto heroico y solidario. Una persona inteligente puede cometer una estupidez y una injusticia.

5) Un suceso probable es un suceso posible de alta probabilidad de ocurrencia en la realidad. Suceso probable: una gallina nace de un huevo de gallina. Una persona violenta puede cometer un acto violento y herir a un semejante. Una persona estúpida puede cometer una injusticia enarbolando una retórica moralista.

6) Un suceso improbable es un suceso posible de baja probabilidad de ocurrencia en la realidad. Suceso improbable: una gallina nace de un huevo puesto por un ave de otra especie. Una persona violenta comete un acto violento y asesina a un semejante para, inmediatamente, entregarse a las autoridades exigiendo se haga justicia y se le castigue. Una persona que comete fraude y despoja de varios millones de pesos a un grupo de individuos, repentinamente reconoce el daño causado y, disculpándose públicamente devuelve el monto defraudado con todo e intereses.

7) El número de sucesos reales es infinitamente menor que el número de sucesos probables, que es infinitamente menor que el número de sucesos posibles, que es infinitamente menor que el número de sucesos imaginables.

8) Es imposible realizar todo lo que es posible.

9) Lo posible se decanta sobre lo probable y lo probable gotea sobre lo real.

10) Calcular la probabilidad de lo posible ayuda a anticipar la incertidumbre.

11) Suceso imposible: una gallina nace de un huevo puesto por ella misma.

12) Si no fuera por la ocurrencia de sucesos improbables, hoy seríamos aún todos bacterias.

Una cita pertinente por lo que se avecina.

“Finalmente, debes procurar que estas elecciones resulten un gran espectáculo popular, con la mayor brillantez, esplendor y despliegue de medios que esté a tu alcance y que, de ser posible, se hable de todo lo infamante, ilegal, deshonesto o corrupto que pueda haber en la personalidad y en las costumbres de tus oponentes. Todo el esfuerzo durante la campaña debe dirigirse a mostrar que eres la esperanza del Estado, pero evitando al máximo hablar de política, sea en el Senado o en los mítines: basándose en tu carrera política, los senadores estarán convencidos que eres el adalid de sus privilegios y de su autoridad; (…) y el pueblo, juzgando por el tono popular de tus intervenciones políticas y judiciales, debe creer que serás el mejor abogado de su causa”. (Quinto Tulio Cicerón. Breviario de campaña electoral, páginas 52-53 año 64 a.C.)

rivonrl@gmail.com

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba