Opinión

Umberto Eco, pésimo alumno

Eco pasó la noche tratando de explicar su visión sobre los límites de la interpretación y cómo ésta había confundido a los policías que lo habían detenido. El cuerpo de policías había tomado conciencia del peligro de la interpretación parcial y de cómo la sobre interpretación no contamina únicamente el mensaje, sino también al propio emisor.

Punto y seguido

(Mínimo homenaje de la red de redes)

Por: Ricardo Rivón Lazcano.

La nota periodística (2009)

Después de que la policía le encontrara practicando sexo en su coche con una prostituta menor de edad, Umberto Eco fue detenido ayer en Roma.

La reacción del célebre filósofo fue: “piensen lo que quieran: tienen un hombre de avanzada edad, una adolescente y el miembro del primero dentro de la boca de la segunda. Toda interpretación es posible dados los hechos.”

Los policías entendiendo que Umberto Eco les estaba insultando le sacaron con violencia del coche y le tumbaron en el suelo.

Eco pasó la noche tratando de explicar su visión sobre los límites de la interpretación y cómo ésta había confundido a los policías que lo habían detenido. El cuerpo de policías había tomado conciencia del peligro de la interpretación parcial y de cómo la sobre interpretación no contamina únicamente el mensaje, sino también al propio emisor. Sin embargo uno de los policías les recordó que “una mamada no es interpretable, o te la hacen o no te la hacen”.

El abogado de Eco dijo que “no es la primera vez que le acaban soltando alegando sobre interpretación policiaca. Esperemos que entiendan de nuevo lo ambiguo de la situación y lo difícil que es interpretar qué significa un pene en la boca de una señorita. A Umberto Eco la coyuntura, si se interpreta al margen de sus propias teorías, le puede salir muy cara.”

 

Los comentarios al pie

Seikilos: Bueno, ya que entró la ciencia en esto, podríamos hablar de la mamada de Schrödinger

Palimp: ¿La mamada de Schrödinger? Sabía que era una buena pieza pero no que tuviera una mamada famosa.

Sigmund: Oops … Lapsus de lectura.

Palimp: Parece que la cosa va de mamadas

Apostillas literarias: Querido amigo, en mi opinión no, de ninguna manera me parece que la postura de Eco sea “la del policía que afirma que una mamada no es interpretable, o te la hacen o no te la hacen”. Un semiólogo jamás tendría esta visión.
Creo que Eco, al hablar de sobre interpretación, nos dice que hay que respetar al texto y no sobre interpretarlo. Si leo en una novela “El gato de Enrique caminó por la azotea” no puedo interpretar “el gato de Enrique mordió a su dueño”. Es un ejemplo muy burdo, pero a esto se refiere.

Las sobre interpretaciones abundan.

Palimp: en el texto dicen que Eco se defiende diciendo: Esperemos que entiendan de nuevo lo ambiguo de la situación y lo difícil que es interpretar qué significa un pene en la boca de una señorita. Poner límites a la interpretación es como poner puertas al campo.

Vamos, que en la situación hay poco que interpretar.

Palimp: Al principio del texto dicen que dice Eco: Piensen lo que quieran: tienen un hombre de avanzada edad, una adolescente y el miembro del primero dentro de la boca de la segunda. Toda interpretación es posible dados los hechos. Vamos, que no veo a Eco diciendo que toda interpretación es posible dados los hechos.

Seikilos: Bueno, no sé si se entendió, pero pensando en esa dicotomía de “o te la hacen o no te la hacen”, yo había pensado en el gato de Schrödinger. Era sólo un chiste malo. ¿Hay una pieza de teatro sobre Schrödinger?

Palimp: Me imaginaba que ibas por ahí, pero quería confirmarlo. No hay una pieza de teatro, es Schrödinger el que era una buena pieza. Bastante mujeriego, por lo que parece.

Seikilos: Qué confusión. Un idioma en común nos separa, No conocía esa expresión, “una buena pieza”

Palimps: Sí, aquí se dice “menudo pieza estás hecho” o “una buena pieza”.

He recordado este cuento que viene al pelo:

GATOS
José Luis Zárate

Es difícil criarlos por su costumbre de estar y no estar al mismo tiempo, y se debe tener mucho cuidado con ellos con eso de que pueden estar muertos o no simultáneamente, sin embargo, los gatitos de Schrodinger son bastante apreciados entre los intelectuales, y sobre todo por los amantes de la obra de Carroll, ya que todos saben que son descendientes directos de Gato de Cheshire.

Seikilos: Es verdad lo del gato de Alicia como precursor de Schrödinger, no lo había pensado así. Acaso también de un nuevo concepto semiótico de Umberto Eco: la mamada de Cheshire, ya que, si bien el gato desaparece, la boca sigue flotando.

N del T: “Gato” es “prostituta” en estos parajes del español.

Palimp: Curioso juego de palabras encadenado nos ha ido saliendo.

Dijo Eco: No me importa ser considerado un mal maestro; a medida que voy creciendo en edad y sabiduría, cada vez soy más consciente de ser un pésimo alumno.

(Ver: El Mundo Today y El cuchitril literario)

@rivonrl

 

 

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba