Opinión

Roxana de Jesús Ávalos y los Derechos Humanos

Agustín Escobar Ledesma

PARA DESTACAR: Sorpresiva la elección de Roxana de Jesús Ávalos Vázquez a quien en Querétaro casi nadie conoce. Pronto sabremos el compromiso que en la defensa de los derechos humanos asumirá, porque en puerta tenemos el reconocimiento de inocencia y disculpa pública que ofrecerá la las mujeres ñaño acusadas de secuestrar agentes federales.

La elección a la presidencia de la Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro (DDHQ), fue una crónica anunciada, tal y como diversos medios y analistas políticos lo publicaran algunos días antes del 12 de febrero de 2017, fecha en la que Roxana de Jesús Ávalos Vázquez fuera elegida como la sucesora de Miguel Nava Alvarado, para el periodo 2017-2021.

Antes de la elección también se corrió el rumor que el asesor legal de Desaparecidos Justicia, Víctor Manuel García Herrera, sería apoyado por la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional.

Unos días antes, la terna final, definida por la Junta de Concertación Política, quedó integrada por Roxana de Jesús Ávalos Vázquez, Víctor Manuel García Herrera y Noemí Oviedo Lugo que, ya en la sesión del pleno de la LVIII Legislatura, recibieron 22 votos para la primera, 2 votos para el segundo, ninguno para la tercera y un voto nulo.

Y es que la diputada Herlinda Vázquez Munguía fue la única diputada que no estuvo de acuerdo con la integración de la terna y en tribuna razonó su posicionamiento “La fracción de Morena no está de acuerdo con la terna para elegir al nuevo titular de la Defensoría de Derechos Humanos de Querétaro, lo anterior es así ya que consideramos que de las exposiciones que los candidatos y candidatas que realizaron quedó de manifiesto que César Pérez Guzmán acreditó no sólo experiencia en materia de derechos humanos, sino amplia capacidad de diálogo y respaldo de la sociedad civil”.

Las breves y claras palabras merecieron el aplauso (el único en toda la ceremonia) de los representantes de las organizaciones sociales presentes, quienes desplegaron una lona señalando “Hoy nace un nuevo observatorio ciudadano. Derechos humanos para todxs”, sustentado por los logotipos de diversas organizaciones de la sociedad civil que una semana antes habían publicado un desplegado de apoyo a César Pérez Guzmán.

Habemus omdusman

Pronto sabremos el compromiso que en la defensa de los derechos humanos de las y los queretanos asumirá Roxana de Jesús Ávalos, porque en puerta tenemos el reconocimiento de inocencia y disculpa pública que ofrecerá la Procuraduría General de la República (PGR) el martes 21 de febrero a las mujeres ñañho Jacinta Francisco, Alberta Alcántara y Teresa González, en el Museo Nacional de Antropología e Historia de la Ciudad de México.

Pronto sabremos si la titular de la DDHQ apoyará a estas tres mujeres que fueron detenidas el 3 de agosto de 2006 en Santiago Mexquititlán durante el gobierno del panista Francisco Garrido Patrón, sentenciadas a 21 años de prisión y a pagar una multa de 90 mil pesos. Después de 3 años fueron liberadas tras ser acusadas del absurdo de haber secuestrado a seis agentes de la desaparecida Agencia Federal de Investigación (AFI), de la PGR.

Recordemos que la entonces Comisión Estatal de Derechos Humanos de Querétaro (CEDH), a cargo de Pablo Enrique Vargas, nunca movió un dedo a favor de las tres mujeres, razón por la cual el exdefensor de la misma instancia, Bernardo Romero Vázquez, como titular del Centro de Derechos Humanos “Fray Jacobo Daciano” y el Centro de Derechos Humanos “Agustín Pro Juárez”, fueron quienes asumieron el compromiso moral y jurídico del caso.

El caso de las mujeres hñahñu, Jacinta Francisco, Alberta Alcántara y Teresa González, resulta emblemático en nuestro país al constituir la primera experiencia en donde el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, ordena como reparación del daño que autoridades del Estado mexicano se disculpen públicamente y reconozcan su responsabilidad por violación a derechos humanos.

Desapariciones masivas

Otro caso, que afecta a decenas de familias de la Sierra Gorda queretana, es el de los dos autobuses desaparecidos, que este año cumplirán siete de haber desaparecido, el primer caso ocurrió el 17 de marzo, cuando desapareció un autobús en Ciudad Miguel Alemán, Tamaulipas que llevaba 36 jóvenes migrantes, en tanto que el segundo camión desapareció unos días después, en Salinas Hidalgo, San Luis Potosí, el 5 de abril de 2010 y desde entonces no se conoce el destino de los 48 migrantes que iban a bordo.

Desde aquel momento ninguna autoridad ha tomado cartas en el asunto y los titulares de la Defensoría de los Derechos Humanos, Adolfo Ortega Osorio y Miguel Nava Alvarado, nunca mostraron ningún signo de compasión sobre este aspecto que es una herida social abierta que, cada día que pasa empeora.

Sorpresiva la elección de la doctora Roxana de Jesús Ávalos Vázquez a quien en Querétaro casi nadie conoce. Los únicos datos a la mano de la nueva defensora los encontramos en Internet, en donde figura como licenciada en derecho por la Escuela Nacional de Estudios Profesionales “Acatlán” de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), doctora en derecho internacional por la División de Posgrado de la Facultad de Derecho de la UNAM y funcionaria en la administración pública federal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba