Opinión

Twitter, poder y el 2012

Por Daniel Muñoz Vega


El 2012 se nos adelantó desde que conocimos la ríspida historia del 2006. La próxima elección federal va tomando forma, en todas las fuerzas políticas suenan aspirantes al máximo cargo al que puede aspirar un político: la Presidencia de la República. Felipe Calderón ha dejado un enorme vacío de poder, el Estado mexicano no representa una autoridad efectiva, y ante esa situación, el 2012 se hizo una obsesión para los diferentes actores que buscan llegar a la Presidencia de México.

 

La decisión que toman las fuerzas políticas para elegir a sus candidatos, tiene una alta dosis de especulación. Escuchamos continuamente nuevos nombres de personajes que pretenden llegar a ser presidentes, firman proyectos, tienen siempre ideas maravillosas, renovadoras; todas las fuerzas políticas tienen, curiosamente, el proyecto ideal para este maravilloso país, esto pasa a todos los niveles de la política.

A nivel Querétaro, vivimos esos mismos procesos obsesivos de imaginarnos quién será el próximo presidente municipal; escuchamos quienes quieren ser diputados y así, vemos la forma como muchos levantan la mano para querer ser algo. Los actores políticos de pronto se suben al ladrillo y se imaginan liderazgos y posibilidades que no tienen. Cuando se tiene una mínima posición de poder como funcionario público, de pronto a muchos les llega esa idea de ser opción, de convertirse en personajes trascendentales de la vida política del estado. Se pierde toda proporción de lo que realmente son, a lo que pueden llegar a ser en términos políticos.

 

Los políticos queretanos manifiestan, como la mayoría de la clase política del país, una constante al expresar sus opiniones; todo personaje político al ponerse ciegamente la playera de su partido y defender a capa y espada los intereses de su grupo partidista pierden el contacto con la lógica; me resulta curioso leer en twitter los comentarios de muchos panistas criticando la poca transparencia del gobierno de Calzada, muchas veces sólo se leen expresiones viscerales de quienes también pudieron ser críticos de la anterior administración panista; los priístas, teniendo un estilo más fundamentalista, defienden sin ningún sustento la excesiva retórica con la que piensan convencernos de votar por ellos, una guerra inútil por ganar espacios de poder.

 

Todos hacemos un uso irresponsable de la red social para manifestar nuestras opiniones, aunque la democracia tuitera me parece maravillosa, hay que reconocer sus grandes imperfecciones. Pienso que el impacto que tendrá el twitter en las próximas elecciones será determinante. Esta red social se manifiesta como un termómetro político capaz de generar opinión pública en minutos. Twitter puede darle voz a quien no la tiene, así sea para respetuosamente mentarle su madre a @FelipeCalderón. Bueno o malo, en twitter se tiene a millones de “líderes de opinión” capaces de encarar (de manera tuitera) a cualquier político, comunicador, artista, personaje público, etc.

 

La capacidad de debate que tiene twitter es fenomenal, por eso es que los gobiernos le tienen miedo al uso de la red social por la reacción en cadena que se puede generar en la opinión pública. En el caso de Querétaro, el gobernador Calzada deja largos periodos de tuitear; el 31 de octubre de 2010 mando un último tuit a Moisés Moreno, miembro del Partido Acción Nacional, volvió a retomar su cuenta hasta el 11 de abril de este año; su último tuit fue el 9 de septiembre. Pienso que los gobernantes pudieran tener un contacto más cercano por medio de esta tecnología, el chiste es que lo quieran hacer.

 

El alcalde Francisco Domínguez ha estado más activo en la red social, por lo menos durante el 2011. Durante el 2010 dejó de tuitear en algunos periodos del año. Sus tuits se concentran principalmente en anunciar las obras y las acciones de la administración municipal. En términos generales, Francisco Domínguez también le tiene demasiado respeto a la red social, al igual que el gobernador Calzada. En ambos no se observa una estrategia de comunicación social en redes sociales.

 

Con los próximos destapes que se darán en torno a las elecciones de 2012 para Querétaro, será importante ver la estrategia de quienes aspiran a un puesto de elección popular. Querétaro se ha caracterizado por ser un estado extremadamente tuitero. Sería absurdo pensar que algún candidato no le entre al esquema de redes sociales para tener contacto con la gente, si los que aspiran no tienen una cuenta de twitter, pues que se apuren a tenerla, quizá en campaña se conviertan en tuiterísimos aspirantes, para que a la hora de ejercer el poder cierren este vínculo de comunicación para evitar la crítica. Suele pasar.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba