Suplemento Divulgación

Las nuevas tecnologías en la educación superior

Con la aparición de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación se ha modificado sustancialmente la forma de relacionarse entre las personas; en particular el futuro de la educación se asienta en estos avances tecnológicos; a través la educación a distancia, de las redes de colaboración, de la digitalización de los materiales de estudios, de los soportes tecnológicos que dan pertinencia y calidad a una enseñanza universitaria que no abandona su carácter humanista, es como se empieza a transformar el proceso de enseñanza tradicional.

 

Ante esta inevitable tendencia que está marcando la orientación de la educación superior en el país, es preciso que las universidades generen una plataforma digital adecuada a las necesidades de los nuevos estudiantes que ya manejan un lenguaje desprendido del contacto directo con las nuevas tecnologías.

Un análisis y reseña de 2010 sobre los estudios en línea, publicados por el Departamento de Educación estadounidense, concluyeron que el aprendizaje en línea era igual de bueno, o incluso más efectivo, que la instrucción tradicional cara a cara.

Debido a que la mayor parte de la educación en línea es simplemente instrucción en un salón de clases pero transmitida a través de internet, no es sorprendente que los resultados sean prácticamente los mismos. La mayoría de las universidades, incluyendo las de instrucción en línea, no encuentran todavía la manera de usar la tecnología para realmente transformar la educación.

La mayoría de los cursos en línea todavía se enseñan en un “salón de clases” virtual por un profesor o instructor, tienen un horario definido para cubrir el currículum y son llevadas a cabo en un número determinado de semanas. En vez de debatir sobre si la educación en un salón de clases es mejor que la educación en línea, se deben buscar las maneras de usar la tecnología para mejorar la educación en general.

Sin embargo toda la educación, sea recibida cara a cara o en línea, debe ser juzgada sobre la misma base: los resultados educacionales. Todas las instituciones, en línea o tradicionales, deben hacer un mejor trabajo para medir y mejorar la calidad.

El Rector de la Western Governors University, Robert W. Mendenhall, dice que  “la verdadera cuestión sobre la calidad de la educación en línea es la cuestión sobre la calidad de la educación superior”; en este sentido se debe puntualizar que las nuevas tecnologías en la educación no sirven de nada si no hay una base firme para construir una enseñanza de calidad.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba