Opinión

–VIII– “El tricentenario del nacimiento de fray Junípero Serra” (Ensayo a contra-corriente de la Historia única)

La otra cara de la Historia

Por: Miguel A. García y Olvera

Espero que los lectores de Tribuna de Querétaro después de la información expresada en esta columna, estén de acuerdo en el ‘sinsentido’ de la celebración del trigésimo centenario del nacimiento de fray Junípero Serra, una vez demostrada la intención nefasta de justificar las falsedades de la Historia oficial única.

Hoy, los Pueblos Originarios de toda la Abya Yala, que han conservado la riqueza y sabiduría de su Cosmo-ser, han manifestado su exigencia de ser re-conocidos con sus derechos naturales y humanos, con el grito justo de: ¡ya basta de un México y un mundo sin nosotros!

Pero en la Historia presente se multiplican los nuevos Junípero Serra, personajes míticos de hazañas novelescas, cuya personalidad, está encarnada en algunos o muchos falsos políticos de los gobiernos estatales y federal, sometidos a los nuevos imperios colonizadores manejados desde el Banco Mundial, el Fondo Monetario internacional y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Sexenalmente los políticos, como ‘misioneros’ del progreso nacional, con el ‘evangelio’ de la buena nueva de sus promesas de campaña, la mayor de las veces incumplidas y que, al igual que el ‘prócer mallorquín’, a veces, a estos falsos héroes se les ponen estatuas huecas de realidades, pero el pueblo sabio y justiciero, las echa al suelo, como en los casos del ex presidente Miguel Alemán Valdés en Ciudad Universitaria y en Veracruz, la de Vicente Fox Quezada.

Hoy día podemos comprobar que empieza a despertarse incipiente pánico en los líderes del sistema capitalista depredador, porque ya no es tan fácil aplicar los métodos inquisitoriales del susodicho Junípero Serra, ante el incremento de la toma de conciencia contra la desigualdad de una parte de la humanidad, específicamente temen a las gentes de la “clase media” que se han vuelto más exigentes, como se sabe que discuten…en los Cónclaves, de las mafias de la clase “aristocrática’ empresarial. (Hacemos la aclaración, por supuesto, de que no todos los empresarios se incluyen en dicha aristocracia).

Pero en nuestro país es evidente la ambición de la minoría que a partir de crear estructuras antiéticas. Pactos del México de ellos y ‘reformas truculentas’, pretenden regular las relaciones laborales, educativas, religiosas, económico-financieras, sin consultar a la Nación, con el fin de seguir conservando su status de privilegio, impunidad y despilfarro de los dineros del Pueblo.

En nuestro siglo XXI, el Movimiento de ‘Descolonización’ del Sur viene fuerte, como todos los movimientos que consigna la Historia de la evolución del género humano, porque del fenómeno ‘evolución’ se genera naturalmente el fenómeno de toda Re-evolución

EL primero de enero de 1994 con el levantamiento zapatista se unificó la movilización de todos los Pueblos-Nación Nativos, desde los Algonquino de Alaska hasta la Mampuche de Chile y Argentina.

La herencia de opresión y despojo que provocó la Invasión guerrera del Occidente y del Norte, lograda con pólvora y religión, ahora tiene que revertirse, cuando en el mundo se comprenda la importancia de la rebeldía de la dignidad, proclamada desde Chiapas y Bolivia para difundir los valores ancestrales verdaderamente humanísticos del comunitarismo, la corresponsabilidad, la solidaridad, el respeto y la defensa de la Nänä-Jaí, Madre Tierra, que siempre han distinguido a los habitantes Primigenios, que no primitivos, del Continente Abya Yala (América).

Los mexicanos, los guatemaltecos, salvadoreños, y demás pobladores que vivimos en esta parte del planeta nombrada con el inadecuado calificativo como ‘latino-América’ o ‘ibero-América’, ‘hispano-América’, porque una gran mayoría de sus habitantes tenemos raíces originarias, de intensa conexión cultural, lingüística, tradicional, mestizaje, que nos une existencialmente con lo Azteca, lo Tolteca, lo Olmeca, lo Chichimeca, Otopame, Maya, Inca, Guaraní, y podemos llamarnos como ellos: ‘Hombres de Maíz, (aunque consumamos pan transgénico Bimbo).

Para la «historia» (¿cuento?) occidental, Cristóbal Colón descubrió América en 1492. Pero esta afirmación no puede ser universal, por lo pronto, el sustantivo ‘América’ no existía; y más absurdo resulta, el que reconozcamos a España como la “Madre Patria”. Sería más propio llamarle ‘madrastra’ de los países falsamente hispanos.

Es decepcionante, pues, que el ‘Sistema’ apoyado en una academia servil a sus intereses, exalte a Junípero Serra como un eminente humanista, evangelizador y civilizador; y se le preparen y realicen homenajes que lo colocan maquiavélicamente en pedestales sociales y hasta en altares católicos, a pesar de que existe investigación confirmada en la “otra cara de la Historia’, que lo exhibe como uno de los más destacados y reconocidos invasores y exterminadores de la humanidad.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba