Opinión

Tereftalato de polietileno, la molécula que está en todo

La Molécula de la Semana

Por: Dora Marina Gutiérrez Avella

El tereftalato de polietileno, más conocido como PET por sus siglas en inglés(polyethylene terephtalate), es un tipo de materia prima plástica derivada del petróleo. El PET forma parte del grupo de los termoplásticos, razón por la cual es posible reciclarlo. Químicamente es un poliéster aromático que tiene un peso molecular promedio de 50.400 g/mol y puede variar dependiendo del estado de reciclado de 37.100 a 22.230 g/mol. El PET fue descubierto por los científicos Británicos Whinfield y Dickson en el año 1941, quienes lo patentaron como polímero para la fabricación de fibras.

En ese entonces Inglaterra se encontraba en guerra, así que idearon el uso de fibras sintéticas como reemplazo del algodón egipcio que no podían importar. A partir de 1946 se le empezó a utilizar industrialmente como fibra y su uso textil ha proseguido hasta el presente. En 1952 se le comenzó a emplear en forma de film para guardar alimentos. Sin embargo, la aplicación que constituyó su principal mercado fue en envases rígidos y a partir de 1976 pudo abrirse camino gracias a su particular aptitud para el embotellado de bebidas carbonatadas. Las materias primas usadas para la preparación del PET son el para-xileno y el etileno obtenidos a partir del petróleo crudo, el p-xileno es oxidado para producir el ácido tereftálico (TA) que es posteriormente esterificado a tereftalato de dimetilo (DMT). La reacción de policondensación se facilita mediante catalizadores y elevadas temperaturas (arriba de 270°C). El PET presenta buena resistencia en general a grasas y aceites presentes en alimentos, soluciones diluidas de ácidos minerales, álcalis, sales, jabones, hidrocarburos alifáticos y alcoholes. Posee poca resistencia a solventes halogenados, aromáticos y cetonas de bajo peso molecular. Tiene propiedades únicas como claridad, brillo, transparencia, barrera a gases y aromas, impacto, termoformabilidad, facilidad de impresión con tintas y resistencia a la cocción en microondas. El precio del PET ha sufrido menos fluctuaciones que el de otros polímeros, se produce PET en Sur y Norteamérica, Europa, Asia y Sudáfrica. El PET puede ser reciclado dando lugar al material conocido como RPET. Lamentablemente el RPET no puede emplearse para producir envases para la industria alimenticia debido a que las temperaturas implicadas en el proceso de reciclaje no son lo suficientemente altas como para asegurar la esterilización del producto. Por su impermeabilidad a los gases, el PET cubre casi el 100% del mercado de botellas retornables y no retornables para bebidas carbonatadas, agua purificada, aceite, conservas, cosméticos, detergentes, productos químicos y productos farmacéuticos. Un recipiente de PET puede reconocerse porque tiene una marca con el número 1 dentro del símbolo de reciclado. Debido a su alta resistencia dieléctrica, mecánica y buena estabilidad, el PET se utiliza como aislante en motores, condensadores, bobinas, transformadores, pistones así como en la fabricación de conectores eléctricos de alta densidad, bloques terminales, circuitos integrados y partes electromecánicas. En la industria textil, la fibra de poliéster sirve para confeccionar gran variedad de telas y prendas de vestir como Dacron y Fortrel. Debido a su resistencia, el PET se emplea en la fabricación de cuerdas, partes para cinturones, hilos de costura y refuerzos de llantas. Su baja elongación, alta tenacidad y resistencia química se aprovechan para fabricar refuerzos para mangueras, cerdas de escobas, cepillos y brochas para pinturas. El poliéster tiene también una aplicación médica, debido a su fuerza es utilizado en cirugías de reconstrucción de tejidos dañados. Por esas razones, y porque la química es parte de nuestras vidas, la molécula de esta semana es el tereftalato de polietileno.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba